Domingo, 29 de mayo de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Qué armamento se manda y qué no Ucrania. La importancia de las fuentes

Meses antes de que comenzara la invasión rusa de Ucrania, comenzamos a saber del suministros diversos de equipamiento militar de distinta procedencia. Hoy, todavía se siguen publicando informaciones erróneas sobre quién y qué se está enviando como ayuda militar a Ucrania.

Si la primera Guerra del Golfo, en 1991 está considerada la primera guerra televisada en directo de la historia, bien podría decirse que la invasión de Ucrania por parte de Rusia es la primera guerra “radiada” en tiempo real y a nivel global a través de las redes sociales.

Desde hace meses una miríada de cuentas de usuarios en redes sociales, desde veteranos divulgadores en medios especializados, a medios generalistas, spotters ocasionales y muchas otras personas mejor o peor informadas y más próximas o no al conflicto, están generando una gran cantidad de información de fuentes abiertas (OSINT). Abunda en ella el contenido visual, que permite elaborar Inteligencia de Imágenes (IMINT) y que es rápidamente empleada por los medios de comunicación para especular sobre la evolución del conflicto y sobre las armas que emplean uno y otro bando.

Se informa así  sistemáticamente del suministro de armamento a Ucrania de las más diversas procedencias, muchas veces erróneamente, bien por falta de conocimiento profundo de la temática, bien por afán desinformador o por otros intereses más mundanos, como la búsqueda de likes y protagonismo.

Un C-17 es cargado con munición con destino a Ucrania el pasado 25 de abril (Departamento de Defensa de Estados Unidos)

En este conflicto se está informando casi en tiempo real de suministros de material militar que están haciendo los países, fruto de acuerdos Gobierno a Gobierno, usando stocks de las Fuerzas Armadas propias. También de las compras internacionales que tenía en marcha Ucrania o las que está gestionando durante la guerra, con proveedores comerciales internacionales, así como aquellas gestiones promovidas por Gobiernos que implican la compra de material nuevo o estocado en manos de empresas privadas.

Caso aparte son las diferentes propuestas occidentales basadas en el suministro de equipo a países vecinos de Ucrania a cambio de que éstos cedan su material de diseño soviético, bien porque esa familiaridad reduzca los plazos de entrada en servicio, bien para evitar suministrar directamente a Ucrania y ser señalado por el dedo amenazador de Putin.

A menudo se informa de forma confusa de estas operaciones, poniendo en el disparadero a las empresas fabricantes, que bien pueden tener una operación comercial en marcha o bien son solo testigos de cómo productos suyos vendidos a unas Fuerzas Armadas son cedidos a una tercera, operación que sin embargo suelen conocer en mayor detalle que los medios que informan de ellas.

Vehículos blindados M113 son cargados en camiones para su envío a Ucrania (Departamento de Defensa de Estados Unidos)

Por qué es importante recurrir a las fuentes originales para informar de estas operaciones cuando sea posible

Años atrás era impensable que un Gobierno o unas Fuerzas Armadas informaran, al menos tan detallada y rápidamente, de estos envíos de armamento. Hoy sin embargo vemos como incluso a través de las cuentas oficiales de Gobiernos y Fuerzas Armadas se informa de estas operaciones, publicando fotos y videos que hacen las delicias de los opinadores. Por citar un ejemplo, meses antes de que comenzara la invasión, los periódicos británicos y ucranianos mostraban como militares británicos adiestraban a soldados ucranianos en el empleo de los lanzacohetes AT4 y NLAW. Abundante material fotográfico acompañaba estas noticias, mucho antes de que se comenzara a hablar del envío de medios anticarro por parte de los países europeos.

Por ello, ya que disponemos de este tipo de información, aprovechémosla los medios para informar de forma veraz y sosegada, en lugar de hacer correr la pólvora sobre un supuesto sistema enviado a la zona de operaciones que alguien en una red social identificó (acertada o erróneamente).

Solo en España son abundantes los ejemplos de los entuertos que hubo que desfacer y de otros que siguen alimentando las especulaciones. Desde la falsa procedencia y tipo de los cohetes anticarro de la zaragozana INSTALAZA llegados a Ucrania, a los VAMTACS de la gallega UROVESA que Portugal habría donado a Ucrania, información generada a partir de un vídeo del contingente portugués de la OTAN desplegado en Rumanía erróneamente interpretado.

Que el Ministerio de Defensa español no haya detallado el listado de material enviado mediante el buque “Ysabel” del Ejército de Tierra no ayuda, pero esa es otra guerra. (José Mª Navarro García)

Fotografía portada: Obuses M777 en un avión de transporte C-17 Globemaster III el pasado 27 de abril en California, listos para su envío a Ucrania (Departamento de Defensa de Estados Unidos)

Blindados M113 del US Army con destino a Ucrania (Departamento de Defensa de los Estados Unidos)

Obuses M777 embarcados en un C-17 con destino a Ucrania (Departamento de Defensa de Estados Unidos)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.