Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Francia empezará a emplear sus Reaper armados en el Sahel a finales de este año

Los primeros RPAS MQ-9 Reaper armados serán utilizados para combatir a los terroristas islámicos a finales de este año, para lo que se entrena actualmente la Fuerza Aérea de Francia o Armée de l´Air en su base aérea de Cognac (suroeste de Francia). El personal del denominado escadron de drones “Belfort” 1/33 está en plena actividad para lograr la capacidad de ataque con sus RPAS (Remotely Piloted Aircraft Systems) a finales de 2019. La actividad se desarrolla en un discreto recinto de doble seguridad en el corazón de la referida base militar BA 709 de Cognac-Châteaubernard, que además acoge al entrenamiento de vuelo de los futuros pilotos del Armée de l´Air  con los veteranos Daher Socata TB-30 Epsilon y sus nuevos Pilatus PC-21.

Estos días de marzo se ha realizado una maniobra de actuación con sus drones General Atomics Aeronautical Systems (GA-ASI) MQ-9 “armados”. La maniobra se dirigió desde una de las estaciones de control montada en contenedor, flanqueados por antenas satelitales, donde trabajan dos oficiales de inteligencia, que activan al drones para un posible ataque. Durante el entrenamiento se movilizaron aviones virtuales de combate Rafale durante varias horas, además de un helicóptero y reservistas que acudieron a la aldea de Saint-Georges-des-Coteaux (Charente-Maritime), que simularon ser un grupo de yihadistas que operaban en una remota zona poblada del Sahel.

Con estos ejercicios los operadores de los MQ-9 del “Belfort” 1/33 están ampliando su rol, hasta la fecha centrado sólo en las misiones ISTAR (Intelligence, Surveillance, Target Acquisition and Reconnaissance), con la capacidad de ataque. A finales de 2019 su primer Reaper equipado con bombas guiadas por láser o GBU (Guided Bomb Unit) empezará a atacar a los grupos yihadistas en el Sahel desde la Base Aérea de Niamey (Níger). Posteriormente se les equipará con otros sistemas made in USA, como bombas guiadas por GPS, y a fines de 2020 estarán operativos con misiles antitanques Hellfire. Luego, los aviadores entrenarán en Francia con sus aviones en los rangos nacionales.

En paralelo, el número de estos RPAS de tipo MALE (Medium Altitude Long Endurance) en dotación del “Belfort” 1/33, que actualmente son cinco aumentarán a doce en 2025. Posteriormente aumentaría hasta veinticuatro en 2030, si los planes del Ministerio de los Ejércitos francés se cumplen. Se prevé cualificar a 120 mecánicos y cuarenta tripulaciones, cada uno con cuatro especialistas militares.

El tema del armamento de aviones no tripulados es delicado, enturbiado por las campañas ilegales de ataques estadounidenses llevados a cabo contra Al-Qaida bajo la responsabilidad de la CIA. Francia solo utilizará su equipo en un marco militar, con sus procedimientos legales, asegura el personal, que debe reclutar de manera rápida y correcta. Además, esta primavera se activará en el seno del escadron de drones “Belfort” 1/33 la escuadra de vigilancia, reconocimiento y ataque o “escadre de surveillance, de reconnaissance et d’attaque”. (Julio Maíz Sanz).

Fotografía: Los MQ-9 son un eficaz medio de ataque. (foto: USAF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.