Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La OTAN recibe más detectores de minas de Shiebel

Bajo el contrato que mantiene desde 2017 con la agencia de soporte y compras NSPA (NATO Support and Procurement Agency) de la OTAN, la firma austriaca Schiebel suministrará otras 900 unidades del conjunto de detección de minas AN-19/2, uno de los más ampliamente difundidos equipos de este tipo en el mundo para usos militares y humanitarios.

Hasta ahora ha entregado 1.700 y en el pasado mes de octubre se amplió con otro pedido adicional de 900, que son los que han comenzado a entregarse. Est á concebido para un desminado rápido y preciso en todo tipo de climas y terrenos y lo utilizan la mayoría de los países de la OTAN, US Army incluido (que lo denomina AN/PSS-12). Debido a su diseño modular, proporciona una máxima flexibilidad al usuario, así como un fácil mantenimiento.

Fundada en 1951, Schiebel, basada en Viena, está focalizado al desarrollo ensayos y producción de avanzados equipos de detección de minas y el sistema aéreo no tripulado, o UAS (Unmanned Air System) Camcopter S-100). Tiene instalaciones productivas en Wiener Neustadt (Austria) y Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), así como oficinas en Washington DC (Estados Unidos) y Shoalhaven (Australia). La NSPA, creada en 1958, brinda, en una única organización, capacidades de compra, logística, médicas y de infraestructuras, incluyendo funciones de compras. Más de 60.000 empresas están registradas en este ente, de las cuales 10..00 hacen activamente negocios con los usuarios de la Agencia. En la última década han pasado por sus manos negocios por valor de 4.000 millones de euros anuales. Tiene su sede en Luxemburgo y centros principal operacionales en Francia, Hungría e Italia, dando empleo a 1.500 personas y supervisando a más de 2.500 contratistas de la OTAB en todo el mundo.

Fotografía: Detector de minas de Schiebel.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.