Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El U.S. Army cambia el nombre a sus carros Abrams

El Ejército de Tierra estadounidense ha decido reorganizar las denominaciones que emplea para las diferentes versiones del carro de combate Abrams. De esta manera se hace eco de petición del Comité de Servicios Armados del Congreso en el que le solicitaba que clarificara las denominaciones para eliminar la confusión al respecto, política que se aplicará a otros sistemas de armas.

De esta manera, los carros de combate M1A2 Abrams de la versión System Enhancement Package (SEP) versión SEPv3 pasarán a denominarse M1A2C y la nueva versión aún en desarrollo M1A2 SEPv4 será conocida como M1A2D.

La versión del Abrams denominada hasta ahora M1A2 SEPv3 es una modernización en curso que comenzó a aplicarse el año pasado y que se centra en la instalación de una unidad de potencia auxiliar (APU) de mayor potencia, mejoras en el motor y la transmisión, además de un sistema de monitorización del estado del vehículo, una torre de empleo remoto de perfil bajo y una nueva unidad de potencia auxiliar (APU). Las entregas de esta versión comenzaron en octubre del año pasado como parte de un contrato de 92,2 millones de dólares concedido a General Dynamics en diciembre de 2015 para modificar 20 carros. El Ejército de Tierra estadounidense ha previsto 1.500 millones de dólares en su presupuesto para aplicar estas mejoras a 135 carros durante 2019, estando previsto que se actualicen hasta 299 carros hasta 2023.

Por su parte, la versión hasta ahora denominada M1A2 SEPv4 es una modernización más ambiciosa anunciada el año pasado que permitirá a estos carros estar en servicio más allá de 2030. Comenzará en 2021 y se centrará en la instalación de sistemas de visión, sensores, medios de adquisición de objetivos y conectividad en red de última generación. General Dynamics se adjudicó un contrato en agosto del año pasado por valor de 310,6 millones de dólares para desarrollar y evaluar siete prototipos de esta versión. Los trabajos de modernización comenzarán previsiblemente en 2023 y se extenderán dos años.

El carro de combate recibirá un nuevo telémetro láser, cámaras en color, equipos de red a bordo renovados, un nuevo anillo de la torre, sensores meteorológicos avanzados, un receptor de alerta láser, un sistema de protección activa y una nueva munición multipropósito de 120 mm.. Se instalará un sistema FLIR (Fordward Looking Infra Red) de tercera generación con mayor resolución que permitirá detectar e identificar con mayor precisión amenazas a grandes distancias incluso en condiciones adversas como durante lluvia, niebla o con arena.

Los sensores meteorológicos se integrarán automáticamente en el sistema de combate de tal manera que el calculador balístico tendrá en cuenta los datos relativos a la temperatura, humedad y velocidad y dirección del viento para aumentar la precisión del armamento principal. El jefe del carro dispondrá de una nueva pantalla de presentación de datos y conductor y tirador emplearán nuevos paneles de control Muchas de estas modificaciones requerirán el reemplazo de los equipos informáticos de a bordo denominados Line Replaceable Units o LRU, por otros de mayor capacidad, dado el tamaño limitado dentro del carro.

En lo que respecta a la protección activa, el primer sistema que se integrará será el Trophy de la israelí Rafael. La instalación tendrá lugar en el marco del programa Modular Active Protection Systems (MAPS), según confirmó el gerente de desarrollo de negocio de la división Land Systems de General Dynamics, Mike Peck. También se evaluarán otros sistemas de protección activa como el Iron Curtain de Artis Corporation, el Iron Fist de Israel Military Industries (I.M.I.) y el ADS de Rheinmetall.

La munición Advanced Multi-Purpose (AMP) de 120 mm. desarrollada por Orbital ATK, cuyas características avanzamos hace tiempo, permitirá simplificar la gestión de la munición del carro al disponer de un proyectil cuyas características permitirán sustituir a otras cuatro municiones especializadas. Esto es posible mediante la configuración de la espoleta y el modo de detonación, acción que se realiza mediante una comunicación inalámbrica con el proyectil.

En primer lugar sustituirá a la M830 High Explosive Anti-Tank (HEAT) y la M830A1 Multi-Purpose Anti-Tank (MPAT). Esta última tiene dos modos de funcionamiento según se configure su espoleta para detonar sobre objetivos en tierra o en el aire, pudiendo ser empleada teóricamente contra helicópteros. También se reemplazará la M1028 del tipo Canister, diseñada para abatir infantería a pie, por ejemplo ante la amenaza de equipos cazacarros dotados con misiles portátiles. Por último la AMP jubilará la M908 Obstacle Reduction, es decir una munición diseñada para eliminar grandes obstáculos situados en la ruta del carro por el enemigo para bloquear su avance. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Carros de combate modernizados Abrams SEP v3, ahora M1A2C durante un ejercicio (US Army)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.