¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 14 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

La guerra de Ucrania y el enigmático cese del Jefe de las Fuerzas Armadas de Alemania

GUERRA DE UCRANIA, OTRO FOCO

Leopard 2 del ejército polaco (Polonia es el país que más ha acelerado el envío de carros Leopard a Ucrania)

El Inspector General de las Fuerzas Armadas de Alemania, general Eberhard Zorn, fue destituido  el 14 de marzo sin que la noticia haya tenido una gran trascendencia, ni a nivel político ni mediático. La razón “oficial” unas, ni descabelladas ni escandalosas, declaraciones sobre la guerra de Ucrania efectuadas hace meses, el 14 de septiembre de 2022.

En el marco de la contraofensiva ucraniana del verano pasado, el general Zorn concedió una entrevista a la revista “Focus”, en la que, entre otras cosas, decía que «Ucrania está llevando a cabo contraataques para recuperar lugares o áreas concretas de la línea de frente, pero no podrá hacer retroceder a Rusia en un frente amplio». Las manifestaciones del máximo responsable de las Fuerzas Armadas germanas pudieron ser más o menos acertadas e incluso polémicas, pero en ningún caso pueden considerarse descabelladas o escandalosas.

Pero además y sobre todo, resulta poco verosímil – por no decir increíble – que la eficiente administración alemana haya tardado seis meses exactos en destituir a Zorn por las citadas y muy pasadas opiniones. Dilatar el cese tan largo periodo y ligarlo a tan pobre argumento nos obliga a aplicar aquel aforismo romano que dice “excusatio non petita acusatio manifesta”. Todo ello nos induce a pensar que ahora – más que hace seis meses – existen importantes diferencias entre las visión militar y política del papel que Alemania debe representar en el conflicto de Ucrania.

Uno de los FV103 Spartan donado a Ucrania por Reino Unido en cuyo frontal ha sido pintada la  Balkenkreuz [Cruz de Hierro]

Excusatio non petita acusatio manifesta

En este punto, no podemos sino entrar en el ámbito de las conjeturas, pues nadie va a revelar los reales motivos de la caída de Zorn. Existen especulaciones para todos los gustos por lo que nos limitaremos a apuntar algunas reflexiones sobre aquellas que nos parecen más plausibles.

Comenzaremos citando al General Dávila, que hace unos días publicaba un artículo sobre el tema: «Destitución o no del general alemán no es la cuestión […] Lo verdaderamente grave de la situación es saber si en esta cruel guerra de invasión se está escuchando a los profesionales del arte de la guerra o solo es una cuestión política y económica».

Efectivamente, una de las razones que pudiera haber motivado el cese del general Zorn es que siga siendo pesimista – ahora más que hace seis meses – respecto a la evolución de un conflicto; tras un año nadie habla de paz y algunos parecen empeñarse en echar más leña al fuego. La prolongación de la guerra debilitará a Rusia, pero no menos a Europa y, sin duda, la peor parada será Ucrania ¿Habrá otros países que se beneficien de los males ajenos? Pues probablemente…   

La segunda cuestión que pudiera haber sido causa de fricción es el quebranto que el apoyo militar a Ucrania está causando a las propias Fuerzas Armadas alemanas. Alemania, como España y otros países de la Unión Europea, lleva años descuidando las inversiones en defensa (hay partidos políticos que se declaran abiertamente antimilitaristas y que vienen mediatizando – siempre a la baja – las políticas de defensa).

General Eberhard Zorn (destituido el 14 de marzo de 2023)

Lo cierto es que los exiguos arsenales europeos se están vaciando y el pozo sin fondo de las peticiones de Zelensky está destapando las miserias de unos ejércitos que cuentan con pocos y, en muchos casos, vetustos medios y que disponen de unas pírricas reservas de municiones, repuestos, transmisiones y otros elementos esenciales para la operatividad de las Fuerzas Armadas.

Por último debemos mencionar que, por caprichos del destino, avatares históricos y, muy en particular, por fabricar unos buenos carros de combate, el país germano se encuentra en una posición delicada. Alemania vuelve a convertirse en acérrima enemiga de una Rusia que hasta hace bien poco era socio comercial preferente y, lo que es más importante, principal proveedora de energía (hasta la “misteriosa” voladura de los gasoductos Nordstream cuya autoría sigue siendo una evidente incógnita).

Lo cierto es que los medios rusos se empeñan en explotar el mantra de la lucha contra el nazismo y metafóricamente vinculan el envío de los carros  Leopard  - sean polacos, checos o españoles – con la Unternehmen Barbarossa [Operación Barbarroja] de la Segunda Guerra Mundial. Pero ¡Ojo! que no son solo los medios rusos; sirva de muestra el elocuente titular de un artículo publicado recientemente en la prensa española:  “De los Panzer de Hitler a los Leopard de Scholz”: «Alemania rompe su tabú militarista (imperante desde 1945) y envía sus tanques contra Rusia en el frente ucraniano […] Y aunque esta vez la movilización del arsenal pesado alemán está plenamente justificada, ya que hoy el país se encuentra encuadrado en el bando aliado que defiende el modo de vida occidental y la democracia, a cualquiera que sepa algo de historia le provocará un profundo escalofrío contemplar la imagen de los tanques marcados con la Balkenkreuz, la versión estilizada de la Cruz de Hierro, pisando suelo de la antigua Unión Soviética»

Por cierto y con esto acabamos, el general Zorn ya ha sido reemplazado. En la elección del sustituto, el general Breuer, ha pesado  – según las propias autoridades alemanas – que éste dirigiese el apoyo de las Fuerzas Armadas durante la pandemia del SARS-CoV-2 (COVID-19).  Decimos esto con el máximo respeto hacia el nuevo Inspector General, sin embargo resulta sorprendente que, en vez de destacar sus capacidades militares – que serán muchas – se presente como principal mérito el haber apoyado a las autoridades civiles en una emergencia de salud pública. Decimos esto porque no alcanzamos a ver en qué forma las lecciones aprendidas en la lucha contra el coronavirus podrán aplicarse en la lucha contra el ruso.

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.