Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Una start-up española enseña a pensar a los robots de la NASA y la OTAN

Ramón González Sánchez se dio a conocer el año pasado en España por su intervención en el programa Late Motiv de Andreu Buenafuente. Sin embargo este almeriense de 35 años, hijo de ganaderos, es doctor en robótica e ingeniero en informática y ha estado trabajando en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) donde ha trabajado en programas para la agencia espacial estadounidense, la NASA y para el TARDEC (Tank Automotive Research, Development and Engineering Center), del Ejército de Tierra estadounidense.

Durante su estancia en el MIT (entre 2014 y 2017) participó en dos programas de trasferencia tecnológica (Small Business Technology Transfer o STTR), dos proyectos de la OTAN financiados por el Ejército de Tierra estadounidense, un programa de Innovación (Small Business Innovation Research o SBIR) de la NASA, otro proyecto del TARDEC y otro proyecto de la Agencia Espacial Canadiense, estando además en posesión de cuatro patentes.

En estos programas Ramón González aplicó sus conocimientos para solucionar problemas de movilidad en plataformas no tripuladas, ya sean los robots de exploración espacial de la NASA, como los vehículos no tripulados para convoys con los que viene experimentando el TARDEC y de los que nos venimos haciendo eco desde 2014. En el caso de la NASA, González participó en un programa para dotar a los robots de exploración planetaria de inteligencia artificial que les permitiera encontrar la mejor solución al deslizamiento de las ruedas sobre la superficie.

Tras tres años en el MIT, en octubre del año pasado funda la start-up Robonity en la que ofrece sus servicios de consultoría, desarrollo e innovación en áreas como la inteligencia artificial, el control autónomo, la simulación informática, la visión informática (visible e infrarroja), el aprendizaje profundo para ordenadores o Deep learning, la geoestadística, el aprendizaje de máquinas y la robótica. Robonity se presenta como una empresa experta en tecnología aplicada a la solución de diferentes problemas, con avanzados conocimientos en visión robótica o movilidad y que tras su paso por Estados Unidos acumula una dilatada experiencia trabajando con organismos militares y multinacionales.

El pasado 29 de mayo recibió un importante premio de la OTAN como finalista en la International NATO Innovation Challenge, que lo ha elegido entre los diez mejores del mundo en innovación militar y que se materializó en la entrega en Paris del premio a cargo del general francés de la OTAN Denis Mercier, Comandante Supremo Aliado de Transformación o  Supreme Allied Commander Transformation (SACT). Robonity era la única empresa española participante, en competición inicialmente con otras 49 y pasando el primer corte de diez empresas.

Su proyecto busca como encontrar las rutas más seguras para un convoy militar que tiene que circular por zonas de conflicto y que combina diferentes estrategias como son el Deep-learning y la geoestadistica. Su tecnología puede aplicarse no solo a misiones militares sino también al área de seguridad y puede incorporarse a plataformas tripuladas o no tripuladas, facilitando la toma de decisiones sobre la ruta a emplear.

En el MIT trabajó también en el programa NRMM o Next-Generation NATO Reference Mobility Model, un modelo matemático utilizado por la OTAN para predecir el comportamiento de un vehículo militar, que tiene en cuenta una serie de parámetros como la elevación o el tipo de terreno para determinar el comportamiento del vehículo.

Robonity trabaja en cómo mejorar este software para facilitar la toma de decisiones de un convoy militar en una zona de conflicto. La OTAN ha valorado la forma de solucionarlo y de implementarlo propuesta por Robonity, que se basa principalmente en dos tecnologías como son la inteligencia artificial y la organización de rutas según la información disponible. El sistema toma la información disponible bien de las cámaras que haya desplegadas por la ciudad, bien de fotografías por satélite, analiza el nivel de peligro en cada zona y crea un mapa en el que se identifican estas áreas organizadas según el nivel de peligro, teniéndose en cuenta también otros aspectos que puedan ralentizar o detener la ruta del convoy. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·Prototipo de pruebas para la NASA (Robonity)

·Presentación a cargo de Ramón González (Robonity)

·Una simulación de vehículo de exploración espacial (Robonity)

·El certificado otorgado por la OTAN (Robonity)

·Ruedas para vehículo de exploración espacial (Robonity)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.