Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

En tanto el Ejército del Aire sigue esperando el relevo de sus F-18, se destinarán 250 millones más a sostener el Eurofighter

El avión de combate Eurofighter Typhoon del Ejército del Aire necesitará 250 millones de euros adicionales por las necesidades de sostenimiento, reposición y modernización de sistemas y equipos intermedios y menores. Así lo explica la referencia del Consejo de Ministros después de que el pasado día 13  se autorizara al Ministerio de Haciendo la modificación de los límites establecidos en la Ley General Presupuestaria para adquirir compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros para posibilitar al Ministerio de Defensa la reprogramación del programa EF-2000.

La modificación de los límites de gasto se explica en parte según dicha referencia porque “el sostenimiento de los nuevos sistemas se va encareciendo a medida que avanza la tecnología que se necesita incorporar”.

Recordemos que en la actualidad el Ejército del Aire tiene 70 Eurofighter Typhoon en operación repartidos en 2 escuadrones: el Ala 11 en la Base Aérea de Morón de la Frontera y el Ala 14 en la de Albacete. Estos aviones acumulan más de 50.000 horas de vuelo tras más de catorce años de servicio.

En la actualidad, las prioridades del Ejército del Aire a corto y medio plazo en relación al Eurofighter se basan en asegurar la capacidad y la operatividad de la flota, apostando por la introducción del radar de barrido electrónico E-SCAN, el retrofit de la Trancha 1 y el reemplazo de los F-18, que debería comenzar con los destacados en la Base Aérea de Gando, Canarias. En este caso se ha planteado el programa Halcón que contempla la adquisición de 20 nuevos Eurofighter que deberían entrar en servicio entre 2025 y 2030.

Mientras, con la actualización de la Trancha 1 ya en marcha y el contrato del E-SCAN los objetivos inmediatos del Ministerio y el Ejército del Aire pasan por continuar con el desarrollo de capacidades del avión de combate, el reemplazo de la flota de F-18 además de mantener la soberanía nacional  el control en la definición de los requisitos, continuar con las actividades de ensayos y certificación junto al CLAEX y el INTA, mantener y desarrollar las capacidades de mantenimiento de las maestranzas, asegurar el acceso a las nuevas tecnologías que se incorporen a las plataformas aéreas y asegurar la integración futura con el Futuro Sistema de Combate Aéreo (FCAS).

 El remplazo de los F-18 de Gando

La importante actividad de la pequeña flota de F-18 y las duras condiciones ambientales obviamente han pasado una alta factura de desgaste, por lo que  a mitad de la pasada década, se decidió reducir la disponibilidad de la flota a mínimos. Para hacer frente a este grave problema el Ejército del Aire desarrolló un plan de choque, que pasa por una serie de trabajos de mantenimiento mayor de las células, en el que además del Grupo de Material del Ala 46, se suman especialistas de la Maestranza Aérea de Albacete (MAESAL) y el Mando de Apoyo Logístico (MALOG) y los de Airbus Defence & Space. El objetivo, ante los retrasos con que la falta de presupuesto lastra la adquisición de un nuevo material de combate, es mantener en servicio parte de la flota, hasta mitades de esta década.  

Desde la División de Planes del Ejército del Aire se nos confirma que este mismo año 2021, se comenzará a darse de baja los F/A-18 más antiguos del Ala 46, a pesar del referido plan de choque, que permitirá volar a algunos de éstos hasta 2024. Mientras, el 462 es reforzado con despliegues periódicos, aunque no constantes,  de los más modernos de las Alas 12 y 15, y más ocasionalmente con los Eurofighter del Ala 11 y 14. Pero en ambos casos hablamos básicamente de una situación de emergencia que necesita de una solución definitiva. De hecho la disponibilidad de los F-18 es cada vez menor, ya que al igual que a sus “compañeros” de Canarias, y aunque se han beneficiado de un constante programa de modernización liderado por el Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX), también sufren de un proceso de obsolescencias de parte de sus equipos y sistemas, por lo que también están en la última fase de su vida operativa.  En estas dos reuniones, habría estado sobre la mesa

Así las cosas, debe darse luz verde a la  adquisición de más  Eurofighter para el Ejército del Aire, que se montarían en la Final Assembly Line (FAL) de Getafe tal como ya se habría planteado en las reuniones mantenidas entre el Goberno de España y Airbus. (José Mª Navarro García)

Fotografia: Un Eurofighter Typhoon del Ala 14 (Ejército del Aire)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.