Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Japón: destructores o portaaviones. To be or not to be.

En 1945, con el fin de la SGM (II Guerra Mundial), la Nipon Kaigun, denominación oficial de la Armada Imperial Japonesa (1869-1947), había desaparecido. Solo un puñado de pequeñas unidades se mantenían a flote, entre ellas el portaaviones “Hosho” (Fénix Volador), el primero de su Clase proyectado a nivel mundial. Entró en servicio en 1922 y, por los avatares  de la guerra, se convirtió en el último de las listas japonesas, siendo desguazado en 1947. Pero en 1940, Japón era, sin duda, la tercera potencia naval, por detrás de Estados Unidos y Gran Bretaña...

Desarrolló desde el fin de la guerra chino-japonesa de 1894-95 una política imperialista, para la cual era necesaria una Marina fuerte, basada en el capital ship, es decir, el buque acorazado, conseguida gracias a la interesada ayuda británica, que  diseño y construyó  las primeras unidades de esta Clase, los Fuji y Yashima, destinadas a contrarrestar la influencia de la Rusia zarista sobre el inmenso teatro del Pacífico.  foto: El acorazado portaaviones “Hyuga” La  Marina, teniendo muy en cuenta el creciente auge de la aviación, dio una especial importancia al poder aeronaval, desarrollando ambiciosos planes, construyendo portaaviones en lugar de acorazados, gracias a la valía del almirante Isoroku Yamamoto (1884-1943), uno de los pocos marinos destinados a sentar cátedra en la historia, junto a Nelson, Mahan y Togo. A lo largo de la SGM, la fuerza de los portaaviones japoneses se convirtió en una obsesión para la US Navy, en especial para los...


Contenido solo disponible para suscriptores

Identificación

Usuario

Clave

¿Ha olvidado su clave?


Suscríbase

Para acceder a este contenido puede suscribirse a una de estas modalidades.

Acceso Anual a TODOS los contenidos45.00 €

Acceda a la totalidad de los contenidos: Durante todo un año tendrá acceso a la actualidad  diaria más exclusiva, a los análisis que semanalmente encontrará en Enfoques y los reportajes del Fondo Documental, el cien por ciento de los contenidos reservados para suscriptores.  Esta modalidad de Acceso Anual  le abrirá todas las puertas de defensa.com, la entrada al mayor y más experto universo de información de la Defensa en lengua española.

Acceso al Fondo Documental de Defensa durante 1 año25.00 €

Digitalizamos el más experto Fondo Documental  de Defensa en lengua española, un universo informativo único en el mundo, el que desde 1978 atesora la Revista Defensa, cuyos mejores artículos desde la primera edición iremos poniendo a su alcance semanalmente. Un salto en el tiempo, desde los grandes reportajes publicados hace lustros a los de los últimos años, todos con el denominador común de la firma de los mayores expertos en unidades militares y  armamento. Cada semana ofreceremos un nuevo artículo en el Fondo Documental, al acceso exclusivo de suscriptores.


Si no dispone de cuenta Paypal, pague con su tarjeta de crédito o débito