Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El vehículo autónomo terrestre no tripulado A-UGV Mission Master XT

Rheinmetall ha anunciado el lanzamiento del nuevo Mission master XT, este último miembro de la familia de vehículos autónomos terrestres no tripulados A-UGVs (Autonomous Unmanned Ground Vehicles), se basa en una plataforma de alta movilidad con tracción 4×4 capaz de transportar una carga útil de 1.000 kg sin comprometer su capacidad anfibia. El objetivo de este nuevo modelo desarrollado en Canadá, es proporcionar una solución capaz de responder a los requisitos de los clientes y complementarse con Mission Master SP. Este último, debido a su accionamiento eléctrico, presenta algunas limitaciones, por lo que se necesitaba una nueva plataforma complementaria. Por un lado, la nueva plataforma asegura una carga útil mucho mayor, el SP puede transportar hasta 600 kg y a plena carga, a la vez que ve reducidas sus capacidades anfibias.

Propulsado por un motor turbodiésel Caterpillar C2.2, es capaz de proporcionar 67 Cv. Mientras que el tanque de combustible de 70 litros garantiza una autonomía de 750 km, con capacidad de proporcionar una velocidad máxima es de hasta 40 km/h. El proceso de frenado se realiza mediante una desaceleración positiva a través de la transmisión hidrostática, que también permite contrarrotar las ruedas, para permitir un radio de giro de 0.  La longitud del vehículo es de 3,72 metros, mientras que el ancho es de 2,55 metros. 

Esta nueva plataforma es capaz de superar obstáculos y moverse fácilmente en casi todas las superficies difíciles, desde terrenos blandos hasta bosques, siendo sus rendimientos en términos de escalada superiores a la media, 70% (inclinaciones del 35°), lo mismo ocurre con la pendiente lateral. , 40% (22°). Se halla equipado con neumáticos de baja presión sobre el suelo, con medidas en mm  de 1640 x 640 x 610, el sistema central de inflado de neumáticos (CTIS) permite ajustar su presión entre 0,035 y 0,28 kg/m. Estos neumáticos, no solo proporcionan una gran movilidad en todas las condiciones, así como flotabilidad cuando están a flote, sino que también garantizan la resistencia en el campo de batalla, ya que permiten que el vehículo lleve a cabo su misión incluso si uno o más neumáticos reciben un impacto directo de armas de pequeño calibre.

El núcleo del sistema es Rheinmetall PATH (Proven-Agnostic-Trusted-Highly Autonomous), el Autonomous-Kit que asegura la conducción y navegación autónomas. Sin embargo, los elementos de control se han conservado, por lo que un conductor puede sentarse en la sección delantera, es decir, para realizar movimientos dentro de un campamento. El PATH se ve complementado por la Inteligencia Artificial y es capaz de operar en numerosos modos; como son: reconocimiento y clasificación de imágenes, fusión de sensores y asociación de datos, localización y mapeo simultáneos, detección y evitación de obstáculos, clasificación y seguimiento de objetivos, mapeo del entorno y análisis del terreno, generación de trayectorias y ejecución de rutas, planificación de misiones y asignación de tareas, así como el control jerárquico de múltiples operadores.

La evitación de obstáculos está garantizada por un LIDAR 3D que también proporciona seguimiento de objetos, la última función es clave cuando el UGV, ya que puede usarse en modo de seguimiento o convoy. En condiciones meteorológicas adversas, nieve, lluvia, polvo y niebla, dos radares complementan el LIDAR, cuyo rendimiento se degrada gravemente en esas situaciones. Una característica interesante es que el Mission Master XT está equipado con un modo automatizado que gestiona el CTIS, adaptando la presión de los neumáticos al tipo de suelo y situación de movilidad que encuentra la plataforma a lo largo de su trayectoria de misión.

Para aumentar la capacidad de supervivencia UGV, Rheinmetall agregó algunos elementos de armadura para proporcionar cierto grado de protección balística a los elementos vitales del vehículo. Una característica interesante es que el Mission Master XT está equipado con un modo automatizado que gestiona el CTIS, adaptando la presión de los neumáticos al tipo de suelo y situación de movilidad que encuentra la plataforma a lo largo de su trayectoria de misión. Para su gestión por los operadores, Rheinmetall Canadá desarrolló una interfaz hombre-máquina en forma de tableta inteligente, la cual permite a un solo operador controlar las funciones de la plataforma, así como monitorear y operar el paquete de la misión, como un RCWS o un sistema de vigilancia. La tableta también permite que una sola persona opere en múltiples plataformas. Igualmente, es compatible con otros sistemas, como el controlador de una sola mano, los relojes inteligentes y los sistemas de soldado.

Este nuevo sistema Mission Master XT, puede transportarse mediante eslinga colgado de helicópteros de transporte CH-53 y CH-47, o también en las bodegas de internas en aviones de transporte como el A-400M o C-130. El nuevo UGV también puede ser entregado en paracaídas, para proporcionar una plataforma de apoyo logístico o de combate a las tropas aerotransportadas. Actualmente está sometido a las últimas pruebas de caracterización y seguridad, con las previsiones de estar listo para la producción a mediados de agosto de 2021. La empresa, pese a que ya ha realizado algunas presentaciones virtuales a clientes potenciales, tiene previsto igualmente comenzar una gira europea de demostración en los próximos meses. (Antonio Ros Pau)

Fotografia: Un nuevo miembro en la familia de UGV’s de Rheinmetall. (Rheinmetall)

Opcionalmente puede ser operado por un conductor sentado en la sección delantera. (Rheinmetall)

Con capacidad para transportar hasta 1000 kilogramos sin comprometer sus capacidades anfibias. (Rheinmetall)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.