Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército estadounidense busca un nuevo UAV de despegue vertical. Y no es un helicóptero

El Ejército de Tierra estadounidense tiene en marcha varios programas de desarrollo de sus capacidades de despliegue vertical, en el marco del Future Vertical LIft (FVL), siendo el más conocido el programa de desarrollo del helicóptero de ataque y reconocimiento (Future Attack Reconnaissance Aircraft o FARA).

Menos conocido es que el Army quiere renovar las capacidades de sus aeronaves no tripuladas con un medio que también se despliegue verticalmente, aumentando la movilidad y reduciendo la dependencia de las pistas de aterrizaje o zonas preparadas y que contribuya al carácter expedicionario de las unidades. Se trata del programa Future Tactil Unmanned Aircraft System (FTUAS) con el que se busca en última instancia reemplazar al veterano avión no tripulado RQ-7 Shadow.

El sustituto deberá no solo mejorar las prestaciones del Shadow sino que deberá hacerlo sin requerir pistas ya que despegará y aterrizará verticalmente, como los cohetes Falcon 9 de Space X, pero a escala obviamente. Además deberá ser transportable con pocos recursos, incluso mediante helicópteros como el CH-47 Chinook o en un vehículo terrestre ligero. Por ello ha puesto en marcha un proceso de evaluación de cuatro prototipos que serán sometidos a pruebas durante este año por cinco brigadas del Army según se anunció a finales del año pasado tras una fase de selección previa.

El V-BAT

El más llamativo de los candidatos que sin embargo está arrojando las mejores prestaciones es el llamado V-BAT de la compañía tejana Martin UAVs. Se trata de una aeronave con el fuselaje alargado típico de este tipo de UAVs, pero que en lugar de emplear las alas para despegar horizontalmente, aloja en su extremo posterior un motor entubado o ducted, despegando y aterrizando verticalmente sobre unas patas ubicadas tras este.

Una vez que despega realiza una transición a modo de vuelo horizontal y se comporta como un UAV “convencional”, con un alcance de más de 100 km. y una carga útil de casi 4 kg. La carga útil está diseñada para ser intercambiable, pudiendo portar sensores electroópticos, sistema de identificación automática del tipo AIS navales o terrestre o equipos de guerra electrónica.

Tiene una longitud de 2,4 metros, una envergadura alar de 2,7 metros, un peso de 40 kg. y está propulsado por un motor bicilíndrico de 182 centímetros cúbicos, asociado a un sistema de generación eléctrica de 500 vatios. El fabricante considera que el rotor entubado lo convierte en la aeronave más segura de su categoría no suponiendo un problema para el personal próximo durante las tareas de despliegue y recuperación.

Desde mayo el 2º Equipo de combate de brigada de infantería (Infantry Brigade Combat Team) de la 101 División Aerotransportada está evaluando el V-BAT. Su simplicidad hace que solo requiera de dos personas para su operación, capacidad que, como su funcionamiento silencioso, ya conocen en el Pentágono ya que ha sido evaluado anteriormente por la Marina, la Infantería de Marina, y el Mando de Operaciones Especiales (USSOCOM). (José Mª Navarro García)

Fotografía: Primeras pruebas en la 101 División Aerotransportada con el V-BAT (US Army)

El V-BAT antes de su transición a vuelo horizontal (US Army)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.