Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los Guardacostas estadounidenses emplean el C-27J tras los huracanes

Los Guardacostas estadounidenses han valorado muy positivamente el empleo de los aviones de transporte medio C-27J Spartans durante las tareas de asistencia con motivo del paso de los huracanes Harvey e Irma a su paso por Estados Unidos y el Caribe.

La Oficina de Proyectos de Activos del HC-27J (Asset Project Office o APO) de los Guardacostas, con sede el Elizabeth, Carolina del Norte desplegó dos de estos aviones de transporte en respuesta al huracán Harvey entre el 28 de agosto y el 4 de septiembre, período durante el que volaron 50 horas, completaron 31 salidas y transportaron 210 personas y más de 34 toneladas de carga.

La Estación Aérea de Sacramento en California también desplegó un C-27J empleado para desplegar vehículos todo terreno, barcas de rescate, equipos de tratamiento de contaminación y equipo médico a Mobile, Alabama.

La APO desplegó a la Estación Aérea de Boringuen en Puerto Rico otro de estos aviones entre el 8 y el 13 de septiembre. Se empleó para transportar oficiales de enlace de los Guardacostas, equipos de valoración de desastres, equipos de búsqueda y rescate urbano, ingenieros de la Infantería de Marina y equipo de asistencia. Un total de 42 personas y más de trece toneladas fueron transportados y se empleó en misiones de reconocimiento sobre las Bahamas y para transportar repuestos para buques que habían sido puestos a salvo en Guantánamo, Cuba.

Los Guardacostas han valorado positivamente el empleo de este avión en la medida que han sido empleados para transportar de forma rápida cargas pequeñas y personal, evitando el uso a media carga de los más grandes C-130 Hercules. Entre las operaciones relacionadas con los dos huracanes, los C-27J volaron 90 horas.

La APO tiene estacionados siete d eestos aviones y otros seis están en la Sacramento mientras que el decimocuarto avió se espera que llegue a finales de este mes después de que se terminen las tareas de puesta al día de estos aviones.

Los Spartans de los Guardacostas

Recordemos que a finales de 2013 se supo que el servicio de Guardacostas estadounidense (USCG) serían el destino de 14 de estos aviones de transporte procedentes de la Fuerza Aérea Estadounidense, concretamente del cancelado programa JCA (conjunto con el Ejército de Tierra). La operación supondría que a cambio debería transferir siete de sus C-130H Hércules a la Fuerza Aérea.

El Servicio de Guardacostas estaba adquiriendo por entonces los aviones CN-235 configurados para vigilancia marítima y rescate, denominados HC-144 Ocean Sentry de los que se iban a adquirir hasta 36 aparatos y de los que se entregaron finalmente 14. Con esta operación los Guardacostas paliarían su falta de fondos para la adquisición de nuevos aviones y habrían ahorrado pretendidamente entre 500 y 800 millones de dólares.

La cancelación del programa Joint Cargo Aircraft (JCA) en el que competían Airbus Military y Alenia Aermacchi (ahora Leonardo) por suministrar un avión de transporte ligero para la Fuerza Aérea y el Ejército de Tierra estadounidenses fue el escenario en el que quedaron de manifiesto una vez más las tensiones entre los dos cuerpos. La primera siempre se ha opuesto a que el Army tenga aeronaves de ala fija y se la ha acusado de “torpedear” el programa desde dentro hasta conseguir la cancelación del programa, incluso cuando ya se había elegido y adquirido el avión. Los 21 aviones adquiridos fueron repartidos entre los Guardacostas o el Mando de Operaciones Especiales USSOCOM) donde sustituiría precisamente al C-212 de CASA (ahora Airbus Defence and Space). (José Mª Navarro García)

Fotografía: Uno de los C-27J Spartan de los Guardacostas estadounidenses (USCG)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.