Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El sistema de alerta temprana de Osos Polares desarrollado por Hensoldt

El especialista en sensores Hensoldt ha puesto su capacidad tecnológico al servicio de la protección de las especies amenazadas. La empresa ha firmado un acuerdo con la organización benéfica Polar Bears International para iniciar un proyecto piloto destinado a la alerta temprana mediante sensores que controle la entrada de osos polares en los asentamientos humanos, dando así a las comunidades aviso y tiempo para mitigar las interacciones negativas. El proyecto piloto "Polar Bear Warning Radar" (PoWR) será operado por Polar Bears International en la "Capital Mundial del Oso Polar" Churchill, Manitoba, Canadá, a orillas de la Bahía de Hudson.

Los osos polares viven en la superficie del hielo marino del Ártico, donde viajan, se aparean, a veces hacen guaridas y cazan su principal presa, las focas anilladas y las barbudas. En la región de la Bahía de Hudson, el calentamiento del clima está provocando que el hielo marino se derrita antes en verano y se congele más tarde en otoño, lo que obliga a los osos polares a ayunar en tierra durante periodos cada vez más largos. Como resultado, los osos polares de esta región del Ártico pasan aproximadamente un mes más en tierra, sin acceso a sus principales fuentes de alimento.

Como consecuencia de estos períodos de ayuno más largos, los osos polares se acercan a las comunidades con más frecuencia en busca de comida. Muchas comunidades cuentan con gestores de la fauna salvaje, que dependen de que la gente vea a los osos polares y los notifique para que se puedan tomar medidas para proteger tanto a los miembros de la comunidad como a los osos polares, pero las observaciones visuales son limitadas, especialmente por la noche y durante las tormentas.

"Esta tecnología funciona de día y de noche, en todas las condiciones meteorológicas, dando a los miembros de la comunidad las herramientas que necesitan para mantenerse a salvo, de modo que podamos proteger a los osos polares, así como a las personas", dijo Sarah Sterzl, responsable de sostenibilidad del grupo HENSOLDT y directora del proyecto PoWR. "Por lo tanto, el proyecto encaja perfectamente en nuestra misión de proteger no sólo a la sociedad sino también a nuestro planeta. El personal y los científicos de Polar Bears International son expertos de renombre en este campo, por lo que estamos orgullosos de colaborar con ellos en este proyecto." El "Radar de alerta de osos polares" consta de un radar de vigilancia terrestre combinado con una cámara que permite detectar a los osos a distancias de entre cuatro y cinco kilómetros. La combinación del radar con una cámara suma las ventajas de un funcionamiento en cualquier condición meteorológica con una localización e identificación precisas a grandes distancias.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.