Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Tras ocho años en servicio, la Fuerza Aérea Francesa autoriza el salto de solo 92 paracaídas desde el A400M

El 30 de septiembre de 2013 era recibido formalmente el primer avión de transporte A400M en la Fuerza Aérea Francesa, el primer cliente en recibirlo y el primero en emplearlo en una misión, el 29 de diciembre de ese mismo año, cuando voló a Malí en el marco de la Operación Serval.

Ahora, ocho años después de aquello, el ahora denominado Ejército del Aire y el Espacio francés, ha informado de la autorización del lanzamiento “extendido” de paracaidistas desde el A400M, dándole una capacidad operativa máxima de 92 paracaidistas equipados, según comunicó el pasado 22 a través de las redes sociales.

Resulta llamativa la capacidad máxima anunciada ahora de 92 paracaidistas, presumiblemente 46 por cada una de las puertas, una cifra inferior a la 116 certificada por el fabricante, concretamente un 20,6 por ciento inferior.

El lanzamiento de paracaidistas desde el A400M han sido uno de los quebraderos de cabeza del fabricante de este avión de transporte con capacidades tácticas y estratégicas, después de que se detectaran problemas derivados de la formación de turbulencias que perjudicaban el lanzamiento simultáneo por las puertas de ambos lados del avión.

En 2015 durante la presentación de resultados de la Direction Générale de l’armament (DGA) francesa, su director Laurent Collet-Billon, alertó de la imposibilidad de que se realizaran saltos de paracaidistas simultáneamente desde las dos puertas laterales, teniendo que hacerlo desde la rampa principal. Al comienzo, durante el uso de las puertas laterales o “sticks” para el salto paracaidista simultáneo por ambos lados se comprobó se producía un fenómeno denominado crossover que suponía la aparición de turbulencias que dificultaban la tarea. Airbus trabajó en dos áreas, por un lado agrandar la plataforma que hay al lado de la puerta para permitir que el paracaidista realice un salto más largo desde el avión, con lo que podría alejarse más del fuselaje,  por otro en una solución aerodinámica basada en la inclusión en el fuselaje de unas piezas de metal de mayor tamaño que el deflector existente delante de las puertas para alejar más la corriente de aire.

Solventar este problema ha llevado varios años a la compañía, hasta que en junio del año pasado anunció la certificación del lanzamiento simultáneo y la finalización del desarrollo industrial de la capacidades de lanzamiento paracaidista con un lanzamiento de 116 paracaidistas, 58 por cada una de las puertas laterales.

Precisamente la Direction Générale de l’armament (DGA) francesa, la Fuerza Aérea Francesa y las Fuerzas Armadas belgas realizaron en mayo de ese año una campaña de lanzamiento para validar esa capacidad acumulando más de 1.000 saltos y grabando en vídeo dichos lanzamientos para la realización de un modelo en 3D, tareas similares a las que anunció el Ejército del Aire español el pasado mes de enero. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Campaña de saltos con el A400M sobre la zona denominada Ger Azet en Francia, septiembre de 2010 (Airbus Defence and Space)

Prueba de paracaidistas en el A400M (Airbus Defence and Space)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.