Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La nueva superlimusina del presidente norteamericano Donald Trump

El Servicio Secreto de Estados Unidos, que escolta al presidente norteamericano, ha confirmado la entrada en servicio de dos nuevos vehículos desarrollados por la empresa General Motors destinados al transporte del mandatario. Con estas dos nuevas superlimusinas el servicio de seguridad presidencial o US Secret Service sustituirá a los de la anterior versión, que empezó a utilizar en 2009 el anterior inquilino de la Casa Blanca.

El nombre en clave oficial de este nuevo vehículo es el de “Cadillac One” y se trata de una evolución de la  limusina empleado por Barack Obama, conocida con el sobrenombre de la “The Beast” (La Bestia). La nueva versión, aunque se parece bastante a la anterior, aumenta mucho sus niveles de protección y seguridad. Estamos ante un vehículo híbrido diseñado y construido por General Motors (GM) en su planta de Detroit, basado en la berlina de alta gama de la firma Cadillac CT6, con algunas características del todoterreno SUV Escalade, que tiene aproximadamente un peso vacío de 6,8 toneladas.

GM ganó en 2014 un concurso convocado por el US Secret Service valorado en 15,8 millones de dólares, que ha dado como resultado una limusina de última generación, que ya definen en Estados Unidos como “The Beast II”.  El nuevo vehículo tiene 7 asientos, en una configuración de tres filas 2+3+2, y cuenta con múltiples sistemas, como extinción de incendios, cerraduras especiales que sólo pueden abrir los agentes del US Secret Service o cámaras de visión nocturna.

La puesta en servicio fue confirmada a través de la cuenta de twitter de este servicio de élite, que depende del Departamento de seguridad de la patria o Homeland Security, que mostraba imágenes de los vehículos en Nueva York, donde transportaron a finales de septiembre al presidente Trump a la Asamblea General de las Naciones Unidas. En total, además de las dos unidades mostradas, podrían llegar a construirse otra decena adicional, por lo que el precio por unidad superaría los 1,2 millones, aunque buena parte del coste del programa se destinaria en los gastos de I+D.

Según varios medios norteamericanos, la limusina está blindada para proteger al presidente de cualquier tipo de ataque, incluso contra el uso de armamento químico.  Aunque por razones de seguridad la mayoría de los detalles técnicos son secretos, se ha hecho público que cuenta con un blindaje de tipo militar de 12,7 centímetros de espesor y unos neumáticos inmunes a los disparos, lo que supone que cuentan con un sistema de auto sellado y de inflado automático. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Las dos primera unidades de la nueva limusina presidencial en Nueva York. Foto: US Secret Service. 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.