Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Sistema de apertura o breaching sin explosivos para las operaciones de fuerzas especiales

Las unidades de fuerzas especiales tanto militares como policiales se ven en la necesidad de entrar con decisión en espacios que les son negados, bien el marco de operaciones de rescate, de lucha contra el terrorismo o la delincuencia organizada o de operaciones especiales estrictamente militares.

Son las denominadas técnicas de apertura o breaching como suelen conocerse, algunas de las más conocidas se basan en el empleo de explosivos, como analizamos recientemente en el marco de las jornadas de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales (EMMOE).

Hay, sin embargo, otras técnicas que prescinden del uso de explosivos, método que no está exento de riesgos como resulta evidente y que se basan en el empleo de herramientas de mano y dispositivos hidráulicos más o menos portátiles con los que abrirse paso a través de puertas propias en algunos casos de verdaderos fortines. Fruto de la necesidad ante la proliferación de puertas de seguridad, dobles puertas, cierres exteriores y en general la tendencia de los grupos criminales a blindarse al máximo para ganar tiempo con el que deshacerse de aquello que le incrimine han surgido nuevas herramientas al servicio de las citadas unidades.

Un ejemplo es la Kinetic Breaching Tool (KBT), desarrollada en Estados Unidos por Kinetic Breaching Technology y comercializada en nuestro país por ACK3 Consultoría de Riesgos Globales. Es una herramienta diseñada para las unidades de intervención que les permite efectuar múltiples aperturas contra puertas residenciales o comerciales y que abran tanto hacia dentro como hacia fuera. No requiere personal dedicado en exclusiva a esta función ni la carga de herramientas cuyo volumen y peso comprometa la sorpresa inicial o impida que pueda emplearse en zonas estrechas.

La principal característica de la KBT es la inclusión de un sistema de pistón alimentado por un tambor con ocho cartuchos de fogueo cuya detonación genera la fuerza necesaria para propulsar un útil con forma de hacha, capaz de extraer de un golpe bisagras, cerraduras, cierres y pestillos. Su diseño permite recargar el tambor en segundos y tiene la gran ventaja de que el usuario puede realizar múltiples aperturas sin el esfuerzo físico de las herramientas manuales, a mucha mayor velocidad que las herramientas hidráulicas, y sin el riesgo inherente a la utilización de explosivos o cartuchos del tipo slug de escopeta. Con 91 cm. de largo y 12 kg. de peso, su tamaño compacto permite su uso en espacios angostos, donde el empleo combinado de herramientas manuales (por ejemplo, maza y halligan) resulta muy complicado. (José Mª Navarro García)

Fotografías: La KBT es una herramienta novedosa en el área del breaching (KBT)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.