Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Estados Unidos reinventa el sistema de defensa Iron Dome

A finales del mes pasado la compañía estadounidense Dynetics con sede en Huntsville, Alabama, se adjudicó un contrato del Ejército de Tierra estadounidense para el suministro de 16 lanzadores prototipo y 60 misiles para el programa Capacidad de Protección contra Fuegos Indirectos (Indirect Fires Protection Capability o IFPC). Se trata de un medio móvil de protección contra misiles de crucero y aeronaves no tripuladas por el que se ha firmado un contrato valorado en 237 millones de dólares que incluye cláusulas para fabricar hasta 400 lanzadores. Dynetics prevé entregar los cuatro primeros lanzadores en 2022 y los doce restantes en 2023.

El denominado Enduring Shield (Escudo Duradero) por Dynetics trabajará integrado con el Sistema Integrado de Defensa Aérea (Integrated Air and Missile Defese Battle Command System o IBCS) proporcionando cobertura en los 360 grados y empleando un misil ya en servicio como es el AIM-9X Sidewinder de Raytheon. Este se usará desde lanzadores múltiples en una configuración en contenedor, siendo la primera aplicación en este formato del misil habitualmente empleado en tareas aire-aire de corto alcance. El sistema de guiado infrarrojo del AIM-9X fue considerado el más adecuado para interceptar objetivos incluso a alta velocidad como los misiles de crucero como se demostró en las pruebas que tuvieron lugar en mayo de este año.

Un “Iron Dome estadounidense”

El Iron Dome ha sido desarrollado y fabricado por Rafael Advanced Defense Systems Ltd., mientras que el radar multimodo ha sido desarrollado por Elta, división de Israel Aerospace Industries (IAI) y el centro de mando y control (BMC) lo fue por mPrest.

Recordemos que escasamente hace un mes el U.S. Army estrenaba su nueva batería del sistema Iron Dome fabricado por la israelí Rafael. Y es que en agosto de 2019 Estados Unidos e Israel firmaron un acuerdo para el suministro de dos baterías del sistema Iron Dome (Irom Dome Defense Systems o IDDS-A). La primera fue entregada en 2020 y la segunda el pasado mes de enero. Antes incluso de la llegada del Iron Dome a Estados Unidos, su fabricante había llegado a un acuerdo precisamente con Raytheon para fabricarlo en Estados Unidos a través de una joint-venture llamada Raytheon RAFAEL Area Protection System.

Sin embargo esta adquisición tiene un carácter interino, destinada a dotar de defensa antiaérea contra misiles de crucero subsónicos, aeronaves no tripuladas, cohetes, proyectiles de artillería y mortero, las bases avanzadas o instalaciones fijas del Ejército estadounidense en zona de operaciones. El programa definitivo era el denominado Indirect Fire Protection Capability (IFPC) Increment 2 (Inc2) bajo el cual se habría seleccionado el Enduring Shield de Dynetics.

El origen del programa

Sin embargo hay que retroceder hasta 2016 para buscar los orígenes de este nuevo programa. Fue entonces cuando el Ejército de Tierra estadounidense comenzó a evaluar un nuevo sistema de defensa aérea denominado Indirect Fire Protection Capability Increment 2 – Intercept (IFPC Inc 2-I) o Capacidad de Protección por Fuego Indirecto. La misión del IFPC er proteger a las tropas de tierra desplegadas en la zona de operaciones contra cualquier amenaza que venga por el aire, desde aviones, helicópteros, vehículos aéreos no tripulados, misiles de crucero o proyectiles de artillería, cohetes o granadas de mortero. Como vemos se trataba de un enfoque más amplio que el actual IFPC pero sentaba las bases de este.

El elemento más llamativo del sistema es el lanzador de misiles, denominado Lanzador Multi-Misión o MML, cuya característica principal es su diseño modular que permite emplear diferentes tipos de misiles o efectors. El MML está montado en un camión ligero blindado similar a los empleados para los lanzadores de cohetes HIMARS y dependiendo del arma elegida dispone de 15 a 20 celdas para misiles de empleo inmediato que pueden ser orientados a cualquier dirección y con una elevación de hasta 90 grados.

Fue desarrollado por el Mando de Investigación, Desarrollo e Ingeniería de U.S. Army (ARMDEC) que empleó 119 millones de dólares en construir los prototipos evaluados con los que se pretendía entonces reemplazar a partir de 2020 los sistemas Avenger basados en el misil Stinger. Para adquirir sus objetivos se emplea el radar Improved Sentinel (AN/MPQ-64F1), un radar desarrollado por Thales Raytheon Systems.

Diferentes misiles

En el MML se evaluaron diferentes misiles según los objetivos a batir incluyendo el AI3 (Accelerated Improved Interceptor Initiative) de Raytheon, un misil de bajo coste que emplea el fuselaje de un Sidewinder pero al que se le ha instalado un sistema de guiado por radiofrecuencia activo desarrollado por el AMRDEC para poder eliminar la necesidad de un sistema de iluminación radar desde tierra. Es uno de los misiles planteados para destruir cohetes, proyectiles de mortero y de artillería (C-RAM por Counter-Rocket, Artillery and Mortar). Aunque más caro que un sistema de guiado semiactivo, el AMRDEC asegura que la mayor precisión lo hace más adecuado.

Para esta misma tarea evaluó el MHTK o Miniature Hit-to-Kill, emplea un buscador radar semiactivo, desarrollado por Lockheed Martin para el programa Extended Area Protection and Survivability (EAPS). El MHTK de Lockheed Martin es un misil de guiado radar activo y de muy pequeño tamaño. Con una longitud de 67,5 cm., y un peso de 2,26 kg., un solo MML dispondría de 60 misiles repartidos en 15 contenedores cuádruples. Tiene un coste aproximado de 16.000 dólares por unidad y ha sido probado desde 2012.

Otro misil lanzado fue el Hellfire en versión Longbow, que guiado por el radar del mismo nombre del helicóptero AH-64, ha demostrado su capacidad para destruir vehículos aéreos no tripulados. Aunque el sistema ha sido diseñado como un elemento de protección antiaérea a nadie escapa que la elección del misil multipropósito Hellfire en su versión Longbow (AGM-114l) diseñado originalmente para el helicóptero de ataque Apache podría convertir el MML en un sistema de ataque a tierra de precisión. Cuando emplea el misil Hellfire, el MML dispone de 15 contenedores para misiles que tienen un alcance de 8 km. y que podrían emplearse a demanda según su uso fuera solicitado desde el frente como un medio de fuego indirecto de alta precisión y efectos contenidos, como complemento a los cohetes HIMARS (High Mobility Artillery Rocket System) Igualmente una configuración como esta podría ser válida como elemento de defensa costera de medio alcance desde emplazamientos en tierra.

También se lanzó el Tamir, el elemento de intercepción del sistema israelí Iron Dome. Desarrollado por Rafael y Raytheon, fue ligeramente modificado para poder ser evaluado como elemento interceptor del IFPC.

Sin embargo el Army se decidió por otro de los misiles probados, concretamente el citado AIM-9X sin modificar. Es un misil aire-aire de corto alcance, sin embargo en estas pruebas fue empleado desde tierra para destruir UAVs usando su sistema de guiado infrarrojo pasivo que también sería apto para interceptar misiles de crucero. Además se trata de la primera vez que el Sidewinder se lanzaba desde el interior de un contenedor. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El lanzador desarrollado por Dynetics (Dynetics)

El misil AIM-9X-Sidewinder que usa el Enduring Shield (Raytheon)

El Iron Dome original (Rafael)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.