Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Visitamos el Sarmiento de Gamboa

El pasado 26 de agosto pudimos realizar una visita al buque oceanográfico “Sarmiento de Gamboa” del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuando se encontraba en el puerto de Cádiz tan solo un día antes de que partiera rumbo al sur de Portugal para comenzar otra misión científica.

El “Sarmiento de Gamboa” debe su nombre al marino, cosmógrafo, matemático, escritor, soldado, astrónomo, científico y conquistador español del siglo XVI Pedro Sarmiento de Gamboa. El buque que tiene su puerto en Vigo fue diseñado y construido por el astillero de dicha ciudad Construcciones Navales Paulino Freire como buque oceanográfico y de investigación pesquera.

Nos recibió el capitán Juan Carlos Hernández Bernal que coordinaba la llegada del personal científico y marinero además del equipamiento para la próxima misión que se centra en el estudio del fenómeno de la sísmica de refracción.

El verano pasado, partiendo de nuevo desde Cádiz, realizó una misión de arqueología subacuática en torno la fragata española “Nuestra Señora de las Mercedes”, naufragio que precedió a la batalla de Trafalgar y de la que rescató varias piezas de gran importancia por su valor histórico. En 2014 comenzaron las misiones de investigación de este pecio en las que participa el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, el Instituto Español Oceanográfico y también la Armada.

Desde que fue entregado en julio de 2007 ha realizado más de 70 misiones, recorriendo más de 250.000 millas náuticas, equivalentes a dar la vuelta al mundo por el ecuador más de diez veces. Las últimas misiones han estudiado desde los efectos del cambio climático en el entorno marino hasta los nódulos de manganeso. Algunos hitos destacados durante estas misiones han sido el despliegue del primer laboratorio submarino (GEOSTAR) para alertas de tsunamis en el Golfo de Cádiz, la instalación del primer laboratorio submarino cableado de España (OBSEA) en la costa catalana, la participación en la expedición de circunnavegación Malaspina, o la primera obtención de imágenes de la corteza terrestre de la zona de colisión de Eurasia y África.

El buque

Fue encargado por el CSIC y su coste de 22 millones de euros fue financiado en parte por este, el Ministerio de Educación y Ciencia y la Xunta de Galicia siendo botado en 2006. Tiene la consideración de Gran Instalación Científica y cuenta con las más modernas tecnologías y equipamiento científico incluyendo sistemas para operar con vehículos submarinos operados remotamente (ROV) y autónomos (AUV) incluso de gran tamaño. Su labor principal es la investigación científica en el Atlántico, es gestionado por el CSIC y la Unidad Tecnológica Marina (UTM) se encarga del equipo científico y de aportar el personal para cada campaña.

Es un buque oceanográfico multipropósito que puede adaptarse a diferentes misiones dependiendo del tipo de equipos que se instalen a bordo, lo que ofrece una gran polivalencia. Genera un bajo nivel de ruido en el agua lo que redunda positivamente en los sensores, cuenta con sistema de posicionamiento dinámico y capacidad para trabajar en océano abierto sin restricciones geográficas, salvo zonas polares. Puede operar en cualquier época del año y cualquier condición meteorológica durante 40 días.

El denominado proyecto NB-600 de Freire tiene una eslora de 70,5 metros y una manga de 15,5 metros, una capacidad de combustible de 573 metros cúbicos y otros 101 de agua dulce. Tiene una tripulación de 16 miembros y puede acoger a 26 científicos.

Entre sus características técnicas destaca ser el único buque del mundo que combina una doble quilla retráctil o de balance (que ofrece una gran estabilidad en las operaciones y evita perturbaciones hidrodinámicas) y una góndola acústica situada a proa bajo la quilla principal además de dos tanques antiescora unidos a través de una tubería que mediante una bomba reversible permiten compensar la escora si hay carga asimétrica o las maniobras de las grúas con que cuenta lo requieren. La doble quilla tiene forma de ala hidrodinámica y puede recibir sensores acústicos y oceanográficos de alta resolución.

En la cubierta principal se encuentran el parque y bodega de pesca con 71 y 51 metros cuadros de superficie respectivamente, el laboratorio biológico, el laboratorio termoregulado de 12,3 metros cuadrados, el laboratorio científico químico y el laboratorio de análisis con 28 metros cuadrados. En la zona de popa de la cubierta hay una rampa para pesca cubierta con dos paneles desmontables y otra rampa para el lanzamiento y recogida de los flotadores de los cañones sísmicos. En esta zona encontramos el pórtico principal abatible de 8,3 metros de altura con el que se pueden desplegar los ROV y a ambos lados de este pórtico hay otros dos fijos que soportan pequeñas plataformas multipropósito.

A proa de la citada rampa está la cubierta principal para trabajos oceanográficos, repleta en este caso de contenedores de equipos específicos. Aquí está el laboratorio principal de 94,3 metros cuadrados, el taller de cubierta y el laboratorio de vía húmeda. En proa hay una grúa de servicio de 3 toneladas y 10 metros de alcance y a proa del pórtico, en la cubierta del castillo hay una grúa auxiliar plegable con capacidad para 1,6 toneladas y 12 metros de longitud que opera a través de una compuerta abatible. En esta cubierta, en el extremo de popa se encuentra la grúa principal, con capacidad para 12 toneladas a 16 metros y otra grúa auxiliar plegable con capacidad para 3,1 toneladas a 9 metros.

Su propulsión es diésel-eléctrica, con 3 grupos generadores diésel Wärtsilä 8L20 de 1.440 kW a 1.000 rpm, 3 generadores Siemens de 1.750 kVA a 690 V y dos motores propulsores eléctricos de SiemensWestinghouse 1.200 kW con velocidad variable de 0 a 180 rpm.

Dependiendo del tipo de misión a desempeñar se pueden instalar diferentes equipos científicos con los que se pueden configurar diferentes escenarios como son los de investigación pesquera, oceanográfica, la extracción de muestras de plancton, la investigación sísmica, la operación con ROV que requiere la instalación de hasta 5 contenedores de 20 pies para equipos que se sitúa en la bodega científica. También se pueden instalar equipos para la realización de muestreos acústicos. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·Vista de proa del buque en el puerto de Cádiz (autor)

·La zona de popa del buque (autor)

·Vista de la zona de trabajo desde el puente principal (autor)

·La grúa principal y una de las embarcaciones auxiliares (autor)

·La sala de control de la propulsión (autor)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.