Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Potenciando las capacidades contracarro del Ejército de Tierra con Spike LR2

La necesidad de potenciar las capacidades contracarro del Ejército de Tierra (ET) español, que actualmente se sustentan en los puestos de tiro de los sistemas TOW y SPIKE y en los lanzacohetes desechables C90 y C100 de Instalaza, está propiciando distintas actuaciones que van a ser pronto complementadas con otras más. Sabemos que se acaba de completar la integración del puesto de tiro de los Spike LR (Long Range) en los blindados oruga TOA M113, tarea en la que ha sido básica la actuación del Parque y Centro de Mantenimiento de Sistemas Acorazados nº2 de Segovia. Se está en proceso de implementar, durante los años 2021 y 2022, la llegada de nada menos que 55 de estos blindados portadores del sistema Spike LR. Se da así movilidad todo terreno a los lanzadores que acompañarán a otras fuerzas motorizadas y mecanizadas para apoyar sus avances.

Complementariamente, hemos tenido conocimiento de otra noticia significativa. De fuentes oficiales de La Legión hemos sabido que dos suboficiales de la Xª Compañía de la VIII Bandera del 3er Tercio Don Juan de Austria han participado en la primera formación de instructores, impartida por la empresa Rafael en la Academia de Infantería de Toledo, destinada a manejar un nuevo modelo de sistema contracarro. El equipo en cuestión es el Spike LR2 (Long Range 2) que, entre otras mejoras, incluye una Unidad de Lanzamiento de Control integrada que es mejor que la del modelo hoy en uso y más intuitiva, pudiendo beneficiarse también de misiles que tienen un alcance de 5,5 kilómetros frente a los 4 de los actualmente en uso; asimismo, sus simuladores son más avanzados.

El ET operaría ya con unos 250 lanzadores Spike LR que suelen operarse desde blindados Uro VAMTAC ST5 o llevarse con otros medios de transporte, puestos de tiro que llegaron, tras su compra en noviembre de 2006, acompañados con unos 2.500 misiles, armas que dado el tiempo transcurrido y los consumos periódicos para prácticas y ejercicios deberían ser ya complementadas con lotes de más misiles.

La llegada de estos últimos sería el imput aprovechado para la compra también de puestos de tiro LR2 con los que complementar a los anteriores y avanzar hacia la necesaria sustitución de los TOW actualmente en uso y que llegaron en 1996, hace ahora veinticinco años; pese a ser armas potentes y con capacidad día/noche, es un material que ya ha cumplido un ciclo de vida al que hay que dar continuidad con un sistema más eficaz y capaz.

Por lo que también hemos podido saber -así lo manifiestan desde fuentes oficiales de la Infantería del ET-, dentro de los conceptos de transformación de la Fuerza 35 se propugna un incremento sustancial de las capacidades contracarro de las brigadas. Se prevé que cada una de ellas incluya, en la medida de los posible, una cifra de nada menos que 72 puestos de tiro Spike -20 en cada uno de sus batallones-, por lo que habrá que adquirir muchos más para dotar a todas las del ET, aunque seguramente en función de que tengan asignados medios de cadenas o ruedas la necesidad final puede ser distinta. No queda claro que se mantengan las actuales Compañías de Defensa Contracarro (Cia DCC) de las brigadas, ahora sustentadas con el TOW, pero sí el hecho que el ET tiene que dar un paso decidido a la hora de reforzar su capacidad contracarro y el Spike LR2 es el primer avance en ese sentido. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: El ET español recibió buena parte de los 260 puestos de tiro adquiridos en 2006 -una veintena fueron a la Infantería de Marina-, un material de la versión LR al que ahora se sumará la LR2. (Octavio Díez Cámara)


Distintos ejércitos europeos, como el alemán, ya están incorporando los novedosos puestos de tiro del Spike LR2. (Rafael)


Los TOW del ET llegaron hace 25 años y es el momento de pensar en un sistema nuevo con el que reemplazarlos. (Octavio Díez Cámara)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.