Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La torre de John Cockerill para la Infantería de Marina española

La Brigada de Infantería de Marina española tiene previsto recuperar la capaciad perdida tras la baja de sus carros M-60 con la adquisición de un vehículo 8x8 dotado de una torre de 105 o 120 mm.

 

Los carros de combate M-60A3 TTS estaban dotados de cañones de 105 mm., calibre que probablemente se repita en el nuevo vehículo blindado 8x8 que se pretende adquirir y que estará basado previsiblemente en el VCR (Vehículo de Combate de Ruedas) Dragón desarrollado para el Ejército de Tierra. La Armada estaría interesada en adquirir aproximadamente una quincena de vehículos para recuperar la capacidad perdida tras la desactivación de la  Brigada de Carros de Combate, con una plataforma que tendría una elevada comunalidad con los Piranha III ya en servicio.

 

Existe cierta incertidumbre sobre las limitaciones de peso de la plataforma Dragón, pero no son pocos los blindados 8x8 de 30 ton. o menos equipados con torres de 105 y hasta 120 mm., por lo que los problemas deberían limitarse a la integración física de la cesta, de mayor diámetro que la de la torre tripulada de 30 mm. con que contará el Dragón para la Caballería. John Cockerill Defense, a través de la filial establecida hace ya dos años en España, ha ofrecido a la Infantería de Marina su torre Cockerill® 3105 dotada del cañón de 105 mm.

 

La empresa organizó una demostración de este sistema de armas a una delegación de la Infantería de Marina el pasado 17 de diciembre en sus instalaciones de Suippes, en el Noreste de Francia, donde se probaron las prestaciones de esa pieza y también de la torre 3030 dotada del cañón ATK de 30 mm. ofrecida para el programa VCR.

 

La Cockerill® Series 3000/3105 con cañón de alta presión 105 HP (High Pressure, o) es una torre biplaza diseñada para vehículos de ruedas o cadenas con un peso de entre 18 y 30 ton., con un bajo retroceso gracias a los 2 frenos hidráulicos con reponedor integrado, recuperador de nitrógeno y freno de boca de alta eficiencia. Está estabilizada y emplea un cargador automático con 12 proyectiles de empleo inmediato y otros 36 en el interior.

 

Potente armamento

 

Está construida con aluminio balístico con una protección hasta nivel 5 según la normativa STANAG 4569 y cuenta con sensores electro-ópticos dobles para tareas Hunter-killer, que permiten la detección de las amenazas a 10.000 m., el reconocimiento a 6.000 y la identificación a 3.000. Dispone de 8 lanzafumígenos, sistema de detección de fuegos, receptor de alerta láser, una ametralladora coaxial de 7,62 mm. y  puede montar en el techo otra de 7,62 o 12,7 mm. o un lanzagranadas, así como sistemas de protección activa.

 

La adopción de un cargador automático mantiene la tripulación en tres personas (dos en la torre) y facilita la alimentación del cañón, tarea que se torna muy complicada manualmente por el tamaño de las municiones y que no es fácil en movimiento, por el elevado centro de gravedad. El cañón de 105 mm. y 51 calibres de ánima rayada admite todo el catálogo de municiones de la OTAN, además de misiles anticarro Falarick lanzados desde el cañón. Además, es capaz de funcionar con un 20 por ciento más de presión que los cañones clásicos de 105 mm.. lo que permite un mayor alcance.

 

En comparación con la munición de 120, la de 105 ofrece ventajas, como una mayor variedad de tipos de proyectil, peso y volumen menor, que permiten llevar más munición en la torre y un coste por disparo sensiblemente inferior. En cualquier caso, la compañía también cuenta con la torre XC-8 con cañón de 120 mm., que resulta idónea para configurar un carro ligero basado en la familia ASCOD de GDELS o para un futuro reemplazo del 8x8 Centauro, que estaría basado también en el Dragón.

 

Una característica destacable de la Cockerill® Series 3000/3105 es que su cañón puede elevarse hasta los 42º, lo que tiene dos ventajas. Por un lado se pueden abatir objetivos elevados típicos del combate urbano y, por otra parte, se pueden realizar disparos balísticos de forma parecida a como se emplean las piezas de artillería. En este caso el alcance pasa de los 4 a los 10 km.

 

Esta torre ha sido integrada en fechas recientes en varios carros ligeros, como el Kaplan MT desarrollado entre la turca FNSS y la indonesia PT Pindad o en la propuesta de SIAC y ST Kinetics para el programa MPF (Mobile Protected Firepower) del US Army. También la pudimos ver en la pasada edición de Eurosatory montada sobre un carro ligero surcoreano K21.

 

Una característica particular de la familia Cockerill® 3000 Series es que su concepción modular permite reemplazar un sistema de armas por otro en escasas 48 horas. De esta forma, una misma torre puede pasar de 30 a 90 o 105 mm. incluso en la zona de operaciones, manteniendo la estructura principal, electro-óptica y sistemas de tiro, pero cambiando el arma y el sistema de alimentación de la munición.

 

Esto puede realizarse ya que el 70 por ciento de la torre es similar dentro de todas las versiones de la familia. De la formación se encargaría Agueris, filial de John Cockerill Defense, mediante simulación embebida usando las mismas torres en los vehículos, simuladores de sala e incluso simuladores desplegables montados en camiones.

 

Asentada en España

 

Desde 2018, John Cockerill Defense considera el mercado español prioritario en sus actividades, estando especialmente interesada en el programa del VCR 8x8 del Ejército de Tierra, para el que ofrece su torre modular Cockerill® Serie 3000, que puede configurarse como tripulada o no tripulada. La propuesta de John Cockerill Defense España se basa en la modularidad de sus torres, que están certificadas y en servicio, con unos menores costes de adquisición y sostenimiento y la implantación decidida en nuestro país.

 

En el caso del programa 8x8, la compañía considera de hecho que la fase de producción debería contemplar una nueva evaluación de torres diferente de la llevada a cabo en los programas tecnológicos, estando dispuesta a colaborar con las compañías que forman la nueva sociedad elegida por el Ministerio para construir el Dragón.

 

El plan industrial contempla la puesta en marcha de una planta de fabricación en España, habiéndose alcanzado importantes acuerdos con las compañías nacionales Abengoa, SDLE y con el instituto de investigación ITAINNOVA aragonés. De hecho, la empresa ha formalizado recientemente la transferencia de tecnología de sus torres a su filial española. (José Julio Díez)

Descargue desde aquí la revista


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.