Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los cazatorpederos de nueva generación de la Marina Italiana

Dentro de las inversiones previstas por el Ministerio de Defensa de Italia para los próximos años se incluyen varios programas especialmente novedosos. El esfuerzo para potenciar su Marina Militare es ya una realidad,  dentro de esa voluntad se prevé incorporar, probablemente a finales de esta década o a principios de la próxima, dos modernos buques de superficie que el país define como Cazatorpederos de Nueva Generación.

Las siglas con los que identifican a esos navíos -DDX- y el hecho que se haya previsto que tengan un desplazamiento de unas 10.000 toneladas hacen que podamos situarlos en el entorno de lo que en otros países se conoce como destructores. Esa realidad queda afianzada por el hecho de que se prevé que estén focalizados en la protección de área de los grupos navales contra amenazas antisuperficie y antisubmarinas, incluyendo también la capacidad de lucha contra objetivos aéreos convencionales y balísticos.

Esa multicapacidad ofensiva/defensiva vendrá determinada en estos DDX por la incorporación de sistemas de armas de última generación integrados en un casco de líneas especialmente furtivas en el que destaca un mástil con distintos sensores integrados y con pantallas planas correspondientes al radar principal. Sobre este, señalar que se ha programado invertir entre 2021 y 2030 nada menos que 200 millones de euros para diseñar el que se conoce como FSAF-PAAMS (Principal Anti Air Missile System) que empleará misiles B1-NT de nueva tecnología que están en desarrollo.

Tomando como dato ese sensor, que además de la Marina será usado por el Ejército, podemos apuntar que los nuevos destructores incluirán una serie de misiles antiaéreos punteros y hasta los del tipo de crucero para ataque ofensivo a objetivos de alto valor. Se pretende reemplazar con ellos a los del tipo Durant de la Penne de 5.400 toneladas que entraron en servicio en los primeros años de la década de los noventa del siglo pasado. Italia tiene dentro de sus tradiciones navales bien introducido el tener activos algunos navíos de gran potencia ofensiva, buques que liderarán sus formaciones navales de superficie.

Para el desarrollo de las primeras fases de evaluación de riesgos sobre el concepto DDX que se desarrollará, y que también incluyen la valoración de distintos conceptos de sistemas de armas, está previsto invertir en el periodo 2021-2022 una cifra de 4,5 millones de euros. Los resultados de esas valoraciones preliminares impulsarán una segunda fase de diseño y concreción, para avanzar hacia lo que sería la tercera de obtención final del navío buscado. Se estima en que cada uno de los futuros cazatorpederos podría tener un coste de alrededor de 1.000 millones de euros, cifra a la que podrían añadirse otras partidas dedicadas a obtener algunos de los equipos, sistemas y armas con los que se dotará.

La Marina Militare consolida así sus planes de futuro en cuanto al liderazgo de sus capacidades reales para poder mantener un grueso de buques de superficie consistente y con capacidades reales para intervenir ante distintos tipos de amenazas. Octavio Díez Cámara

Fotografia: Se van a invertir 4,5 millones de euros en los años 2021 y 2022 para la fase de estudio de riesgos sobre los futuros cazatorpederos de la Marina Militare. (MD Italia)

Así son las líneas genéricas, con un mástil integrado de notables dimensiones y una furtividad manifiesta, de los futuros DDX que Italia incorporará a finales de década o principios de la próxima. (MD Italia)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.