Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El mercado futuro de helicópteros militares en América Latina

Hace mucho que el helicóptero es una herramienta imprescindible en muchos ámbitos, especialmente el militar. Transporte, búsqueda y salvamento, enlace, lucha antisubmarina y contra blancos en mar y tierra, evacuación sanitaria, reconocimiento, observación, designación de blancos, operaciones especiales, etc., así como las derivadas de su empleo dual, de asistencia a la población de desastres, incluyendo el combate de incendios –que cada vez requiere más medios aéreos- y de apoyo a causas humanitarias.

Su prioridad, incluso con presupuestos mermados, está clara y en Iberoamérica, azotada por fenómenos meteorológicos y movimientos sísmicos, con una orografía complicada y grandes extensiones de terreno. Analizamos en estas páginas los próximos programas de aeronaves de ala rotatoria en esta variopinta región.

Argentina

En Argentina, la llegada de los 4 patrulleros oceánicos, u OPV (Off-Shore Patrol Vessel) de la Clase Bouchard, conocida en Francia, de donde proceden, como Gowind, adquiridos por el anterior Gobierno del presidente Mauricio Macri, pero cuyo contrato ha alabado la administración actual del kirchnerista Alberto Fernández, ha puesto de manifiesto la necesidad de incorporar modernos helicópteros para dotarlos.

Inicialmente la Armada consideraba como el medio idóneo para esos buques el Airbus Helicopters H155 Dauphin, que en su primitiva versión AS365 incorporó en su día en la cantidad de 4 ejemplares la Prefectura Naval Argentina (PNA), pero las carencias en el presupuesto, así como las dudas de la continuidad de este veterano helicóptero, cuya producción se trasladará de Marignane (Francia) a Corea del Sur para dar seguimiento a dos de los proyectos militares de la nación asiática, no han resuelto esta necesidad.

La Armada argentina tiene también la urgente necesidad de sustituir los venerables Sikorsky UH-3H Sea King, que, aunque están muy bien mantenidos, perdieron por obsolescencias su capacidad antisubmarina, o  ASW (Anti Submarine Warfare) y solo se usan como transportes, en especial en la Antártida, operados por la 2ª Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros, formada en 1971 en la Base Aeronaval Comandante Espora, cuyas funciones teóricas son la ASW, la ASuW (Anti Surface Warface) antisuperficie, búsqueda y rescate, o SAR (Search and Rescue) y evacuación médica (MEDEVAC).

Inicialmente había incorporado 4 SH-3D para su utilización en el portaaviones 25 de Mayo, cuya misión era la guerra antisubmarina y en 1976 se agregó 1 ejemplar adicional, teniendo 3 de ellos una activa participación en la Guerra de las Malvinas de 1982. La 2ª Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros participó en la guerra con 3 SH-3D, inicialmente a bordo de ese buque, pero tras el hundimiento del crucero Belgrano por un submarino nuclear británico y el repliegue a puerto de unidades navales,  desde Viedma, realizando misiones antisubmarinas y de transporte de personal.

Durante la guerra los Sea King realizaron alrededor de 100 misiones y volaron unas 145 horas y, cuando terminó, 2 de ellos se asignaron al rompehielos ARA Almirante Irizar, que se dirigió a Malvinas como buque hospital. Eran las aeronaves argentinas más idóneas para abastecer las bases antárticas, desde ese navío y el ARA Bahía Paraíso y se comenzaron a emplear en el Continente Blanco en la Campaña 1978-79.

En 1987 se adquirieron en Italia  4 Agusta (hoy Leonardo Helicopters) ASH-3D –que los producía bajo licencia- de transporte, para operar en la Antártida, 2 de los cuales se perdieron en el naufragio del Bahía Paraíso en 1989 y en el incendio del Almirante Irízar en 2007 otros 2 SH-3D que se encontraban en su hangar, por lo que en 2008 se compraron 6 UH-3H (2 de ellos destinados a repuestos) que habían operado para la US Navy.

FOTO: Los Sea King necesitan un reemplazo para enfrentar las exigentes tareas que deben cubrir

Lo cierto es que, principalmente para operaciones antárticas, se adquirieron 2 Mil-171E para el Escuadrón III del Grupo Aéreo 7 de la VII Brigada Aérea de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), con base en Morón –que bastante después se trasladó a Moreno-, pasando a ser esta nación un cliente más en la región de Russian Helicopters, que es un provee­dor de referencia de aeronaves duras y muy probadas.

En realidad venían a suplir a los 3 Boeing CH-47C Chinook que llegaron a esa unidad el 4 de mayo de 1980 y que contaban con mejoras para ser empleados también en tareas SAR y en el Continente Blanco, uno de los cuales se perdió allí en accidente el 28 de enero de 1982 y los otros 2 participaron en la Guerra de Malvinas, siendo finalmente dados de baja a principios de la década de 2000.

Pero el que introdujo el CH-47 en Argentina fue el Ejército, que deseaba comprar 35 Chinook, pero solo logró fondos para 2, que llegaron en 1978 y se asignaron al Batallón de Aviación de Combate 601, con base en Campo de Mayo, y se emplearon en lanzamiento de paracaidistas, transporte de carga y personal, y ayuda a la población civil, que se quedaron en Malvinas, a donde habían sido desplegados, uno incorporado a las Fuerzas Armadas británicas y otro fue destruido.

Está en marcha por el Ministerio de Defensa, a través del Estado Mayor Conjunto, el proceso de selección y compra de helicópteros para sustituir a los veteranos Aérospatiale (hoy Airbus Helicopters) Lama del Ejército y la FAA, siendo un requisito que pueda operar en alta montaña. Los candidatos son el Leonardo AW119, el Bell 407 –que inicialmente parecía el favorito- y el Airbus H125, que según ciertas fuentes es hoy el predilecto.

Actualmente el Escuadrón V (hoy III) de Búsqueda y Rescate y Tareas Especiales del Grupo 4 de Caza de la IV Brigada Aérea de El Plumerillo (Provincia de Mendoza) tiene 4 ejemplares en servicio de los 6 que incorporó a partir de 1972, a los que se añadieron otros 3 transferidos por la Gendarmería Nacional en agosto de 2015, institución que llegó a emplear 6 desde 1978.

El Ejército adquirió en su momento 6 Lama, de los cuales 2 permanecen en servicio y 3 se encuentran almacenados en Campo de Mayo, estando a su llegada asignados a la Sección Aviación de Ejército de Montaña 6, en la provincia de Neuquén. Los sobrevivientes se encuentran en servicio con el Escuadrón de Montaña Nº8, en Mendoza.

La fuerza terrestre también precisa la sustitución de los 3 Airbus Helicopters AS332B Super Puma, de los cuales al parecer sólo 1 quedaría operativo, estando los otros 2 pendientes de la realización de una gran revisión, que no se hará debido a su alto costo,  y su favorito es el Sikorsky Black Hawk, aunque, como en todas las compras argentinas prima el presupuesto, la financiación y el que no tengan componentes del Reino Unido que impida Londres que se entreguen a su potencial enemigo. Fueron entregados en 1986 y los opera el Batallón de Helicópteros de Asalto 601 de Campo de Mayo. Utilizados en las campañas antárticas fueron sometidos a trabajos de puesta a punto por parte de la empresa francesa Heli Union

Finalmente, a mediano plazo se debería sustituir la flota de casi medio centenar de 46 UH-1H/Huey 2 del Ejército, algo que hoy se considera todavía como económicamente no planteable, salvo que se recurra a aeronaves usadas, mientras sigue incorporando los AB-206 adquiridos de segunda mano en Italia, que poco a poco los va poniendo a punto FAdeA (Fábrica Argentina de Aviones) en sus instalaciones de Córdoba.

Bolivia

Pese a la poca entidad militar, la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) dispone de una interesante flota de helicópteros, compuesta por 6 Airbus Helicopters AS332 C1e Super Puma, incorporados desde 2014, de los cuales hace no mucho sólo 1 estaba en servicio, mientras el resto sufría problemas de falta de mantenimiento y repuestos, y 2 AS532 Cougar, que recibió en 2006 y asignó a su unidad Diablos Rojos.

Del mismo fabricante francés tiene 2 AS350 B3, que opera la misma unidad desde 2009; y 4 H145, teóricamente adquiridos para transporte presidencial. Los más numerosos son 8 UH-1H, que comenzaron a llegar en 1975 y los emplean los Diablos Negros; y 9 pequeños Robinson R44 suministrados entre 2011 y 2013 entregados el 2011 al Colegio Militar, a la Policía Aérea y a la Caballería Aérea del Ejército.

También existen 6 Harbin Z-9, una mala copia china del Dauphin francés, suministrados al Ejército como helicópteros de ataque, de dudosa efectividad y operatividad. Lo más perentorio es el remplazo de los Bell y el nuevo Gobierno, muy próximo al presidido por Evo Morales (que en su día anunció su intención de dotar a la Fuerza Aérea con 25 helicópteros ligeros y se desconoce la situación actual de este plan), es posible que mire hacia Rusia.

Brasil

La Fuerza Aérea Brasileña dispone de 4 AS332 Super Puma, 18 AS350 Esquilo, 16 UH-60L Black Hawk, 12 Mi-35M, 2 H135 VIP y 16 H725 Super Cougar. La Marina cuenta con 12 AH-11A Super Lynx , 8 de los cuales modernizados, 6 S-70B Seahawk (MH-16), 8 AS355U y 12 AS350U Ecureuil (H-13 y H-12), 5 AS332 Super Puma y 2 AS532 Cougar (UH-14), 15 H725 Cougar (UH-14) en proceso de entrega, 17 Bell 206 y 3 H135.

Estos últimos, localmente denominados como UH-17, fueron recientemente incorporados al 1er Escuadrón General de Helicópteros de Empleo (EsqdHU-1), con el objetivo principal de evitar una brecha en las operaciones aéreas embarcadas en navíos que apoyan el Programa Antártico Brasileño (PROANTAR).

La Marina pretende adquirir helicópteros de usos generales de tamaño mediano y de ataque, antisubmarinos y de reconocimiento, de acuerdo con el último Plan Estratégico de la Marina (PEM) 2040. El documento, que no describe cronogramas exactos, también cubre una gama de proyectos de modernización que se planificaron o iniciaron previamente pero que aún no se implementaron o concluyeron de manera efectiva, como helicópteros ligeros de entrenamiento y utilitarios.

El Ejército emplea 8 AS532 Cougar, 14 (3 más pendientes de recibir) H725 Super Cougar, 21 Fennec, 15 AS350 Ecureuil, 34 AS565 Panther y 4 Sikorsky UH-60 Black Hawk. En diciembre de 2019, después de una reunión del Alto Mando del Ejército, se autorizó la creación de un grupo de estudio para evaluar la viabilidad de adquirir un modelo de helicópteros de propósito general que serviría a las misiones de transporte de servicios públicos y ataque.

FOTO: ESquilo Marinha do Brasil Pantanal

Hasta ahora, se han estudiado el Sikorsky UH-60M y el Leonardo AW149, que serían compatibles con una serie de sensores y armas que satisfarían las necesidades operativas de la Aviación del Ejército, incluidos armamentos de precisión, sistemas de imágenes y adquisición de objetivos. Este estudio tiene como objetivo analizar si este tipo de compra cumple con las demandas de la AvEx, puede proporcionar flexibilidad operativa y ahorro de recursos, considerando que con el mismo vector será posible llevar a cabo más tareas: ataque y utilitario.

Estas aeronaves estarían basadas en Manaus, en el 4º Batallón de Aviación del Ejército, fortaleciendo la capacidad operativa de la AvEx en esa región estratégica. En el lugar, además del HM-1 Pantera (AS565 Panther) y el HM-4 Jaguar (H725BR), se operan los 4 HM-2 Black Hawk, que quedarían fuera de servicio con la llegada de los nuevos helicópteros, o serían modernizados.

Para el nicho de helicópteros de ataque, en el que la AvEx espera adquirir inicialmente 12 unidades, que pueden llegar a 24, el plan es que todos estén operativos para 2031. La posibilidad de adquirir nuevos helicópteros utilitarios con la capacidad de equiparse con armas pesadas es una alternativa a corto plazo, pero que no debería poner fin a los planes del Ejército Brasileño para proporcionar a su Aviación un tipo específico para cumplir esta misión.

Colombia

La Aviación Naval colombiana cuenta con 2 AS365 N3 Dauphin de lucha antisuperficie adquiridos de segunda mano recientemente, a los cuales, y tras serias faltas de operatividad, se les ha contratado el mantenimiento mayor con la filial mexicana del fabricante, al igual que al sobreviviente AS555 Fennec, que se utiliza para los mismos fines, para los que están también 1 veterano MBB/Kawasaki BK-117 y otros 2 Bö-105, que requerirían una sustitución pronto. Para transporte hay 1 Bell 212, 7 412 y 5 UH-1N.

Mientras tanto, la Armada ha analizado el tipo de helicóptero que operarían las futuras PES (Plataforma Estratégica de Superficie), fragatas que sustituirán a las actuales FS-1500, no negando el interés por el Sikorsky SH/MH-60 Seahawk, debido a la presencia de su hermano UH-60 Black Hawk en la Fuerza Aérea y en el Ejército colombianos, que tienen cerca de 100 unidades en inventario, que están siendo modernizadas continuamente en los talleres de Lockheed Martin en Colombia, destacándose la versión antitanque Arpía IV, con una panoplia de misiles Spike en diferentes versiones, lo cual facilitaría las labores de mantenimiento.

En concreto, se estudia la capacidad de armamento que podrían llevar las diferentes aeronaves candidatas, con el objetivo de proporcionar medios de ataque que son inexistentes en este momento, sobre todo, por la incapacidad de las FS-1500 de recibir helicópteros medianos, que son los que lo pueden portar.

Recientemente se ha adquirido 1 Leonardo Helicopters AW139 para transporte presidencial y existen previsiones para sustituir los 6 MD-530 y 48 UH-1H que quedan en servicio. La enorme flota restante con la que cuenta es en su totalidad de origen estadounidense, lo que da una idea de lo difícil que es para otros fabricantes penetrar en ese gran mercado de este tipo de aeronaves.

Incluso una de las esperanzas de los proveedores internacionales, que era dotar de helicópteros de entrenamiento nuevos a la EHFAA (Escuela de Helicópteros para las Fuerzas Armadas), lo resolvió Estados Unidos transfiriendo 60 TH-67 Creek y 4 simuladores de vuelo de Huey II de segunda mano por un valor de 232 millones de dólares.

Tras más de veinte años de servicios, el Ejército está en vías de retirar y de sustituir los 12 Bell UH-1N  que recibió como donación de Estados Unidos, de los cuales la mitad están realmente operativos, 4 en mantenimiento pesado y 2 ya no pueden volar. La también gran flota de helicópteros de esta Institución es en su totalidad de procedencia estadounidense, excepto 25 Mil Mi-171V, MD y V5 rusos. Requiere un gran esfuerzo para los competidores romper esta barrera.

Costa Rica

Costa Rica cuenta con 4 UH-1ST que recibió como donación dentro de un programa de dos años de asistencia por parte de los Estados Unidos, de cara a la lucha contra el tráfico ilegal de drogas y aumentar la capacidad del país para atender crisis relacionadas con desastres naturales. Es la denominación del Departamento de Estado del Bell 212 repotenciado con los motores de UH-60.  Durante este período, Estados Unidos estará a cargo del mantenimiento de los helicópteros, la compra de repuestos y la capacitación de los pilotos y el personal de mantenimiento costarricense. El Servicio de Vigilancia Aérea del Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica asumirá todos los costos operativos. Hay también 2 MD600 y 2 MD500E.

Chile

La concreción del Proyecto Gaviota y la pronta entrega de los primeros Airbus H125 ligeros de la familia Ecureuil, permitirá la urgente baja de los, algunos, cincuentenarios, Bell UH-57B y 206B Jet Ranger, de los que quedan 2 en servicio, respetivamente, empleados principalmente para entrenamiento de pilotos, servicios costeros y de rescate, así como operaciones eventuales de seguridad pública.

El Gaviota se tramitó durante cerca de diez años y finalmente fue en el presupuesto de 2019 cuando se autorizó un monto de 6,765 millones de dólares para una primera etapa, que debería materializarse este mismo año. El programa contempla la adquisición de 5 unidades y la construcción de un hangar en la Base Aeronaval de Concón, en la región de Valparaíso, lugar desde donde opera principalmente la Aviación Naval chilena y mantiene sus aeronaves.

Su polivalencia será un factor importante en operaciones de apoyo a la población civil y cabe destacar que en Chile hay ya más de 40 H125 en servicio. Respecto al año 2020, se contemplaban sólo recursos para operación por un monto de 177.000 dólares y, además, se incluía una partida de reducción de presupuesto de 2,76 millones.

Cabe destacar que en conjunto tiene como propósito salvaguardar la vida humana en el mar, ejercer de policía marítima, control de tráfico marítimo, realizar evacuaciones médicas (MEDEVAC), dar apoyo al mantenimiento de la señalización marítima e instrucción básica de pilotaje de helicópteros, todo lo cual, excepto el entrenamiento de pilotos, es de responsabilidad de la Dirección General del Territorio Marítimo (DIRECTEMAR) y de Marina Mercante.

No puede obtener financiamiento de la derogada Ley Reservada del Cobre o de su reemplazante la Ley de Financiamiento de las Capacidades Estratégicas de las Fuerzas Armadas. DIRECTEMAR recibe recursos de la ley anual de presupuesto, algunos de  los  cuales pueden provenir de la Ley de Navegación que regula las actividades concernientes a la navegación o relacionadas con ella, incluyendo el costo de servicios como el de prácticos y pilotos.

FOTO: El primer H-125 fue incorporado a la Aviación Naval de Chile en noviembre de 2020

A futuro, la Aviación Naval chilena deberá formular y enfrentar al menos dos proyectos. El primero es que la incorporación de las 2 Adelaide, que pertenecieron a la Real Marina australiana, suman otras tantas cubiertas de vuelo a los buques de la Escuadra, por lo que son hoy 8 fragatas aptas para embarcar helicópteros. Los 5 AS332 L1 Super Puma, también de Airbus Helicopters, recibidos a partir de 1991 requerirán pronto un reemplazo, que podría ser de la familia Sikorsky Seahawk para homogeneizar material con la Fuerza Aérea de Chile, lo cual no necesariamente tiene por qué ser así. También es previsible la sustitución de los 3 MBB Bö-105 de uso antártico.

El parque de helicópteros de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) es relativamente moderno, tras la incorporación de 6 Sikorsky S-70i MH-60M Blackhawk nuevos de fábrica construidos en Polonia, que llegaron en julio de 2018 con cámaras térmicas e infrarrojas, capacidad para ser reabastecidos de combustible en vuelo, radar meteorológico, conjunto para rescates aeromédicos y deshielo automático en las palas, que se unieron a un ejemplar del mismo modelo de la versión S-70A-39 que ya estaba en servicio.

Igualmente, cuenta con a 4 Bell 412SP y 12 EP relativamente modernos. La FACh ha iniciado las evaluaciones para remplazar sus 13 UH-1H, parte de los cuales operaron en Haití en la MINUSTAH (MIssion des Nations Unies pour la Stabilisation en Haïti), así como, tarde o temprano, se deberán sustituir los 5 Bell 206B (OH-58A) que se emplean para la formación de pilotos de helicóptero.

La Fuerza Aérea también tiene la pretensión de dotarse de 2 aeronaves de ala rotatoria para las actividades en la Antártida, para lo que no parecen muy adecuados los Blackhawk, y que deberían ser comprados con fondos de otros ministerios que intervienen en el Continente Blanco; y de otros 2 para actividades SAR en la Isla de Pascua, para el que, una vez más, el aparato estadounidense tiene competidores mucho más adecuados por sus prestaciones en vuelo estacionario del piloto automático. Lo lógico es que esos 4 ejemplares fueran del mismo modelo. 

En diciembre de 2016, Airbus Helicopters entregó el décimo y último AS532AL Cougar al Batallón de Helicópteros de la Brigada de Aviación del Ejército de Chile, concluyendo un proyecto que se inició en 2008 con la compra de 8 al que se añadieron 2 adicionales en 2013 y 2014, en este caso de la variante AS532ALe. También cuenta con 2 viejos SA330L Puma y 5 Ecureuil (2 AS350 B2, 2 AS350 B3 y 1 HB355N, este último fabricado en Brasil por Helibras) del fabricante europeo, consistiendo el resto de la flota en 9 MD Helicopters HU-53 (MD369FF) de origen estadounidense.

Los intentos en los años recientes de la Aviación del Ejército de renovar parte de su material se han visto frustrados por repetidos casos presuntamente vinculados a delitos de corrupción, que incluso han salpicado a algún comandante en jefe del Ejército y que prácticamente supuso que todas las actuaciones administrativas se miraran con lupa. Esto debería de cambiar ya y se espera que se puedan recuperar planes de renovación de material, en el nuevo marco de la Ley de Financiación de las Fuerzas Armadas, que remplaza a la Ley Reservada del Cobre, concebida para la dotación de recursos para la compra de material de defensa.

Ecuador

Airbus Helicopters entregó el 27 de octubre pasado los 2 primeros de los 6 H145 que encargó la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) –que los ha bautizado como Cobra-, el primer cliente militar de este helicóptero bimotor en Iberoamérica, y los otros 4 se suministrarán a lo largo de este año, asignados, como todos los helicópteros de la Fuerza Aérea, al Escuadrón de Combate 2212 del Ala 22 de Combate, de la Base Aérea Simón Bolívar, en Guayaquil.

El contrato de compra, firmado el 2 de diciembre de 2019, incluye la formación de 12 pilotos y 15 técnicos de mantenimiento. La FAE contaba con helicópteros Dhruv de fabricación india hasta 2014, pero estos finalmente se tuvieron que dejar en el suelo tras una serie de accidentes y los H145 vienen a remplazarlos.

En algún momento se tiene que contemplar la sustitución de los 31 UH-1 de los que se desconoce su estado operacional, así como de los 9 Bell 212, que comenzaron a entrar en servicio en 1975. Hay también 8 TH.57, 3 Airbus Helicopters AS555AN y 5 AS350. El año pasado se suministraron 4 Leonardo AW119Ke Koala para búsqueda y salvamento.

En enero de 2018, Airbus Helicopters entregó uno de los 2 H125  que encargó el Ministerio de Defensa, según un contrato firmado en noviembre de 2017, que incluía la capacitación de 12 mecánicos y 6 pilotos. El segundo se suministró en la primavera del 2018, ambos adscritos a la Brigada de Aviación del Ejército, en su base en Porto Viejo y se destinarán a misiones de transporte, vigilancia aérea y apoyo a la población en casos de desastres naturales.

FOTO: H145 ecuatoriano

El de Ecuador fue de los primeros ejércitos de Iberoamérica en operar helicópteros de Airbus, que conforman un 80 por ciento de su flota, existiendo 22 ejemplares de la familia Ecureuil (6 AS550 C3 Fennec y 9 AS555 Fennec 2; y 4 AS350B, 1 AS350 B2 y 2 AS350 B3), 16  SA342  L1 Gazelle; y 3 SA330L 2 AS332B, 7  AS332M Super Puma y 7 AS532 Cougar.

A principios de junio pasado reincorporó 3 Mi-171 recuperados, tras una gran revisión, que incluía los motores, trabajos fueron realizados en el CEMAE (Centro de Mantenimiento de Aviación del Ejército) y el CMRSAS (Centro de Mantenimiento y Reparación de Helicópteros Rusos). Cuenta con 11 ejemplares: 9 Mi-17-1V recibidos a finales de los años noventa y E entregados en diciembre de 2010. Completan el escenario 9 Bell 206. En cambio, la flota de aeronaves de ala giratoria de la Aviación Naval tienen como único proveedor al estadounidense Bell, operando 1 206, 8 230 y 5 Bell 430.

El Salvador

El presupuesto militar de El Salvador creció en 2020 un 52 por ciento en comparación con 2019, pasando de 145 a 220 millones de dólares. Una buena parte de ese aumento ha servido para la recuperación de medios aéreos, entre ellos algún Huey-II. Lo cierto es que poco queda de lo que fuera una impresionante flota de 85 UH-1H y UH-1M entregada en los ochenta y principios de los noventa por Estados Unidos.

Cambridge Aeronautics brindará al Comando Sur estadounidense (USSOUTHCOM) apoyo para el mantenimiento y sostenimiento de los 4 UH-1 que le quedan a la Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS), además de 2 Bell 412EP. En octubre 2019 se financiaron 1,8 millones de dólares para renovar otro Bell 412 en 2021 y se ha solicitado la compra de 1 Bell 412 adicional. El Vuelo Presidencial tiene 1 Bell 412 más que podría transferirse a la FAS, que también tiene 1 Bell 407 y 1 Bell 206L-3.

La meta de la FAS es, al menos, completar el cuadro de 5 Bell 412, operar con otros 5 UH-1H, que eventualmente serían Huey-II o similares. Los planes de modernización del Plan Territorial de Gobierno Bukele pretenden dotarse de 1 patrullera oceánica que opere 1 helicóptero ligero. Se planificó la adquisición de 1 Bell 429 para la Policía, que, al no obtener el préstamo por carecer de instalaciones adecuadas, se discutía su incorporación a la FAS.

Guatemala

La Fuerza Aérea guatemalteca reparó 3 Bell 206B3 Jet Ranger como parte del Plan de Recuperación de Capacidades del Ministerio de la Defensa Nacional, pero no le queda en servicio ninguno de sus 7 UH-1, si bien pretendía recuperar 2 el año pasado. Existen 2 Bell 412 para transporte presidencial, queda 1 212 operativo y 2 407, así como 1 Airbus Helicopters AS350 Ecureuil. El Ministerio de Gobernación solicitó presupuesto de 40 millones de dólares para la recuperación de 5 Huey-II  donados en 2013 y que habían sido prácticamente abandonados y se hace necesaria su reincorporación.

Honduras

De los 10 Bell 412SP quedan 7 en servicio, 4 de los cuales convertidos a EP para su empleo en patrullas marítimas con asistencia de la israelí Elbit; más otro de esta última versión para transporte presidencial. Los otros 2 se perdieron en accidentes, y 1, el FAH-977, se accidentó en octubre de 2015. Restan operativos 3 de los 20 UH-1H (incluyendo 2 de 4 donados por Taiwan) que recibió. En diciembre de 2019 obtuvo 1 Bö-105S para su empleo en labores de búsqueda y salvamento por parte de la Fuerza Naval.

México

La Marina de México está a la espera de recursos para incrementar sus capacidades aeronavales, pero este tema, sus operaciones, material y planes de modernización y crecimiento no aparece detallado en el Programa Sectorial de Marina (PSM) 2020-24, el texto que marca las directrices del desarrollo de la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR) en el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La ausencia de esta agenda coincide con los términos de la política de austeridad republicana decretados y que, si bien obligan a la Administración Federal a recortar al máximo todos sus gastos para redirigir la financiación hacia programas de atención a la pobreza, también mantienen un importante flujo de recursos para las Fuerzas Armadas, pero sólo en apoyo a programas de seguridad pública, a los que no son ajenos los helicópteros.

Los únicos planes que esperarían la llegada de recursos frescos son los de compra de 6 aviones para transporte de tropas y 4 helicópteros Airbus Helicopters AS5656 Panther o Sikorsky UH-60M Black Hawk. El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021 de la SEMAR destinará 179 millones de euros al programa Construcción Naval y Modernización de Unidades Operativas y Establecimientos Navales, en el que se incluye el tema aeronaval.

La Marina cuenta con una flota de 140 aparatos, de los cuales 75 son aviones y 65 helicópteros, y se registra una muy baja siniestralidad. Sumó recientemente a su flota un helicóptero H145 cedido por Petróleos Mexicanos, que lo adquirió nuevo en 2014, y el pasado 16 de octubre perdió 1 de sus Mi-17 al chocar, ya en tierra, contra un poste de alumbrado, perdiendo el rotor de cola y parte del fuselaje trasero. La Marina no ha licitado aún su reparación.

En alguno de estos contextos, la Marina espera relanzar la adquisición de un lote inicial de 2 NH Industries navalizados NH90 destinados a operar en su fragata POLA (Patrulla Oceánica de Largo Alcance) 101 de nueva construcción, recién entrada en servicio y habría cierto interés que esta operación se realizara a través de España, en lugar de Francia, por temas de afinidad y de idioma.

Dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, la Armada solicitó presupuesto para el proyecto Adquisición de Helicópteros para Operaciones Embarcadas de Largo Alcance, en concreto para los NH90, por un monto  de más de 110 millones de euros, pero no obtuvo los fondos suficientes, siendo reportado como sin asignación de recursos el año pasado. Habrá que esperar si después de la pandemia y la emergencia económica se cuenta en 2021 con la financiación para su incorporación a la Marina.

Para la ejecución de las operaciones aéreas de vigilancia marítima se emplea la configuración de helicóptero embarcado con AS565 MB y MBe Panther, utilizados para efectuar operaciones de intercepción, además de combatir y desarticular a los grupos dedicados al tráfico de estupefacientes y otras acciones ilícitas, para hacer prevalecer el estado de derecho en la mar, las fronteras, la masa continental, Zona Económica Exclusiva, aguas territoriales es interiores.

Es evidente la carencia de aeronaves embarcadas para operaciones de largo alcance, con capacidades de guerra antisubmarina, antisuperficie y antiaérea, ya que se han identificado y dimensionado los factores internos y externos que de acuerdo a su naturaleza tienen el potencial para constituirse en riesgo para la seguridad nacional. De llegarse a ejecutar este programa, se contará con 2 NH90 NFH (Naval Frigate Helicipter), que en conjunto con los 13 Panther con los que cuenta, se tendrá capacidad de respuesta inmediata. De materializarse, sería el primer usuario iberoamericano del NH90.

En caso de no poderse llevar a cabo el proyecto de inversión, se implementaría la utilización de 4 Mi-17 de los 18 que quedan en servicio de los 20 comprados en 1997, con los que se reforzaría la vigilancia en la parte del mar territorial, dado que, por el tamaño de estos, no es factible embarcarlos, por lo que el punto de partida sería desde un mando naval en las costas, de donde despegarían y aterrizarían. En caso de encontrar alguna amenaza, en coordinación con las patrullas oceánicas que no tienen un helicóptero a bordo, realizarían la inspección e inutilización de la amenaza. Se entregaron 3 Mi-17V5 el 5 de diciembre de 2012.

FOTO: Uno de los 10 UH-60M “Black Hawk” con los que cuenta la Marina-Armada de México para transporte de tropas (foto Jorge Medellín).

En cuanto a la flotilla de 11 Bölkow Bö-105, dejaron de volar hace casi seis años, cuando comenzaron a ser entregados los AS565 MB y MBe Panther para ser embarcados en patrullas oceánicas y para dar apoyo en operaciones de interdicción naval antidrogas. Fueron adquiridos 10 en 1982 y un año más tarde la SEMAR (Secretaría de Marina) incorporó 1 más a la Escuadrilla Aeronaval. La flota participó todavía en varios ejercicios internacionales como el Unitas Gold, en el que 1 hizo fuego real con cohetes y ametralladoras contra un buque señuelo de la US Navy.

La SEMAR mantiene aún en servicio 2 de los 4 Fennec (los otros se perdieron en siniestros) de búsqueda y rescate embarcados; 2 H225 para transporte del secretario de Marina; 2 H725, de los que había planes de comprar 9 más;  9 UH-60M (1 se estrelló); 4 MD-500 y 6 MD-902 (1 se accidentó) de entrenamiento de combate y SAR, estos últimos embarcados en los buques de la Clase Sierra y para otras tareas en tierra; y también pata adiestramiento hay 1 Robinson R-44 y 1 R-22 (otro se perdió en accidente), 1 Rotor Way 162-F Exec y 10 Schweizer 300C, así como 2 Hiller UH-12D.

La FAM (Fuerza Aérea Mexicana) cuenta con 18 de los 20 MD-530F que recibió en el Escuadrón Aéreo 112; los 40 Bell 206B (de 50 suministrados) y 206L III en los escuadrones 102, 103 y 111 y en el Centro de Adiestramiento de Helicópteros, una buena parte de los cuales se dieron de baja en 2018; 14 407GX (de 15) del 111; 11 412EP (de 12) del 104; 12 H725 del 101 y 4 AS332 B1 (de 7) y 2 H225 del Grupo Aéreo de Transportes Presidenciales; 6 Sikorsky UH-60L y 18 UH-60M del 101; 2 CH-53D Yassur 2000 de los 4 comprados a Israel de segunda mano del Escuadrón Aéreo 104; 19 Mil Mi-171V (de 24 suministrados) del 303; y 6 Leonardo Helicopters  AW109SP (de 7), también del Grupo Aéreo de Transportes Presidenciales.

Nicaragua

Nicaragua posee 7 sobrevivientes de 16 Mil Mi-17 Hip H, 2 Mi-171 entregados recientemente, 1 Bell 206, 1 MD500D y 1 R-44.  Actualmente su Fuerza Aérea se encuentra en un proceso de modernización anunciando su interés en adquirir nuevos medios de ala rotatoria.

Panamá

El Servicio Nacional Aeronaval (SENAN) de Panamá se distingue por ser una entidad más afín a lo que es una prefectura, manejando los servicios navales y aéreos en una sola entidad. Debería ser candidato a adquirir helicópteros nuevos en el futuro, pues en los últimos tiempos se ha nutrido de material de desecho estadounidense.

En este orden de cosas, ha conseguido reforzar la seguridad fronteriza en la provincia de Darién, después que Washington donara 3 UH-1H, ubicados de forma permanente en la zona. La iniciativa da cumplimiento a la Enmienda 25 del Acuerdo Carsi-Mérida, suscrito entre los gobiernos de las naciones, bajo el Programa de Aviación del INL (International Narcotics and Law Enforcement) Panamá, el cual permitió la donación de 6 helicópteros, 3 de los cuales han sido asignados a la atención inmediata de las operaciones de seguridad pública.

La ceremonia de entrega tuvo lugar en el Hangar 2 de la Base Aérea del Servicio Nacional Aeronaval en el Pacífico. Estados Unidos continuará suministrando mantenimiento a dichos helicópteros y brindando capacitación a pilotos del Servicio Nacional Aeronaval hasta 2023 a un costo de 30 millones de dólares. La flotilla de ala rotativa suma 5 Bell 205A1/UH-1H, 6 212/UH-1N, 1 412 y 2 407; 1 MD500, y 10 AW139/AW109SP (incluyendo 1 ambulancia aérea).

Paraguay

Sobre el papel, la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP) cuenta con 20 UH-1H y 1 Bell 427, que es el helicóptero presidencial. En el marco de un convenio entre Itaipú Binacional y la UNOPS (United Nations Office for Project Services), se desa­rrolló el año pasado una licitación para compra de helicópteros para la FAP. El 17 de junio de 2019, ambas entidades suscribieron el acuerdo de cooperación para el Proyecto de Fortalecimiento de los Servicios Humanitarios del Paraguay.

La iniciativa tiene como fin otorgar 2 helicópteros a la FAP, más equipamiento y entrenamiento. La hidroeléctrica se comprometió a transferir 4,95 millones de dólares, pero todo el proceso licitatorio lo hace el organismo internacional, por lo que el concurso no estaba afectado por las reglas de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP).

Una denuncia aseguró que estaba dirigido para comprar las aeronaves a Rice Aircraft Services, que en 2017 había invitado a oficiales de la FAP a visitar sus instalaciones y poco tiempo después ya se montó el proyecto con la UNOPS, para no pasar por los controles de la DNCP. Previo a la invitación, la empresa había sido sancionada por el Gobierno de Filipinas e ingresó en su lista negra, pues fue contratada para proveerle helicópteros y no cumplió, añadieron los denunciantes, que apuntaron que las aeronaves ofrecidas eran UH-1D ya obsoletas, dado que no tienen repuestos ni son seguras para misiones militares y estaban sobrefacturados.

Cada helicóptero tenía un valor inflado de 1.194.000 dólares, de acuerdo con la denuncia se temía que estas mismas aeronaves ahora sean colocadas al Estado paraguayo. El concurso que lleva adelante Paraguay consta de tres lotes. Los dos primeros son las aeronaves, mientras que el tercero corresponde al equipamiento adicional.

Además de Rice Aircraft, se presentaron las compañías Helitáctica y Sahar Group. Rice Aircraft propuso 5.138.680 por todo el paquete, Helitáctica ofertó 4.281.532 y Sahar Group sugirió 4.034.908. En el detalle del proyecto se observa que su duración será de 12 meses y que el emprendimiento surgió tras evidenciarse que Paraguay no cuenta con los medios adecuados para afrontar diversos desastres naturales y sólo con helicópteros se puede llegar en forma rápida a sitios de difícil acceso.

Perú

A mediano plazo, se contempla la adquisición de 5 helicópteros de transporte y combate Mi-171SH para la Aviación Naval. Se adquirirán mediante el Programa de Recuperación de la Capacidad de Movilidad Aérea Eficaz y Soporte de la Fuerza con Aeronaves de Ala Rotatoria en la Base Aeronaval del Callao para a remplazar a los dos Mi-8T que se encuentran al final de su vida útil y estarán destinados principalmente a operaciones de despliegue rápido y de vigilancia en la Amazonia, desconociéndose de momento su configuración o si dispondrán de motores TV3-117VM o VK-2500. En 2016 se incorporó un Kaman SH-2G (P1) Super Seasprite para entrenamiento de tripulaciones. Los otros 4, denominados SH-2G (P2), deben, tras retrasos de índole presupuestaria, arribar en el primer semestre de 2021. La Aviación Naval dispone también de 3 Agusta SH-3D y 4 Sikorsky UH-3H Sea King, 3 Agusta-Bell 412SP recibidos en julio de 2015, 2 Agusta-Bell 212 ASW, 3 Bell 206B Jet Ranger y 5 Enstrom F-28F Falcon, 1 de ellos recibido en 2013 para remplazar a otro perdido en accidente en 2009.

La Aviación del Ejército opera 1 Mi-8T Hip C adquirido en 1981, alrededor de 20 Mi-17-1B, 2 Mi-171Sh (adquiridos en 2010 y dotados de motores TV3-117VM) y 24 Mi-171Sh-P Hip H, que operan desde las bases de El Callao, Chorrillos y en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM). En breve se espera incorporar otro Mi-171 en configuración SAR, que remplazará al que se accidentó el 17 de mayo de 2019 en la Región de Coangos (Provincia de Condorcanqui) mientras realizaba una Misión de Apoyo a las Operaciones de Desminado Humanitario en la frontera con Ecuador. El costo será cubierto por la póliza del seguro.

El Mi-8T Hip C, matrícula EP-592, fue adquirido en 1981 y se mantiene operacional, encargándose de la habilitación de pilotos del Enstrom F-28F/F-280FX Shark al Mi-171-Sh.  Los 20 Mi-17-1B, algunos de la versión civil Mi-8MTV-1, requieren ser renovados. Su promedio de vida es de entre 26 a 30 años y el índice de operatividad del orden del 40 por ciento. El 60 por ciento restante se encuentra inoperativo desde algún tiempo debido a la falta de recursos o porque, en algunos casos específicos, su condición hace inviable su reparación. Los 24 Mi-171Sh-P, que operan desde las bases de El Callao, Chorrillos y en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), registran un índice de operatividad por encima del 90 por ciento.

La renovación de los Mi-17-1B de la Fuerza Aérea es necesaria, habida cuenta que estas naves –1 adquirida en 1985 y las otras 6, de segunda mano, en Nicaragua en 1992- tienen un promedio de vida de entre 30 y 32 años. De estos, 4 fueron reparados en 2019 por Helicentro Perú SAC, en Convenio con el Servicio de Mantenimiento (SEMAN) y Russian Helicopters, y 3 en 2020, dos de los cuales fueron entregados en diciembre pasado. La tercera nave, un Mi-17MT adquirido en Nicaragua en 1992, viene siendo convertido a la versión Mi-17-1B previéndose que sea entregado en abril próximo.

La FAP tiene previsto comprar, mediante el Programa de Recuperación de la Capacidad de Movilidad Aérea Eficaz y Soporte de la Fuerza con Aeronaves de Ala Rotatoria de Mediana Performance-Código N° 2234930, 24 Mi-171Sh. Inicialmente, se adquirirá un lote de 4 con motores VK-2500 y APU (Auxiliary Power Unit), Safir 5KG MI y tendrá una configuración específica para operaciones de transporte y combate y de rescate y evacuaciones aeromédicas (MEDEVAC). La FAP mantiene abierto un programa de compra de cuando menos 6 helicópteros para misiones SAR, compitiendo los Airbus Helicopters Cougar, Bell 412 y Leonardo Helicopters AW139. La Fuerza Aérea del Perú, a través de la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas (ACFFAA), adjudicó a Enstrom Helicopters (Estados Unidos) un contrato para el suministro de otros 2 helicópteros de instrucción F-280FX Shark el Grupo Aéreo N° 51  que incluyendo entrenamiento y soporte logístico, se cifra en aproximadamente 2,3 millones de dólares. Se sumarán a otros F-280FX adquiridos directamente por la Fuerza Aérea en junio de 2019, en un contrato de 1,8 millones de dólares y cuyo arribo al Perú se realizó a inicios de febrero pasado. Se adquirirán un total de 8 para remplazar a su veterana flota de Schweizer (Sikorsky/Lockheed Martin) S-300C del Grupo Aéreo N° 51, con sede en la Base Aérea Capitán FAP Renan Elías Olivera (Pisco) en las misiones de instrucción básica y avanzada de formación de los futuros pilotos de helicópteros.

La FAP tiene previsto comprar, mediante el Programa de Recuperación de la Capacidad de Movilidad Aérea Eficaz y Soporte de la Fuerza con Aeronaves de Ala Rotatoria de Mediana Performance-Código N° 2234930, 24 Mi-171Sh. Inicialmente, se adquirirá un lote de 4 con motores VK-2500 y APU (Auxiliary Power Unit), Safir 5KG MI y tendrá una configuración específica para operaciones de transporte y combate y de rescate y evacuaciones aeromédicas (MEDEVAC). La FAP mantiene abierto un programa de compra de cuando menos 6 helicópteros para misiones SAR, compitiendo los Airbus Helicopters Cougar, Bell 412 y Leonardo Helicopters AW139. La Fuerza Aérea del Perú, a través de la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas (ACFFAA), adjudicó a Enstrom Helicopters (Estados Unidos) un contrato para el suministro de otros 2 helicópteros de instrucción F-280FX Shark el Grupo Aéreo N° 51  que incluyendo entrenamiento y soporte logístico, se cifra en aproximadamente 2,3 millones de dólares. Se sumarán a otros F-280FX adquiridos directamente por la Fuerza Aérea en junio de 2019, en un contrato de 1,8 millones de dólares y cuyo arribo al Perú se realizó a inicios de febrero pasado. Se adquirirán un total de 8 para remplazar a su veterana flota de Schweizer (Sikorsky/Lockheed Martin) S-300C del Grupo Aéreo N° 51, con sede en la Base Aérea Capitán FAP Renan Elías Olivera (Pisco) en las misiones de instrucción básica y avanzada de formación de los futuros pilotos de helicópteros.

La Fuerza Aérea alinea desde 2011 2 Mi-35P Hind F que complementan a 6 Mi-25D/DU Hind D adquiridos en 1983 a Rusia y en 1992 a Nicaragua. Hay otros 10 Mi-25D inoperativos al menos desde 2001 y es poco probable que sean recuperados. Además, se cuenta con 2 Bell 212, un 412 y 2 Bo-105LSA3. En curso de inspección mayor se encuentran otros 2 Bo-105LSA3 transferidos por la Policía Nacional.

República Dominicana

La República Dominicana posee 10 Huey-II/UH-1 Plus (no todos operativos), 3 Schwizer 333, 1 OH-6 adscritos a la Fuerza Aérea; y 2 R44, 4 R22, 5 OH-58C y 3 Bell OH-58A del 1er Escuadrón de Caballería Aérea del Ejército.  Para uso presidencial hay 1 AS365N1 Dauphin, 1 Bell 430 y 1 H155. No constan planes de adquisición de nuevo material.

Uruguay

El Helibras HB 355F1 Esquilo de la Aviación Naval uruguaya en servicio está próximo a darse de baja y debería sustituirse. Por otro lado, se realiza una puesta a punto del buque insignia, el ROU-04 Gral. Artigas, con especial interés en rehabilitar su cubierta de vuelo (afectada por corrosión) para destacar a bordo 1 de los Agusta-Bell 412HP, del que se adquirieron de segunda mano 2 ejemplares a Italia, que llegaron al país sudamericano el pasado año. No está operativo ninguno de los 6 MBB Bö-105 que adquirió de segunda mano en Alemania y posee para entrenamiento 1 Bell OH-58 Kiowa. Es decir, que su precariedad de medios es casi absoluta.

La Fuerza Aérea Uruguaya mantiene en servicio 2 Airbus 365N2 Dauphin, 5 Bell 212 (próximo a arribar un sexto ejemplar, modelo que recibió a partir de 1980) y 7 UH-1H, incorporados los primeros en 1971, todos asignados al Escuadrón Aéreo N.º 5 de la I Brigada Aérea I y, al parecer, la Institución tiene otras prioridades antes que los helicópteros.

Venezuela

Como material, a la Armada Bolivariana le quedan 3 de los 8 Agusta-Bell AB-212ASW recibidos, 2 Bell 212, 2 206A, 5 412EP Sentinel de los 8 entregados y 6 Mil Mi-17V5; al Ejército, 2 Mi-17VIP y 6 Mi-17V5, 6 AS332 B1 Super Puma, 10 AS532 AC y 2 AS532UL Cougar, 2 Enstrom F-280FX Shark y 10 Enstrom 480B; y, finalmente, a la Fuerza Aérea, 3 Agusta-Sikorsky AS-61D Sea King; 6 Bell 412HP y 6 SP, 3 Bell 206B Jet Ranger y 1206L Long Ranger, 18 Mil Mi-17V-5 Panare (Hip-H), 10 Mi-35M2 Caribe (Hind) y 3 Mi-26T Pemón (Halo). Se ignora por completo el estado de operatividad de todo este material, especialmente del de origen occidental. No obstante, Venezuela representa un gran potencial de cara al futuro, pensando en un inevitable cambio de régimen.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.