Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La vanguardia del Ejército del Aire presente en tres escenarios internacionales

Cada vez que se informa de los despliegues internacionales de unidades del Ejército del Aire, los principales protagonistas mediáticos son los aviones de combate o de transporte de la institución, olvidándose en buena medida el papel clave que desempeña en estas operaciones el Escuadrón de Apoyo al despliegue Aéreo (EADA).

Esta polifacética unidad, basada en Zaragoza, tiene actualmente activados tres destacamentos en escenarios tan diversos como el desértico Sahel, la húmeda selva centroafricana y el frío norte de Europa. Estas misiones, que realiza simultáneamente el personal del EADA, desplegado en favor del destacamento Marfil en Dakar (Senegal), el Mamba en Libreville (Gabón) y el Vilkas en Šiauliai (Lituania), se enmarcan en el cumplimiento de una de las principales misiones que tiene encomendado el Escuadrón: el apoyo al despliegue de las unidades aéreas del Ejército del Aire, ya sea fuera o dentro del territorio nacional.

Así, de forma permanente desde hace varios años, los miembros del EADA protegen a los aviones de transporte Lockheed C-130H Hercules del Ala 31 desplegado en el aeropuerto internacional de Dakar y al Airbus Defence and Space (DS) C295 del Ala 35 que opera desde la similar instalación de Libreville. Pero la misión de ambos destacamentos, formado cada uno por equipos de entidad variable de la Escuadrilla de Protección de la Fuerza o FP (Force Protection), no se limita a asegurar los perímetros donde están basadas las aeronaves, apoyan también las misiones de transporte, asegurando la protección en las áreas de actuación del Sahel (especialmente Malí) y la República de Centro África (RCA).

A este cometido se suma asegurar la protección de los despliegues de cazabombarderos, que se desarrollan cada año durante cuatro meses en el Báltico, en favor de la BAP (Baltic Air Policing) de la OTAN para proteger a los aliados de la zona.  En este tipo de misiones, que se realizan de forma periódica desde 2015, tras el aumento de la tensión en 2014 con Rusia a raíz de la crisis de Ucrania, el EADA, además de dar la FP, asume otras misiones en favor del destacamento que lidera este año el Ala 12, por lo que el equipo desplegado es este caso es de una entidad superior a los otros citados. Así, en las tierras del báltico el Escuadrón tiene también destacados artificieros especialistas en desactivación de explosivos EOD (Explosive Ordnance Disposal) y/o EOR (Explosive Ordnance Reconnaissance), que es otra de las múltiples capacidades que otorga el EADA al Ejército del Aire.

El Escuadrón tiene una amplia experiencia en este tipo de misiones internacionales, en cuatro continentes, destacando los largos años en los que se estuvo operando en  Afganistán.  (Julio Maíz Sanz).

Fotografia: Un miembro del EADA armado con una ametralladora FN Minimi de 5,56 mm, protege un A400M. (foto: Julio Maíz/defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.