Miércoles, 10 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

La munición Excalibur para el Ejército de Tierra entrará en servició más tarde de lo previsto

Hace unos años, dentro de los planes de mejora de las capacidades de los obuses de la Artillería de Campaña del Ejército de Tierra (ET) supimos de la llegada de nuevas municiones de 155mm de mayor alcance y más precisión, como los avanzados proyectiles Excalibur, proceso que se ha retrasado respecto del originalmente planteado.

Se preveía, y así se hizo público en su momento, que el Mando de Artillería de Campaña (MACA) preparase algunas pruebas de aceptación de las nuevas municiones y de validación de sus prestaciones, un proceso que incluso contemplaba que en 2021 se realizasen prácticas con obuses y las Excalibur en el Centro de Ensayos de Torregorda como fase previa a la incorporación de ese avanzado proyectil.

Los proyectiles Excalibur aportan más alcance y más precisión

Por lo que hemos sabido de fuentes abiertas, se buscaría seguir con lo señalado en 2019 en el Plan Anual de Contratación (PACDEC) del Ministerio de Defensa. Se contemplaba la llegada de unos cien proyectiles Excalibur, una munición desarrollada por Raytheon y Bofors que, disparada por obuses de distintos modelos, se caracteriza por su extrema precisión y así evitar daños colaterales incluso en objetivos tan demandantes como los urbanos, en tres años de forma que sobre 2022 se pudiese avanzar hacia la puesta en servicio operativo de la misma.

Sabemos, porque así se ha señalado en diferentes ámbitos y porque la situación de los dos últimos años con la pandemia no ha ayudado, que esa recepción se ha retrasado a 2023, una noticia nada positiva para el Mando de Artillería de Campaña que seguramente también va a suponer retrasos en sus pruebas y en su entrada en servicio final, un proceso que podría concretarse, aproximadamente y a falta de conocer datos más precisos, sobre 2025.

Mejorar capacidades

Su llegada final supone un impulso para las capacidades del Mando de Artillería de Campaña, aunque sólo para aquellas unidades provistas con los obuses remolcados de 155/52 que sí pueden disparar Excalibur. Sobre las que trabajan con el centenar de obuses autopropulsados M109A5 hay, pese al reciente cambio del tubo por uno nuevo de 155/32mm, alguna duda respecto a que sí pueda emplearse, aunque seguramente sí se avanzará positivamente en ese sentido.

No está definido, ni que sepamos probado, que los M109A5 puedan, incluso con su nuevo tubo, disparar las municiones Excalibur y aprovechar todas sus ventajas. (Octavio Díez Cámara)

En todo caso, no todo son noticias negativas. Paralelamente a Excalibur y a espoletas guiadas de alta precisión se decidió avanzar también en la compra de proyectiles a Expal. Se adquirieron, buscando alcances del orden de 50 kilómetros o más allá en los obuses en servicio, los HE ER (Extended Range) 02A1 -se les puede poner un culote BB (Base Bleed)- que ya fueron disparados en el ejercicio “Gazola” de 2021 desde piezas remolcadas de 155/52mm y en la edición de 2022 del mismo adiestramiento por parte de los M109A5.

Seguramente, ya se habrá avanzado más en el proceso de la declaración de que esa munición esté totalmente integrada y es operativa. Por cierto, la compra del centenar de Excalibur para el MACA se estimó en 9,1 millones de dólares, un monto que con el cambio desfavorable frente al euro puede haber sido más oneroso de lo previsto para los presupuestos del Ministerio de Defensa español; urge avanzar en mejorar las capacidades artilleras españolas. (Octavio Díez Cámara)

Fotografia portada: Las piezas de 155/52mm podrán disparar sin problemas los proyectiles Excalibur cuando se reciban, más tarde de lo inicialmente previsto.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.