Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Canadá formaliza la elección de la Type 26 como su nuevo escolta

Aunque ya adelantamos en octubre del año pasado la elección del consorcio de empresas formado por Lockheed Martin y BAE Systems para el programa Canadian Surface Combatant (CSC), no ha sido hasta ahora que se ha formalizado dicha adquisición. Navantia ve como otro miembro de la Commonwealth tras Australia, elige un diseño basado en la fragata Type 26 de BAE Systems.

El contrato ha sido asignado finalmente a un consorcio de empresas denominado Canada’s Combat Ship Team liderado por Lockheed Martin Canada, cuya propuesta se basa en el denominado Type 26 Global Combat Ship. En cualquier caso, la construcción de los 15 buques del programa estaba asignada previamente al astillero canadiense Irving Shilbuilding que actuará como contratista principal y desarrollará los trabajos en sus instalaciones de Halifax.

Según el anuncio de adjudicación, el Gobierno de Canadá, Irving Shipbuilding y Lockheed Martin Canada adaptarán el diseño de la Type 26 Global Combat Ship a las necesidades nacionales, tarea que llevará entre tres o cuatro años según las previsiones.

El equipo elegido está formado por Lockheed Martin Canada, BAE Systems, CAE, L3 Technologías, MDA y Ultra Electronics e incluye sistemas específicamente diseñados para la Real Marina de Canadá como el Sistema de Combate CMS (Combat Management System) 330 diseñado por Lockheed Martin Canada originalmente en los ochenta para las fragatas Halifax. Según este consorcio, hasta 9.000 trabajadores en cuarenta instalaciones participarán en el programa.

Como era de prever, la propuesta ha tenido como principal elemento decisivo el desarrollo de la industria canadiense, según el programa National Shipbuilding Strategy que premia a las compañías canadienses o que se asienten en Canadá, de ahí que todas las candidaturas apostaran por acompañarse por socios del país. De hecho la Política de Beneficios Industriales y Tecnológicos de Canadá exigía que por cada dólar invertido en el programa de construcción, otro dólar recayera en la economía nacional en forma de retorno.

La propuesta de Navantia

Hasta hace poco, Navantia participaba en los tres principales programas de fragatas a nivel internacional como eran el SEA5000, adjudicado a BAE Systems, el CSC canadiense, manteniéndose todavía con opciones en el FFG(X) estadounidense.

El programa Canadian Surface Combatant contempla la construcción de quince buques que reemplazarán a las fragatas Halifax y los destructores clase Iroquis a partir de 2020, programa valorado en hasta 45.000 millones de dólares. Para ello Navantia había formado un equipo industrial basado en la experiencia de su colaboración en los programas para la Royal Australian Navy en los que había cosechado repetidos éxitos. Se alió con Saab Australia como Combat Systems Integrator (CSI) y la empresa australiana de radares CEA Technologies. De hecho se trata de dos los socios con los que Navantia participaba en el programa de nuevas fragatas para la Royal Australian Navy, la SEA5000.

La propuesta para el programa CSC se basaba en las fragatas F-105, la evolución de las F-100 “Álvaro de Bazán” de Navantia adaptada para el programa de destructores AWD como Hobart para la Royal Australian Navy (RAN). Saab Australia aportaba el Sistema de Combate (Combat Management System) 9LV, elegido para equipar 240 plataformas de 16 marinas de guerra por todo el mundo, incluyendo las fragatas clase Halifax que serán reemplazadas por los buques resultantes del programa CSC. Igualmente la tecnología de radar desarrollada por CEA que analizamos en repetidas ocasiones en defensa.com será incorporada en los buques de nuevo desarrollo para la RAN. Se ofrecía un producto maduro sin riesgos tecnológicos y que cumpliría con los requisitos canadienses también de compatibilidad con flotas de sus socios, siendo destacable que la Type 26 elegida por Australia y Canadá no está en servicio aún en ningún país, ni tan siquiera en Reino Unido, donde la Royal Navy es el “cliente lanzador”.

Como hemos citado, dada la importancia de la industria canadiense en el programa CSC Navantia buscó hasta cincuenta socios locales entre las que destacan Lockheed Martin, General Dynamics Mission Systems- Canadá (GDMS-C), DRS Technologies Limited Canada (DRS TCL), OSI Maritime Service y Rheinmetall Canada. (José Mª Navarro García)

Fotos: La Type 26 Global Combat Ship, en este caso para Australia (BAE Systems)

·Los miembros del Canada Combat Ship Team (Lockhedd Martin Canada)

·Algunas de las características del buque elegido (Lockheed Martin Canada)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.