Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El TLP pone en marcha en Albacete un “máster” de rescate de tripulaciones aéreas en zona de combate

La organización del programa de entrenamiento de tripulaciones de aeronaves de combate, el denominado TLP (Tactical Leadership Programme), tiene en marcha un curso específico centrado en la compleja capacidad de rescate de tripulaciones abatidas en zona de combate o CSAR (Combat Search and Rescue).

Impartido por la organización del TLP en su sede de Albacete y designado oficialmente como RMCFC (Rescue Mission Commander Flying Course), tiene como objetivo servir al programa de CSAR aprobado por la OTAN para entrenar y actualizar a su cuadro de instructores especializados en liderar estas complejas misiones. Destinado a profesionales ya altamente cualificados, sus titulados son los pilotos llamados “Salty” en la Alianza, que equivalen a los tradicionalmente designados en Estados Unidos como “Sandy”, que regresan a sus naciones con la instrucción y la certificación de expertos NATO CSAR.

Estamos ante un tipo de operaciones que requieren un altísimo grado de coordinación y especialización, al alcance de muy pocas fuerzas aéreas.  Es un respaldo fundamental para tripulaciones que participan en campañas aéreas saber que, en caso de ser derribados, cuentan con un eficaz servicio CSAR. La captura de pilotos tiene, además, un altísimo valor propagandístico para el enemigo, con su inmediata difusión en las redes sociales.

Este curso, minuciosamente preparado por el pequeño staff de profesionales de varias fuerzas aéreas asignados al TLP, se hubo de posponer la pasada primavera debido al COVID-19 y se ha puesto en marcha a finales de junio.

Aunque tiene una importante participación extranjera, los principales medios los aporta el Ejército del Aire, así, el 803 Escuadrón del Ala 48 ha desplazado a Albacete, sede del TLP,  sus helicópteros AS332B Súper Puma. Los medios de ala rotatoria son el elemento esencial de acción en las misiones de CSAR, que se encuadran en el contexto de la más amplia de PR (Personnel Recovery), ya que son los encargados directos del rescate de las tripulaciones abatidas.

En esta fase, a bordo de los helicópteros van los comandos destinados al rescate, responsabilidad asumida por el personal del EZAPAC (Escuadrón de Zapadores Paracaidistas) en el caso del ejercicio organizado en el TLP. Aunque la complejidad de este tipo de operaciones exige de todo un COMAO (Composite Air Operations), y en ello pone el foco el presente curso del TLP, en el que están participando Estados Unidos, Francia y España.

A los helicópteros españoles se han sumado los potentes Airbus Helicopters  EC725 Caracal y personal del Commando Parachutiste de l'Air no 30 (CPA 30) del Armée de l´Air francés, medios que ya los pudimos ver en el anterior curso de vuelo 2020-1.

La cobertura aérea de las misiones CSAR por parte de los cazabombarderos, tanto para suprimir la oposición aérea como terrestre a la operación, una de las claves del operativo, corresponde a un cuarteto de  pilotos y sus Eurofighter, tanto del Ala 14 como del Ala 11, que conforman el bando principal o “Blue” y que tras superar el curso obtendrán dicha cualificación RMCFC. Destaca en este campo la presencia de pilotos de los aviones de ataque Fairchild Republic A-10 Thunderbolt II de la  Fuerza Aérea de los Estados Unidos o USAF (United States Air Force), probablemente el mejor avión del mundo para apoyar operaciones CSAR.

El curso cuenta además con aviones de alerta aérea temprana o AEW&C (Airborne Early Warning and Control), aportados por Francia, que ha destinado a la misión uno de los turbohélices Northrop Grumman E-2 Hawkeye de la Marine Nationale como a un Boeing E-3F Sentry del Armée de l´Air. Además, en esta misión también participa el Grupo Central de Mando y Control (GRUCEMAC), que desde su centro “Pegaso” sito en la base aérea de Torrejón (Madrid).

Participan asimismo los Marines de los Estados Unidos del SP-MAGTF-CR-AF (Special Purpose Marine Air-Ground Task Force-Crisis Response-Africa), que tiene sede en Morón. Éstos se integrarán con sus fuerzas terrestres de combate especializadas en acciones de rescate y las aeronaves Bell/Boeing MV-22B Osprey del Marine Medium Tiltrotor Squadron 774 (VMM-774) y uno de sus aviones de transporte táctico/reabastecimiento aéreo Lockheed Martin KC-130J Súper Hércules.

Como en todos los cursos del TLP se ha constituido una fuerza de oposición o “Red”, formada tanto por aeronaves, asumida por los MV-22B a “tiempo parcial” con el inequívoco código radio “MiG”, como por medios antiaéreos tanto del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) del Ejército del Aire, del Tercio de Armada (TEAR) de Infantería de Marina, y de los Regimientos del ET (Ejército de Tierra) que forman parte del MAAA (Mando de Artillería Antiaérea). (Julio Maíz)

Fotografía :Comandos franceses de CPA 30 junto a uno de los EC-725 “Caracal” del Armée de l´Air.  (foto Julio Maíz/defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.