Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea de Portugal desplegará uno de sus aviones de transporte C295 en Mali

Un C295 junto con un contingente de 70 militares de la Fuerza Aérea de Portugal reforzará la presencia militar lusa en favor de la misión de la ONU, que opera en ese país del Sahel. La medida la anunciaba el ministro de Defensa, João Gomes Cravinho, el pasado 17 de enero, especificando que el despliegue temporal tendrá lugar entre los meses de mayo y octubre de este año.

Explicó asimismo que la aeronave biturbina Airbus Defence & Space (DS) C295 tiene altas capacidades de captación de información, gracias a sus múltiples sensores, que permiten desarrollar una visión integrada y completa en un espacio inmenso, como es el poroso Sahel.  Así se dedicará a misiones de tipo ISR (Intelligence, Surveillance and Reconnaissance), en vez de las habituales de transportes táctico que son las que realizarán los C295 del Ejército del Aire español en el mismo escenario en favor de la operación de combate Barkhane, que encabeza por Francia contra el terrorismo islámico que asola el Sahel.

El que ahora es un refuerzo temporal del pequeño contingente portugués en Malí podría traducirse en un aumento en 2021, según señaló el ministro a la Agência Lusa. Las declaraciones se realizaron en el curso de la visita que realizó João Gomes Cravinho a París, donde se reunió con su colega francesa, Florence Parly, en el marco de la serie de contactos que está realizando el Gobierno de Francia para conseguir una mayor implicación militar de los países europeos en el conflicto del Sahel.

Portugal tiene actualmente 19 militares en Malí, 17 de los cuales están asignados a la misión de Entrenamiento de la UE o EUTM (European Union Training Mission)) Mali y los otros dos en la misión integrada de las Naciones Unidas para estabilizar dicho país, o MINUSMA (Mission multidimensionnelle intégrée des Nations unies pour la stabilisation au Mali).

"Es absolutamente esencial estar presente en el Sahel. No podemos permitir que continúe el deterioro de la situación de seguridad en el Sahel porque el resultado tendrá impacto en Europa. [...] Sería irresponsable darle la espalda", afirmó el ministro. En Malí y los países vecinos del Sahel la situación de seguridad se ha deteriorado de una forma muy grave. Según la ONU, más de 4.000 personas fueron asesinadas en ataques terroristas yihadistas en 2019 en Burkina Faso, Malí y Níger. Además, el número de personas desplazadas se ha multiplicado por 10, llegando actualmente a un millón.        

Fotografía: Uno de los C295 de la FAP. (foto: defensa.com).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.