Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los primeros oficiales de Aviación de Ejército de Tierra

El ET (Ejército de Tierra) español ha dado este año un paso fundamental en sus planes de enseñanza y el futuro de su imprescindible Aviación con la primera promoción de oficiales pilotos de la denominada Especialidad Fundamental de Aviación de ET. En total son diez los caballeros alféreces cadetes que este año lectivo 2019/2020 lucen ya las alas que atestiguan su pertenencia a la referida Especialidad Fundamental, en el marco de su cuarto curso de carrera que discurre en la AGM (Academia General Militar), en Zaragoza, durante  seis meses.

Tras la Semana Santa de 2020 se incorporarán a la Escuela de Helicópteros de Armilla (Granada),  que es el centro de formación básico del Ejército del Aire, donde se empiezan a forjar los pilotos de este medio de las FAS (Fuerzas Armadas) españolas y la Guardia Civil, a bordo de los Airbus Helicopters EC120. Los que superen esta fase, que dura aproximadamente 3 meses, recibirán la titulación básica de piloto militar de helicóptero.

La principal diferencia, respecto a lo que se hacía hasta la fecha, es que antes los pilotos del ET se formaban previamente como tenientes de las cinco Armas fundamentales: Infantería, Caballería, Artillería, Ingenieros y Transmisiones,  y sólo entonces, ya destinados a alguna unidad, podían presentarse a las plazas que se convocaban para formarse como pilotos de los helicópteros de la referida institución castrense. Desde hace años, primero el CEFAMET y después la ACAVIET (Academia de Aviación del ET), que forman parte del MADOC (Mando de Adiestramiento y Doctrina), diseñaron este cambio en la formación, que adelanta la formación de los futuros pilotos dos años, y consigue la necesaria estabilización profesional en la Especialidad Fundamental de Aviación de ET. Estos primeros pilotos del ET pasaron una fase de selección en la ACAVIET este pasado verano, sobre la base de 20 aspirantes, tras superar el exigente examen médico del CIMA (Centro de Instrucción de Medicina Aeroespacial) del Ejército del Aire, al que se presentaron unos 30  profesionales.                                                                                                        

Estos aspirantes a tenientes, junto a la decena de suboficiales seleccionados para la Especialidad Fundamental que ya llevan años incorporándose a las FAMET con esta eficaz formula docente, durante la primera quincena de julio se sometieron a las pruebas de pericia en vuelo, volando de 5 a 10 horas en los Airbus Helicopters EC135 o HE.26 (según designación militar española) de la ACAVIET, bajo la atenta supervisión de los profesores de este centro docente del MADOC. Simultáneamente, se sometieron a un profundo y meticuloso examen psicotécnico, dirigido por el Gabinete de Orientación Psicológica de la ACAVIET; no se debe olvidar que en todo momento son prioritarios los factores de seguridad en vuelo y evitar riesgos potenciales. Este examen incluía entrevistas personales, baterías de test y pruebas manipulativas, que, junto con la prueba de pericia en vuelo, finalmente determinaron la calificación APTO/NO APTO, mediante la cual  se seleccionó a los 10 con mejor nota acumulada de 3º curso de la AGM, quedando los demás en reserva.

Estos profesionales, deberán superar el 4º curso de su formación como oficiales que además conllevará  una fase de supervivencia, y cursar durante 4 semanas asignaturas específicas de la Aviación del ET, como son las de conocimiento de aviónica, factores humanos, derecho aeronáutico, etc. Ya en 5º se incorporarán a la ACAVIET,  que tiene sede en la Base “Coronel Mate” sita en Colmenar Viejo (Madrid), para forjarse como pilotos de combate de su Especialidad Fundamental.  Así, ya en el periodo docente 2020/2021 estos diez profesionales, junto otros tantos suboficiales, ya luciendo el Rokiski que atestigua su cualificación como piloto de helicóptero, se enfrentarán a un más que apretado programa. Durante seis semanas se someterán a la Fase de Adaptación al modelo, que es el referido HE.26; tras lo cual durante otras 9 semanas se realizará la Fase Táctica, en la que se pone mayor inciso en que los oficiales se formen en el mando táctico de la patrulla (Sección) y el subgrupo táctico (compañía) de helicópteros, y los suboficiales en el pilotaje individual, que serán los roles que asuman una vez sean destinados a los diferentes Batallones de la Aviación del ET.                 

El aprendizaje en los eficaces HE.26 se alternará con los “vuelos virtuales” en el simulador de máximas capacidades de este modelo (Nivel FFS (Full Flight Simulator) de categoría D) con el que cuenta la ACAVIET, en el adjunto edificio del CESIHEL (Centro de Simulación de Helicópteros), que dispone además de simuladores del Súper Puma y el Chinook y que constituye un referente en el campo de la simulación militar nacional e internacional pues, no en vano, cuenta entre sus usuarios con el Ejército del Aire y la Guardia Civil, además de diversos servicios de otros países.

Otras 14 semanas se ocuparán en el aprendizaje en vuelo instrumental o IFR (Instrumental Flight Rules), en las que tienen especial protagonismo las sesiones en el  FFS,  que se rubrican con la evaluación por parte de la referida Escuela de Helicópteros de Armilla. Durante 5 o 6 semanas la veintena de alumnos (entre oficiales y suboficiales) se formarán en el vuelo nocturno usando las gafas de visión nocturna, tan vitales en todas las modernas operaciones con este vital sistema de combate (en el caso de los Tigre) y apoyo al combate, y cuya formación es impartida por la ACAVIET a todos los pilotos de helicópteros de los dos Ejércitos, la Armada y la Guardia Civil, como centro docente de referencia en esta materia. Ya en la fase final de la docencia se realizarán prácticas en los Batallones que tienen base en Colmenar Viejo, que culminarán ya en junio de 2021 con la participación en el ejercicio conjunto anual Tierra, que diseña el MADOC para testar la eficacia de los alumnos formados en sus diferentes Academias.

En total, estos profesionales habrán volado al final de este periodo entre 180 a 200 horas, principalmente en los HE.26. Finalmente a finales de junio los 10 referidos alféreces de la LXXVI promoción de la AGM recibirán su despacho como tenientes,  los primeros de la Especialidad Fundamental de Aviación de ET.  (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Dos alumnos de la ACAVIET comprueban los motores de un HE.26. (foto: Julio Maíz/defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.