Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Revelados más secretos del B-21 Raider, el próximo bombardero furtivo de la USAF

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF, United States Air Force) está difundiendo en las últimas semanas algunas informaciones detalladas de su próximo bombardero furtivo, el B-21 Raider. Se ha hecho mención en distintos ámbitos de que habría uno o dos de los prototipos iniciales en una fase muy avanzada de pruebas -se realizarían desde las instalaciones californianas de Palmdale- que podrían incluir incluso ensayos en vuelo, un proceso que podría hacerse público para intentar frenar a la llegada del Xian H-20 chino que podría ser su máximo oponente a la hora del dominio furtivo de los cielos.

Es su fabricante, Northrop Grumman quien ha difundido algunos detalles interesantes del bombardero B-21. Uno de ellos se refiere a los cambios introducidos en su concreción y diseño para, manteniendo unos altísimos niveles de baja observabilidad (LO, Low Observable) que harían especialmente difícil su detección mediante sensores radar y térmicos clásicos, ser la plataforma fácil de mantener que la USAF requiere. Su antecesor, el B-2 Spirit del mismo fabricante, ha requerido mucho esfuerzo técnico y económico a la hora de preservar su integridad stealth.

Por lo que ahora se ha señalado, y lo ha hecho una autoridad tan relevante como lo es Steve Sullivan que es el vicepresidente de la División de Ataque de Northrop Grumman, se ha aprovechado la evolución técnica acontecida en las últimas cuatro décadas -cuando se comenzó a trabajar en el Spirit- para incidir en tratamientos superficiales y recubrimientos que ahora no requieren de una intervención constante de personal especializado ni de espacios protegidos para aplicar los procedimientos básicos. En el B-21, manteniendo los altísimos estándares de furtividad requeridos por el usuario, se van a usar técnicas de ingeniería digital aplicadas tanto al diseño como a las prestaciones aeronáuticas.

Uno de los elementos más relevantes que ahora se conocen es que se ha eliminado la necesidad de tratamientos típicos entre misiones, por lo que el Raider será capaz de volar cada día. En el rediseño de los tratamientos exteriores aplicados al fuselaje buscando que la imagen radar que produce sea bajísima se cuenta con la ventaja de que el material usado es muy resistente y hasta resilente respecto a pequeños daños que pueda sufrir en el devenir de sus vuelos, sabiendo con precisión cuáles de esos defectos en realidad suponen una perdida de prestaciones que pueda ser significativa. Se han previsto, medido y valorado cada una de las posibles afectaciones a su parte exterior para tener información precisa sobre cómo y cuándo hay que actuar; será de apoyo el sistema virtual HIVE (Highly Immersive Virtual Environment) aplicado a iniciativas de transformación digital.

Esas valoraciones son positivas para el área de mantenimiento, pues se reducen notablemente las intervenciones y los costes, ampliándose el tiempo entre las actuaciones que tengan que implementarse y, a la vez, requiriéndose infraestructuras más económicas. Fruto de esa exigencia menor sería el nuevo modelo de hangar de protección, abierto en sus costados y poco complejo en su estructura, que se está evaluando en la Base Aérea de Ellsworth. Es sumamente simple.

Se aplicará también en el B-21, del cual ya se ha señalado que no tendrá versiones mejoradas -los característicos block-, un sistema de misión abierto (OMS, Open Mission System) con un software adaptable a las necesidades que en el campo de batalla futuro puedan ir surgiendo y que permitirá introducir nuevas capacidades y sistemas de armas de forma más rápida.

La USAF plantea comenzar en los próximos años la recepción de los primeros de un total de cien bombarderos B-21 que irán destinados a las bases de Ellsworth, Dyess o Whiteman, aunque algunas fuentes ya hablan de incorporar hasta doscientos. (Octavio Díez Cámara)

 

Fotos:

 -Uno o dos B-21 Raider estarían volando ya desde Palmdale dentro del proceso de validación de prototipos antes de su definitiva entrada en producción. (Northrop Grumman)

 -Obsérvese el hangar que acogerá a los B-21 en su día a día y despliegues, poco complejo pues las necesidades de mantenimiento se prevén serán pocas. (Northrop Grumman)

 -La digitalización se está aplicando al diseño y concreción del futuro bombardero furtivo Raider que dotará a mediados de esta década a la USAF. (Northrop Grumman)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.