Sábado, 24 de febrero de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El mortero sobre torre para el VCR 8x8 Dragón, otra de las necesidades del Ejército de Tierra

El Ejército de Tierra mantiene el interés en armar al Vehículo de Combate de Ruedas, VCR,  8x8 Dragón con una torre dotada de mortero de retrocarga al estilo de los diseños AMOS o NEMO de Patria Hägglunds.

Es otra de las interesantes conclusiones que se pudo extraer del evento “los Vehículos de Combate del Ejército de Tierra del siglo XXI: Nuevas capacidades frente a nuevas amenazas” que tuvo lugar el pasado día 22 en la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra.

Entre los sistemas de armas que se analizaron dada su importancia en los conflictos recientes y según las prioridades del Ejército de Tierra, están los morteros, analizados en otro artículo reciente. Sin embargo, hubo mención especial, al hipotético mortero que dotaría al Vehículo de Combate de Ruedas 8x8 Dragón, confirmando que no se contemple un sistema de 120 mm. automatizado de avancarga en su interior, sino una torre, según analizamos ya en 2019.

AMOS sobre AMV (Patria)

En concreto, el General José Ramón Pérez Pérez, Director de Adquisiciones del Mando Logístico del Ejército de Tierra, precisó que dentro de la Subdirección General de Planificación, Tecnología e Innovación (SDG PLATIN) hay dos proyectos tecnológicos. Uno es conocido, centrado en el desarrollo del mortero embarcado de 81 mm. sobre plataforma VAMTAC en fase de adquisición por la Infantería de Marina y pendiente de adaptación para el Ejército de Tierra. El otro sin embargo no está aún lanzado y se trata de un mortero de 120 mm. sobre plataforma 8x8 o similar, que estaría destinado a equipar a los vehículos de la segunda fase del programa 8x8.

Para este programa se esperan las propuestas de las empresas pero los intereses del MALE se centran en sistema como el NEMO o el AMOS de la compañia sueco-finlandesa Patria Hägglunds (formada por la finlandesa Patria y la sueca BAE Hägglunds), morteros de 120 mm. de retrocarga instalados en torre, donde la tripulación está protegida.

NEMO y AMOS

En 2019 tuvo lugar en Madrid el evento Future Mortar Systems al que acudimos. Entonces el coronel Ángel Esparza López, jefe del Regimiento de Caballería Lusitania 8 del Ejército de Tierra, precisó en su ponencia que los fuegos indirectos son una de las piezas clave en el marco de la renovación de los sistemas de artillería para la futura Fuerza 35

El NEMO, de nuevo sobre AMV (Patria)

Esparza afirmó que se contempla la adquisición de sistemas de mortero móvil de 81 mm. con alcances en torno a los 8 km. y morteros de 120 mm. con alcances de 10 a 15 km. Se confirmó entonces el interés del Ejército de Tierra en la torre de morteros de 120 mm. de cañon doble, al estilo de la AMOS. De hecho una imagen de este sistemas montado sobre un vehículo 8x8 Patria AMV ilustraba la presentación. Con una concepción similar al AMOS, el NEMO, presenta un solo mortero de 120 mm.

La torre Amos de Patria incluye dos morteros de 120 mm. automáticos con un avanzado sistema de control de tiro y está en servicio en Finlandia e iba a estarlo en Suecia. Ha sido integrada en plataformas de ruedas como el citado AMV y de cadenas como el CV90 de BAE Systems. Como destacaba Esparza en su intervención, un sistema deseable estaría dotado de dos cañones, funcionamiento automático (municionamiento, disparo y puntería), con capacidad de fuego directo y capaz de disparar en los 360 grados.

Uno de los países que estudió la adquisición del sistema AMOS como es Suecia, que lo iba a adoptar como SSG120, sin embargo se decantó finalmente por un concepto más tradicional con doble mortero de avancarga sobre CV90 denominado Mjölner, según analizamos recientemente, un concepto sobre el que no se ha pronunciado el Ejército de Tierra. (José Mª Navarro García)

Fotografía portada: Torre AMOS sobre AMV en una presentación oficial del ET (captura presentación)

El Mjölner (Ejército de Tierra sueco)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.