Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Un F35 británico se estrella en el Mediterráneo, el piloto sobrevive tras eyectarse

Un avión de combate Lockheed Martin F-35B Lightning II de la Real Fuerza Aérea británica se ha estrellado ayer, 17 de noviembre, mientras operaba desde el portaaviones HMS “Queen Elizabeth”, el piloto, tras eyectarse sobre el Mediterráneo, fue rescatado por un helicóptero de la Real Marina, también basado  en el navío.

El aparato accidentado, de 5ª generación y capacidades stealth o furtivas,  pertenece al  617 Squadron “Dambusters” de la Royal Air Force (RAF) británica. En total esta unidad aérea británica lleva operando desde el pasado mes de mayo con 8 de sus F-35B desde el referido portaaviones, navío insignia de la Real Marina o Royal Navy británica, que encabeza a una poderosa formación aeronaval, denominada Carrier Strike Group  (CSG) 21, cuya misión le llevó hasta el mar de China.

A bordo del buque está también operando un escuadrón o norteamericano perteneciente al USMC (United States Marine Corps),  con una decena de aviones de combate del mismo modelo. Se da el caso, que antes de esta pérdida total de la aeronave británica, otra de los  F-35B, en concreto de su unidad de vuelo, el denominada Fighter Attack Squadron (VMFA) 211, sufrió un incidente de vuelo, que la obligó a realizar un aterrizaje de emergencia en Ibiza, como informó defensa.com

Tras el accidente, el piloto ha sido trasladado sano y salvo al HMS “Queen Elizabeth” (R08), muy probablemente en uno de los helicópteros de la Royal Navy, también pertenecientes al ala aérea basada en el portaaviones. Además, las autoridades han comenzado una investigación, por lo que rechazan ofrecer más declaraciones, según ha informado el Ministerio de Defensa  de Reinos Unido a través de Twitter.

Aparte de la pérdida del caza , valorado unitariamente en cerca de 100 millones de libras (119 millones de euros), tanto británicos como norteamericanos estarán ya intentando localizar el F-35 accidente, en una carrera contra reloj, antes de que los rusos, que cuentan con múltiples unidades navales en el Mediterráneo, lo hagan.

La caída en manos de Moscú de los restos, podría desvelar  tecnologías de los materiales con los que se fabrica, su aviónica, y sensores, como es el caso de su potente radar AN/APG-81, que cuenta con la avanzada capacidad de barrido electrónico activa o Active Electronically Scanned array (AESA). Esta situación se asemeja a la producida en abril de 2019 a la raíz del accidente sobre el mar de un F-35A de la Fuerzas Aéreas de Autodefensa de Japón, que generó una activa búsqueda, ante el riesgo de localización por parte de rusos o chinos, que finalizó con la recuperación parcial de los restos por parte de los japoneses, con el apoyo de Estados Unidos. PONER ENLACE www.defensa.com/africa-asia-pacifico/japon-pierde-un-f35 (Julio Maíz Sanz)

Foto: Dos F-35B de la RAF en fase de recuperación a bordo del  HMS  “Queen Elizabeth”.  (foto Royal Navy)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.