Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

IAI incluye capacidad de destrucción de UAVs con Iron Drome

La compañía Israel Aerospace Industries (IAI) se ha asociado con la compañía también israelí Iron Drome para incrementar las capacidades de su sistema de detección de UAVs Drone Guard incorporando la posibilidad de destruir el UAV detectado. Iron Drome se basa en el uso a su vez de pequeños UAVs que a modo de “kamikazes” impactan contra la amenaza y la neutralizan haciéndola caer, sin emplear sistemas de armas que puedan resultar peligrosos en entornos urbanos o instalaciones civiles.

De esta manera, los medios de detección de Drone Guard, basados radar y sistemas electroópticos, podrán advertir de la presencia de uno o varios UAVs, y activar varios sistemas de neutralización. Estos emplean tecnología de procesado de imagen para guiarse hasta el objetivo, de tal manera que son independientes de las señales de radiofrecuencia que emplean muchos de estos dispositivos. Precisamente abatir UAVs que emplean una trayectoria programada y no hacen uso de radiofrecuencia o sistema GPS, o bien usan un sistema seguro, supone una amenaza de primer nivel que dificulta la acción de estos sistemas.

Como se aprecia en el vídeo, el UAV de interceptación se dirige directamente al objetivo procesando automáticamente, sin intervención humana, su posición hasta que impacta  de forma directa con él y lo hace caer. El sistema puede ser empleado de día o de noche y puede luchar contra enjambres (swarm) de aeronaves no tripuladas, uno de los retos para los sistemas de alerta.

Drone Guard

El Drone Guard de Elta Systems, filial de IAI, es capaz de detectar y neutralizar electrónicamente la amenaza de los UAVs, tanto en entornos militares como civiles. Es resultado de combinar un radar tridimensional y un sensor electroóptico de Elta Systems para las tareas de detección y un sistema de perturbación electrónica o jamming para impedir el control del aparato. El fabricante ofrece alcances de detección de 10, 15 y 20 km. empleando los radares EL/M2026D, EL/M-2026B o EL/M2026BF respectivamente, radares diseñados para defensa aérea de muy corto alcance (Very Short Range Air Defense o VSHORAD) con los algoritmos revisados para ser capaces de detectar objetivos de pequeño tamaño.

Una característica destacable es que el sistema de perturbación electrónica dispone de un modo denominado “Return Home” según el cual el UAV vuelve a su punto de origen automáticamente aunque lo habitual será perturbar sus sistemas y hacerlo caer a tierra. Además el sistema ha sido actualizado como Next Generation Drone Guard, incluyendo un módulo de Inteligencia de Comunicaciones (Communication Intelligence o COMINT) que es capaz de detectar, clasificar e identificar la amenaza a partir del análisis de las frecuencias y los protocolos de comunicaciones empleados por la amenaza. Elta además ha actualizado las capacidades tanto del radar tridimensional, del sensor electroóptico y del perturbador o jammer.

El Drone Guard puede perturbar o directamente bloquear el canal de comunicación o el sistema de navegación del UAV mediante una serie de protocolos de comunicaciones que pueden dejar fuera de combate un único aparato o incluso un enjambre que pongan en riesgo las instalaciones que se están protegiendo. El diseño del Drone Guard es modular, adaptándose a los requerimientos tanto de operadores militares como civiles.

IAI afirma haber vendido más de cien de estos sistemas. En marzo de 2017 la Fuerza Aérea Estadounidense seleccionó el Drone Guard a través de la compañía Elta North America, contratando la producción y entrega de 21 sistemas contra UAVs, valorados en 15,6 millones de dólares. En 2018 interceptó varios drones durante su despliegue en la cumbre del G20 que tuvo lugar en Argentina. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Sistema de seguimiento antes del impacto directo (captura vídeo IAI)

El UAV empleado como interceptor (Iron Drome)

Los radares y sensores electrópticos de Drone Guardi (IAI)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.