¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 19 de julio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El helicóptero CH-53K obtiene la capacidad operativa inicial con los marines

La Infantería de Marina estadounidense ha informado del hito que supone alcanzar la capacidad operativa inicial (IOC por sus siglas en inglés) de su nuevo helicóptero de transporte Sikorsky CH-53K.

El pasado 22 de abril la Infantería de Marina estadounidense publicaba un comunicado anunciando que su nuevo helicóptero de transporte pesado, el Sikorsky (grupo Lockheed Martin) CH-53K King Stallion ha conseguido la capacidad operativa inicial (Initial Operational Cabability o IOC), lo que supone una gran mejorar de la capacidad de transporte y movilidad de los marines. Este hito sin embargo estaba previsto inicialmente para finales de 2019 o comienzos de 2020 pero problemas en los motores retrasaron el objetivo.

Antes de alcanzar este hito, los helicópteros CH-53K completaron 3.000 horas de vuelo libres de fallos en diferentes entornos operacionales como parte de su periodo de pruebas a cargo del Escuadrón Aéreo de Pruebas y Evaluaciones (Air Test and Evaluation Squadron) HX, el Escuadrón Operacional de Pruebas y Evaluaciones de los Marines (Marine Operational Test and Evaluation Squadron) VMX 1.

El comunicado oficial incluye detalles como que el King Stallion ofrece un 57 por ciento más de potencia que su predecesor, el CH-53E y que tiene un 63 por ciento menos de partes respecto a este. Los planes de la Infantería de Marina contemplan el despliegue de la primera Unidad Expedicionaria de Marines (Marine Expeditionary Unit o MEU) en 2024.

El CH-53K

Aunque a primera vista guarda gran parecido con la familia H-53, el CH-53K es un helicóptero totalmente nuevo que puede transportar a la eslinga 27.000 libras (12,2 toneladas) a 110 millas náuticas, en comparación a las 19.000 del modelo actual. El CH-53K puede transportar internamente también el triple de carga, gracias en parte a su fuselaje más ancho. De hecho desde la oficina de programa se considera que con las capacidades del nuevo helicóptero, cada CH-53K podría reemplazar a más de un helicóptero CH-53, lo que a su vez reduciría las necesidades logísticas o de personal para mantener las mismas capacidades.

Mantiene la misma configuración de tres motores del CH-53E Super Stallion pero mejora prestaciones en entornos hot and high. Dispone de una moderna cabina con pantallas digitales, controles de vuelo digitales fly-by-wire, palas de los rotores de nuevo diseño, nuevos motores o un sistema de movimiento de pallets de carga compatible con el empleado por la Fuerza Aérea estadounidense. Otra de las características destacables de esta aeronave es la incorporación de un sistema de mantenimiento predictivo con el que se pretende optimizar el mantenimiento.

El helicóptero está completamente sensorizado y tras las misiones, se graban en un dispositivo de almacenamiento los parámetros de esta y el desgaste previsto, con lo que luego se pueden ajustar las tareas a realizar y optimizar no solo el personal sino los costes totales de mantenimiento. Los marines quieren un helicóptero de nueva generación con el que incrementar su capacidad para transportar equipo y personal sobre todo entre los buques y la costa (ship to shore). El requerimiento de los marines es el de poder transportar 27.000 libras a 110 millas náuticas.

La cuestión del coste

Si por algo se ha hecho famoso este helicóptero, más que por sus impresionantes prestaciones es por la polémica surgida en torno a su coste, que le ha puesto en primera línea de los medios, casi al mismo nivel que su “primo” el F-35 (Sikosrky pertenece desde 2015 al grupo Lockheed Martin, fabricante del F-35).

El coste unitario de cada helicóptero es de 87,1 millones de dólares pero si a este coste unitario añadimos el coste del desarrollo, de los repuestos, las variaciones en el diseño que se han aplicado durante este y se hace una media con el coste previsto para los 200 helicópteros que adquirirá la Marina, el coste ascendería a 138,5 millones de dólares.

El coste de adquisición de los 200 helicópteros se ha incrementado desde los 19.200 millones a los 20.400. Esto supone que el coste total del programa se habría situado en los 27.700 millones de dólares, superando las previsiones de 26.100 millones. Lockheed Martin, propietaria de Sikorsky, cree que puede vender aproximadamente 300 de estos helicópteros no solo a clientes del actual CH-53, sino a nuevos compradores interesados en sus capacidades de transporte. Israel anunció en enero la compra de 12 de estos aparatos por 2.000 millones de dólares. Alemania estudia su adquisición actualmente como reemplazo de los CH-53G. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Uno de los nuevos CH-53K de los marines (Infantería de Marina estadounidense)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.