Jueves, 18 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Lanzacohetes múltiples de precisión para Estonia

El Departamento de Estado norteamericano  ha autorizado la posible venta a Estonia de 6 sistemas de artillería de cohetes de alta movilidad o High Mobility Artillery Rocket System (HIMARS)  modelo M142 a Estonia.

Así se recoge en un comunicado de la Agencia de Cooperación en Seguridad y Defensa o Defense Security Cooperation Agency (DSCA), fechada el pasado 15 de julio en Washington.

Como otras autorizaciones de la DSCA, podría ser vetada por el Congreso de los Estados Unidos, aunque lo normal es que no ocurra, y más en el ambiente de apoyo a los aliados de la OTAN frente a la expansionista Rusia. Tampoco el anuncio significa que se materialice la compra, si bien las declaraciones del ministro de Defensa de Estonia, Kalle Laanet, a los medios de su país, sobre que la adquisición "pone nervioso a nuestro vecino (Rusia)", parece más que confirmar la venta.

Un sistema HIMARS norteamericano. (US Army)

El encargo que será asignado a la empresa fabricante del sistema, Lockheed Martin,  que los construirá en su planta de Grand Prairie (Texas), tendrá un coste de 500 millones de dólares (prácticamente la misma cantidad de euros) para las arcas estonias, a los 6 sistemas de artillería M142 se suman sistemas asociados y un completo lote de municiones. Entre los proyectiles se encuentran hasta 36 sistemas integrados de lanzadores de cohetes M30A2, con las que se pueden lanzar diferentes tipos de munición y cohetes de práctica.  

La autorización también incluye la venta de 18 lanzadores de  misiles superficie-superficie o Army Tactical Missile System (ATACMS) M57; que tienen un alcance máximo de 300 kilómetros.

España dio de baja sus lanzacohetes múltiples “Teruel”. (Julio Maíz)

La eficacia del sistemas de artillería de cohetes de alta movilidad la está comprobando actualmente el Ejército de Ucrania, que recibió varios de estos sistemas donados por Estados Unidos a los que en las últimas semanas se ha atribuido la destrucción, mediante planificados ataque de precisión, de una docena de almacenes de munición y otros blancos estratégicos rusos.

Mientras, el Ejército de Tierra español, que perdió dicha capacidad con la baja de sus  lanzacohetes múltiples Teruel en el año 2011, hasta la fecha no ha podido recuperarla, dado que el Ministerio de Defensa español sigue sin poner en marcha su sustitución. Así, tras parecer descartarse la opción del HIMARS, que es el medio con el que se están dotando otros países de la OTAN,  se pretende una solución “nacional” basada en el sistema de la empresa brasileña Avibras, Astros, que lideraría el consorcio de empresas españolas  SMS (formada por Escribano M&E, GMV y SENER Aeroespacial). (Julio Maíz Sanz)

Fotografia portada: Sistema HIMARS del Ejército de Estados Unidos, disparando. (US Army)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.