Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Ataques a embajadas de Brasil preocupan al gobierno de este país

Encapuchados rompieron ventanas, arrojaron tinta roja y pintaron consignas infamantes, nuevamente, en la embajada de Brasil en Berlín. Un grupo de accionar terrorista rompió vidrios y lanzó tinta contra la fachada de la representación brasileña en Alemania el pasado 1 de febrero.

Al menos cuatro personas participaron en el ataque.  Golpearon los vidrios con objetos de hierro y pintaron la fachada con tinta rosa, probablemente con ayuda de un extintor. Tinta negra también fue lanzada contra una de las laterales del edificio. Los extremistas golpearon los vidrios con objetos de hierro y pintaron la fachada con tinta rosa, probablemente con ayuda de un extintor. Latas de pintura negra también fueron lanzadas contra una de las laterales del edificio.

Las manchas  también podían observarse claramente en otras áreas de la entrada de la embajada, como en el suelo, en  las columnas frontales y en una caja metálica para depósito de correspondencia. Asimismo, el ataque dejó 16 ventanas, casi todas, rotas. Los daños materiales totales  se estiman en 100.000 euros. El caso fue asumido por la Staatsschutz de Berlín, órgano encargado de investigar delitos de motivación política.

También será investigado si existe conexión con un ataque a la sede berlinesa de la empresa minorista Amazon, también blanco de vandalismo, por medio de piedras y pintura, el mismo día. Esta es la segunda vez en menos de un mes que la representación brasileña es objeto de vandalismo. El 5 de enero, los vidrios de la planta baja del edificio amanecieron manchados y pintados con los términos "Lucharemos contra el fascismo en Brasil" en letras blancas. La fachada, el piso externo y columnas exteriores del edificio también fueron pintadas en rojo. Hasta el momento, la Embajada no ha recibido ningún resultado oficial de estas investigaciones

Según reportajes publicados en los medios brasileños, fotografías del edificio circularon en grupos sospechosos de Whatsapp. El nuevo embajador, Roberto Jaguaribe, que llegó a Berlín a principios de febrero, convocó una reunión de emergencia con el cuerpo diplomático para discutir cómo reaccionar ante el ataque.

Los frecuentes ataques estarían llevando al gobierno brasileño a considerar un refuerzo en la seguridad de la embajada en Berlín. "La policía alemana está investigando el caso, y las opciones para el refuerzo de seguridad en el lugar están siendo definidas", afirmó el portavoz de la Presidencia de la República, Otávio do Rêgo Barros.

Un texto en alemán reivindicando la autoría del ataque ,afirma que la acción fue un acto de solidaridad a una supuesta “resistencia feminista, transgénero y antifascista en Brasil", al Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST) y para marcar la fecha en que "el fascista Jair Bolsonaro" completó un mes en el poder. El artículo, anónimo, fue publicado en el portal alemán de.indymedia.org, plataforma afiliada a la red internacional Indymedia. El sitio es conocido en Alemania por publicar noticias, convocatorias para manifestaciones y artículos de grupos violentos de extrema izquierda.

La plataforma divulga también, de forma anónima, manifiestos de radicales de izquierda reivindicando actos de depredación, muchas veces realizados por miembros de los llamados black blocs. A mediados de octubre también ruinas del muro de Berlín fueron graffiteadas con inscripciones anti Bolsonaro, así como en Uruguay, grupos del oficialismo impusieron frente a la sede diplomática brasileña una carpa desde la cual se pretendía centralizar protestas contra quien despùés sería electo presidente de Brasil.

En enero, un grupo de jóvenes extremistas, llamado Organise Aotearoa, invadió la embajada de Brasil en Nueva Zelanda en manifestación contra el recién iniciado gobierno de Jair Bolsonaro, exigiendo una  ruptura de relaciones diplomáticas (posibilidad que ,en el otro extremo del planeta habían sugerido autoridades del partido oficialista uruguayo con insólita seriedad) . De continuar esta ola de ataques, no se descarta una custodia de ciertas representaciones, a cargo de militares brasileños. Por lo pronto, la legación en Alemania suspendió la tradicional recepción quedaba a los cineastas asistentes al Festival de Cine de Berlín. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)  


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.