Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La OTAN retira parte de sus AWACS en el desierto de Arizona

Una  imagen aérea nos muestra a uno de los AWACS (Airborne Warning and Control System)  de la Alianza Atlántica, parcialmente desmantelado, en el desierto de Arizona (Estados Unidos), donde llegó en vuelo a finales del pasado año. Estamos ante el segundo de los tres Boeing E-3A Sentry que está dando de baja la Alianza Atlántica. Los Sentry son una adaptación del Boeing 707 como plataforma AWACS, muy identificables  por la gigantesca antena de radar que llevan montado encima del fuselaje, lo que popularmente se designa “seta”.

La retirada de estas unidades de la fuerza de alerta temprana y control de la OTANNAEW & C (NATO Airborne Early Warning and Control), que tiene base en Geilenkirchen  (Alemania), les proporcionará un importante remanente de repuestos, incluidos los controles de vuelo, que permitirán sostener el resto de las flota hasta 2035. Como se ve no sólo el Ejército del Aire español utiliza piezas de aeronaves dadas de baja, lo que se designa como “canibalización”.

La Flota de la OTAN estaba compuesta por 17 aviones, de los que se decidió dar de baja 3, y modernizar los 14 restantes, trabajos que está llevando a cabo progresivamente la empresa Boeing desde 2013. Tras dar de baja un primer aparato en junio de 2015, el matriculado LX-N 90449,  a finales del 2017 continuó la reducción de la flota AWACS con el segundo  E-3A, el de número de cola LX-N 90455, que volaba el pasado 12 de diciembre de 2017 hacia su zona de retiro situada cerca de Tucson, en pleno desierto de Arizona. Cerca de esta ciudad del sur de Estados Unidos tiene sede en la Base Aérea de Davis-Monthan el Grupo 309 AMARG (Aerospace Maintenance and Regeneration Group), que gestiona el mantenimiento, y en algunos casos la  vuelta al servicio activo, a los aviones dados de bajas de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, y otras naciones de la OTAN,

Para finales de 2018 está previsto dar de baja el tercer avión, que será el que tiene  número de cola LX-N 90458, con lo que la flota quedaría con un total de 14 aviones disponibles para llevar a cabo las múltiples misiones y operaciones asignadas al NAEW & C .

Antes de su entrega, el capitán Gernoth Bock, oficial de proyecto responsable de la retirada del avión LX-N 90455, reveló que tras la última misión, que tuvo lugar el 1 de septiembre de 2017, el 29 de septiembre el E-3A fue entregado al Ala Logística o LW (Logistics Wing), que entre el 6 de noviembre y el miércoles 6 de diciembre de 2017, trabajó en la retirada de equipos de acuerdo con la TCTO (Time Compliance Technical Order). Así el avión fue desprovistos de buena parte de su  la aviónica, varias las piezas de soporte del radar, partes de la computadoras, antenas, algunas sillas y consolas.

Seguidamente tras trasladar en vuelo el aparato, el citado 12 de diciembre,  ya en Tuckson, 17 especialistas de la LW, coordinaron un plan de retirada de piezas y equipos,  trabajos que realizara el personal del AMARG, que durarán hasta finales de 2018. En total se calcula que el montante económico del material recuperado del segundo AWACS es de unos 60 millones de euros. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: AWAC almacenado al aire libre en la Base Aérea de Davis-Monthan. Foto: Ejército del Aire.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.