Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Noruega sigue comprando misiles Javelin a pesar de su preocupación por la amenaza blindada rusa

La Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad estadounidense (DSCA) ha anunciado en fechas recientes la aprobación por parte del Departamento de Estado de una venta de misiles anticarro FGM-148 Javelin para Noruega.

Esta venta, realizada mediante la fórmula gubernamental Foreing Military Sales (FMS) contempla la venta de misiles anticarro de la joint venture formada por Raytheon y Lockheed Martin al Ministerio de Noruega por valor de 36 millones de dólares. Incluye 120 misiles Javelin y otros dos misiles del tipo Fly to Buy (misiles seleccionados de los lotes de producción para realizar demostraciones con fuego real) además de 24 puestos de tiro (Command Launch Units o CLU) del tipo Block 1. También se incluye el habitual paquete de repuestos, documentación y formación.

Según la publicación de la DSCA, estos misiles “mejorarán la seguridad de un aliado de la OTAN”, que los empleará para potenciar e incrementar su inventario actual de misiles anticarro. Esta venta permitirá a Noruega emplear sus fuerzas armadas más eficientemente en el campo terrestre apoyando su contribución al flanco norte de la OTAN.

Noruega ya tiene en servicio este misil anticarro desde que en 2006 comenzó a recibir los primeros 100 lanzadores y 526 misiles. Sin embargo resulta llamativa la adquisición puesto que los planes del Ministerio de Defensa noruego contemplan la sustitución del Javelin por un misil más capaz.

Así se anunció en 2017 en el documento “Future acquisitions for the Norwegian Defence Sector 2017-2025” en el que se asignaban entre 300 y 350 millones de coronas noruegas (entre 24 y 42 millones de dólares al cambio) para el reemplazo del misil Javelin para “mantener la capacidad para luchar contra vehículos pesadamente blindados. Hay una necesidad de misiles anticarro que puedan penetrar sistemas de protección activa (Active Protection Systems o APS)”.

Tras la presentación del carro de combate de nueva generación T-14 “Armata” y sus versiones de transporte de infantería por parte del Ejército ruso, se planteó la necesidad de adoptar modernos misiles capaces de neutralizar el sistema de protección activa Afghanit con el que cuenta esta familia de blindados. Fue Noruega el primer país de la OTAN en anunciar una adquisición de este tipo si bien, la ralentización en la llegada al servicio del Armata y sus derivados podría justificar la compra todavía de misiles Javelin de cuarta generación a la espera de un sistema más moderno capaz de neutralizar su sistema de protección activa. (José Mª Navarro García)

Fotorafia: El misil anticarro Javelin, en este caso en manos del Ejército de Tierra estadounidense (US Army)

Armata T-14 (Ministerio de Defensa de Rusia)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.