Sábado, 24 de febrero de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El secreto de la bomba atómica española

"El secreto de la bomba atómica española" es la historia que se conoce -y la que no se conoce- de la Junta de Energía Nuclear y el Proyecto Islero. El autor es el periodista Francisco Gómez Balcázar, quien afirma que pocas actividades vinculadas al poder se hallan tan sometidas a controversia como la energía nuclear.

Así, el Archivo General de la Administración del Estado ha clasificado como materia secreta todo lo relacionado con el sector de la energía nuclear, por lo que los archivos de la Presidencia del Gobierno y del Consejo de Seguridad Nacional no recogen más que vagas y confusas referencias sobre el Programa Islero.

En este trabajo, fruto de seis años de investigación, ofrece los datos contrastados sobre uno de los programas de investigación más ambiciosos de cuantos se han realizado en España. En 1948, con un país recuperándose aún de la Guerra Civil, un grupo de científicos sentaron las bases de la investigación nuclear y pusieron en marcha todos los esfuerzos posibles para lograr una energía que ofrecía enormes ventajas al desarrollo económico, tecnológico e independencia de España. Y lo más importante: dotarla de su propia fuerza de disuasión nuclear, con lo que se hubiera ganado el respeto de todos y el temor de algunos. El reto era constituir un organismo centrado en tres actividades: estudio de la explotación de yacimientos uraníferos, desarrollo de técnicas relacionadas con la extracción de uranio y formación de personal. Las áreas de trabajo eran geología, minería, física y metalurgia. Pero el camino estaba lleno de intrigas y mostrarlas es el objetivo de sus dieciocho capítulos.

A finales de los setenta estaba previsto realizar la primera prueba nuclear en un paraje del Sahara Occidental Español, pero una oportuna Marcha Verde lo impidió. La introducción, de apenas cinco páginas, ya lo dice todo. A principios de los sesenta, el presidente de la República Francesa, De Gaulle, y Francisco Franco, firmaron un acuerdo para que España fabricara armamento nuclear, autorizando París la instalación en nuestro país de un reactor no sometido al control del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ni al de la Agencia de Energía Atómica de Estados Unidos.

El acuerdo hizo que saltaran las alarmas en Washington. Y no era para menos: el objetivo estratégico era construir en España, bajo licencia y con el apoyo técnico francés, cuatro submarinos nucleares de ataque, Clase Rubis, versión Amethyste y con el acrónimo Submarino Español de Propulsión Nuclear (Subespron). Como personaje central, destaca el presidente del Gobierno, el almirante Carrero Blanco, impulsor del Proyecto Islero, que como oficial submarinista y profesor de táctica naval, tenía muy clara la capacidad de disuasión del arma nuclear. Cabe destacar que el accidente aéreo de Palomares (1966) sirvió como multiplicador de fuerza para los responsables de la energía nuclear, en el sentido de relanzar su programa de armas avanzadas para la defensa.

Una de las conclusiones de este trabajo es que llama la atención el silencio de la Administración sobre el programa nuclear militar desarrollado por la Junta de Energía Nuclear (JEN) entre 1963 y 1981. Aquí se explica cómo se emprendió una campaña contra el programa nuclear español y cómo se desmantelaron los centros de investigación y las iniciativas llevadas a cabo por la citada Junta y el Alto Estado Mayor.

Tres son los argumentos para su lectura: en primer lugar, conocer un caso real de técnica de intoxicación informativa, en este caso, contra el Gobierno español y su política nuclear militar; en segundo lugar, conocer el papel desarrollado por los servicios secretos en aquella época; y por último, comprender cuáles fueron las dinámicas de las tomas de decisiones que se dieron en el ámbito de la política de defensa y los programas de armamento, en los gobiernos de Arias Navarro, Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo y Felipe González, en unos años de crisis, cambios e incertidumbres. Habría que añadir otra, que es la de conocer el panel de brillantes científicos  que fueron protagonistas de uno de los proyectos más ambiciosos de cuantos se han desarrollado en España en la segunda mitad del siglo XX.

Francisco Gómez Balcázar es periodista con una dilatada carrera, socio fundador del Centro de Estudios Aéreos y Navales de Barcelona, redactor de Internacional y Defensa de numerosas publicaciones, y conferenciante en seminarios relacionados con los temas de  seguridad y defensa, tanto de ámbito nacional como internacional. (Gabriel Cortina)

Ficha técnica:

El secreto de la bomba atómica española
Francisco Gómez Balcázar
Editorial Almuzara
458 páginas


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.