Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Las cifras de la venta del blindado Lynx a Hungría

El pasado mes de agosto anunciamos la adquisición por parte del Ejército de Tierra húngaro del vehículo de combate de infantería Lynx del fabricante alemán Rheinmetall. Entonces no trascendió mayor información salvo una cifra en torno a los 2.000 millones de euros y el compromiso de establecer una joint-venture en Hungría para la fabricación de los vehículos.

Ahora el fabricante alemán ha confirmado los datos del contrato con el Ministerio de Defensa húngaro que ahora sabemos contempla la adquisición de 218 vehículos de combate de infantería Lynx de la variante pesada KF41, dotados de torre tripuladas Lance de 30 mm., también de Rheinmetall, además de nueve vehículos de recuperación Buffalo, por “más de 2.000 millones de euros”.

El fabricante alemán celebra que el Lynx haya sido seleccionado por un país miembro tanto de la Unión Europea como de la OTAN, preparándose además la creación de una joint-venture para la fabricación del blindado en Hungría. Esta joint-venture estará participada principalmente por Rheinmetall, comprometiéndose el Gobierno húngaro a construir unas instalaciones fabriles que posteriormente se dedicarán al sostenimiento de la flota y que conformarán un importante núcleo industrial en el país.

En un primer momento, Rheinmetall fabricará en Alemania los primeros 46 Lynx y los 9 vehículos de recuperación Buffalo que serán entregados al cliente a comienzos de 2023. La segunda fase de producción contempla la fabricación en Hungría a cargo de la joint-venture de los otros 172 vehículos.

Un vehículo de combate de infantería bien protegido y modular

El Lynx, que fue presentado en la edición de 2016 de la feria Eurosatory, compite actualmente por dotar a la República Checa y a Australia. De hecho, como analizamos con motivo de su presentación, el Lynx surge principalmente con el programa australiano Land 400 Fase 3 en mente. El blindado es resultado de combinar una barcaza evolucionada del transporte blindado Marder y la torre Lance, ambas de Rheinmetall.

Rheinmetall plantea que existe en el mercado la necesidad de vehículos de cadenas protegidos de la categoría de entre 30 y 40 toneladas de peso y por encima de este peso. De ahí que el Lynx ha sido concebido como una familia de vehículos, de los que se han presentado ya dos versiones, la denominada KF31 (por Kettenfahrzeug o vehículo de cadenas) y la KF41 elegida por Hungría. El KF31 fue el que se pudo ver en Eurosatory, tiene un peso de 38 toneladas (42 toneladas peso máximo cargado), una longitud de 7,2 metros y puede alojar seis soldados además de los tres tripulantes

Sin embargo se ha concebido la versión KF41 que se caracteriza principalmente por haber sido adaptada para transportar una unidad de ocho soldados. De ahí que tenga su longitud se alargue hasta los 7,7 metros y su peso hasta las 44 toneladas (máximo 49 toneladas ya cargado). Además difieren por la motorización y la velocidad ya que el KF31 emplea un motor de 750 h.p mientras que la KF41 apuesta por uno de 1.050 h.p. lo que se traduce en velocidades de 65 y 70 Km/h respectivamente

El Lynx se basa en un concepto modular que contempla el desarrollo de versiones como son las de vehículo de combate de infantería, transporte blindado de personal (hasta 9 soldados), vehículo de mando, ambulancia y de recuperación. Además según el fabricante, el reemplazo de un módulo de misión por otro puede realizarse en horas, compartiendo una filosofía que inició el también alemán 8x8 Boxer.

Esta apuesta por dos versiones de peso distintos a partir de un diseño común nos recuerda a los desarrollos recientes de la familia ASCOD de General Dynamics European Land Systems. Se han desarrollado dos versiones distintas según el peso máximo y capacidad de crecimiento que van desde las 35 toneladas del ASCOD que ha servido de base para el Pizarro y el Ulan hasta las 42 de la plataforma que ha servido por ejemplo para desarrollar el vehículo británico Ajax. (José Mª Navarro García)

Fotografía: La versión IFV del Lynx como la elegida por Hungría (Rheinmetall)

Un vehículo de recuperación Buffalo polaco (Rheinmetall)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.