Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Accidente de un Mirage F-1B Mirage “agresor” en una base aérea de Florida

Los dos tripulantes de un avión de combate Dassault Mirage F1B sufrieron heridas tras salirse de la pista la aeronave en la Base de la Fuerza Aérea de Tyndall, en Florida (Estados Unidos), la mañana del pasado 25 de febrero.

El que fuera avión de combate del Armée de l´Air francés es actualmente propiedad de la empresa norteamericana Airborne Tactical Advantage Company ATAC, que lo utiliza, junto a otras aeronaves, para realizar tareas de “agresores” en favor del entrenamiento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos o United States Air Force (USAF).  Del accidente y el estado de los tripulantes informó John Rupp, portavoz de ATC:  “Uno de nuestros Mirage F-1B biplaza que apoya el entrenamiento de vuelo militar en Tyndall, al regresar, se salió fuera de la pista. Uno de los pilotos optó por eyectarse”. Ambos se están recuperando en un hospital local con lesiones que no ponen en peligro su vida.

La compañía ATAC, que forma parte del grupo Textron, un conglomerado de industrias de defensa de Estados Unidos,  sigue investigando para determinar la causa del accidente del Mirage, que lleva actualmente la matricula civil norteamericana N601AX. También aportaron información los responsables de la Air Force Base (AFB) de Tyndall del incidente ocurrido a las 11:45 a.m. del jueves “al final de la línea de vuelo”, según una declaración, publicada en Twitter, del coronel Gregory Moseley, el comandante del Ala de Caza 325 o  325th Fighter Wing (325th FW).

Los equipos de respuesta inmediata fueron enviados al lugar de los hechos y ambos pilotos trasladados a un hospital de Panama City, Florida, explicó el coronel de la USAF: “Tyndall está trabajando estrechamente con ATAC para garantizar una investigación exhaustiva y oportuna del incidente”.   ATAC, con sede en Newport News (Virginia), y con sedes a nivel global,  forma a tripulaciones aéreas de la US Navy, los Marines, la USAF, y el US Army y otros operadores tanto de  tripulaciones de buques y controladores de combate/ Joint Terminal Attack Controller (JTAC) en los ámbitos aire-aire, aire-barco y aire-superficie.  Los asignados en la AFB Tyndall proporcionan apoyo como “agresores” al entrenamiento aéreo avanzado en el combate aire-aire a los pilotos de los cazas de 5ª generación asignados a la 325th FW.

El Mirage F1B es una versión biplaza del avión francés de caza/ataque y reconocimiento desarrollado como sucesor del Mirage III, el famoso caza de ala delta. Aunque el Armée de l´Air fue el principal operador del Mirage F-1, con 246 aviones, también el Ejército del Aire español incorporó casi una centena, de los que los supervivientes tras su baja  fueron vendidos a la compañía Draken International.

“Es un caza supersónico muy capaz, un sistema de armas de ataque a tierra estable y posee la flexibilidad táctica para participar en todos los ejercicios de entrenamiento integrados”, según ATAC. “El F1 es realmente un caza representativo de la amenaza capaz de realizar todas las misiones necesarias para entrenar a los pilotos de caza de primera línea de hoy en día” (Julio Maíz Sanz).

Fotografía del Mirage F-1B matricula N601AX, que ha sufrido el accidente en Tyndall. (foto ATAC).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.