Miércoles, 10 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Israel cierra la compra de 12 helicópteros Sikorsky CH-53K y 2 aviones de reabastecimiento en vuelo Boeing KC-46

Israel y Estados Unidos han firmado la compra venta de una docena de helicópteros de transporte pesado Sikorsky CH-53K y dos aviones de reabastecimiento aéreo Boeing KC-46 adicionales.

La Delegación de Adquisiciones del Departamento de Defensa de los Estados Unidos suscribió el 30 de diciembre las cartas de aceptación o LOA (Letter of Agreement) con el Gobierno de Jerusalén de los dos pedidos. Con este nuevo material de última generación, la rama responsable del Aire y del Espacio de las Fuerzas  de Defensa de Israel o IDF (Israel Defence Force) sustituirá sus veteranos helicópteros de asalto y transporte pesados Yas'ur 2000 (versión israelí del CH-53G) y a los aviones de transporte cisterna Ra’am (Boeing 707 transformados localmente).

La compra de los CH-53K, actualmente el más moderno pero también más caro helicóptero del mundo, supondrá un desembolso para las arcas de Israel de unos 2.000 millones de dólares (1.759 millones de euros).  El Cuerpo de los Marines o USMC (United States Marine Corps) de la US Navy (Marina de los Estados Unidos) es hasta la fecha el único usuario de esta aeronave de ala rotatoria. El encargo se formalizará con el fabricante, Sikorsky, desde 2015 una filial de Lockheed Martin, que entregará las primeras unidades a lo largo de 2026.

Respecto a los aviones de reabastecimiento o tanker, se firmó otro acuerdo detallado en su correspondiente LOA con la Fuerza Aérea de los Estados Unidos o USAF (United States Air Force), usuario del KC-46.  Este encargo se cifra en 1.100 millones (967 millones de euros) por los dos aparatos, que se sumarán a otros dos ya encargados en febrero de 2021.

El Departamento de Estado de Estados Unidos aprobó la posible venta de un total de hasta ocho de estos tanker de Boeing en marzo de 2020. Pero en la buena sintonía entre Washington y Jerusalén hay fisuras, recientemente la  Administración Biden denegó la posibilidad de que Boeing acelerase la entrega de los dos primeros KC-46 a la IDF, en lo que se ve como un intento de controlar Estados Unidos la capacidad israelí de lanzar de forma autónoma un ataque contra Irán.

Actualmente la IDF confía la capacidad de reabastecimiento en vuelo de largo alcance  a sus más que veteranos Ra’am, antiguos aviones civiles adaptados para usos militares por IAI (Israel Aircraft Industries). Entre las modificaciones destaca la percha o boom para repostar a otros aviones, como los F-15, F-16 y F-35 que emplea la IDF, pero hablamos de una flota muy antigua, con un número de unidades decrecientes, por lo que para Israel la compra de los KC-46 es una necesidad estratégica de primer orden. (Julio Maíz Sanz)

Fotografia: Imagen digital de cómo podrían estar mimetizados los CH-53K de la IDF. (foto Sikorsky)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.