Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La primera misión de la Fuerza Espacial de los Estados Unidos

Con la atención mundial centrada en la pandemia del coronavirus ha pasado casi inadvertido un lanzamiento espacial llevado a cabo desde los Estados Unidos. Uno más si no fuera porque constituye la primera misión de la nueva Fuerza Espacial de los Estados Unidos (U.S. Space Force o USSF). Y es que el pasado 26 de marzo partía desde Cabo Cañaveral un cohete Atlas V de United Launch Alliance (ULA) cargado con el sexto y último satélite del tipo Advanced Extremely High Frecueny (AEHF) de la red de comunicaciones militares estadounidenses.

Un cohete Atlas V en la configuración denominada 501 partía con el satélite de comunicaciones de alta frecuencia construido por Lockheed Martin y Northrop Grumman, completando una red de comunicaciones que comenzó en 1994 con el lanzamiento del primer satélite del programa de satélites protegidos, dado que están diseñados para resistir perturbaciones y cualquier eventualidad para asegurar las comunicaciones de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y también de Reino Unido, Canadá, Australia y Holanda.

A pesar de la discreción de este hito se han podido conocer algunas valoraciones, por ejemplo el general Jay Raymond, jefe de operaciones espaciales de la USSF agradecía al consorcio ULA la contribución a este “histórico primer lanzamiento espacial bajo designio de la Fuerza Espacial de los Estados Unidos”. Al mismo tiempo, el CEO de ULA, Tory Bruno felicitaba a la USSF “por el despegue de su primera misión”.

Para la Fuerza Espacial de los Estados Unidos era el primer lanzamiento, sin embargo para el consorcio United Launch Alliance, formado por Lockheed Martin Space Systems y Boeing Defense, Space & Security es la misión número 138 y la número 83 que se hace empleando cohetes Atlas V.

La red de satélites protegidos a la que se suma el AEHF-6 está diseñada para proporcionar cobertura para misiones estratégicas y tácticas del Pentágono que van desde comunicaciones con bombarderos estratégicos y submarinos, valoración de ataques, difusión de mensajes de acción de emergencia, alertas de defensa contra misiles o apoyo a las comunicaciones de unidades de fuerza especiales o unidades de defensa aérea por ejemplo.

Y el X-37B en mayo

Se da la circunstancia de que en mayo está previsto otro lanzamiento espacial, el segundo bajo responsabilidad de la Fuerza Espacial y de nuevo recurriendo a ULA. También se empleará un cohete Atlas V en configuración 501, que en este caso se empleará para poner en órbita la nave espacial reutilizable X-37B de la Fuerza Aérea estadounidense. Este lanzamiento denominado ya como USSF-7, constituirá la sexta misión del Vehículo Orbital de Pruebas (Orbital Test Vehicle u OTV-6) X-37B que a fínales del pasado mes de octubre volvía a la Tierra después de haber estado más de dos años en órbita. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Lanzamiento del satélite AEHF-6 (USSF)

(Lanzamiento)

(Perfil de la misión)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.