Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército sueco ya tiene su mortero autopropulsado Mjölner, no tan moderno como parece

En fechas recientes la Administración de Material de Defensa sueca (FMV) anunciaba la finalización de las entregas de los 40 morteros autopropulsados Mjölner para el Ejército sueco a cargo de la compañía local BAE Systems Hägglunds.

Se trata de un mortero autopropulsado con doble tubo de 120 mm. montado en la plataforma del vehículo de combate de infantería propulsado por cadenas CV90, con lo que su movilidad y protección es similar a otros modelos que emplean esta base. Se trata de un contrato materializado con relativa rapidez después de que se firmara en diciembre de 2016, de hecho en septiembre de 2019 el Ejército sueco ya contaba con cuatro unidades de serie para la formación de sus operadores.

Sin embargo, como veremos, se trata de un sistema de concepción más conservadora de lo que parece. El Mjölner, como lo denomina el fabricante, toma su nombre del martillo de Thor, el personaje de la mitología nórdica, sin embargo tiene un nombre menos estiloso en el Ejército sueco, que lo denomina Granatkastarpansarbandvagn o Grkpbv 90.

Se basa como hemos dicho en la barcaza del vehículo de combate de infantería o carro ligero CV90 pero que recibe una superestructura blindada que pesa entre 6 y 8 toneladas según el nivel de protección donde se alojan dos tubos de ánima lisa de 120 mm. que son cargados manualmente desde el interior.

Inicialmente el Ejército sueco se mostró interesado por el moderno sistema Amos de Patria, que consiste en una torre con dos tubos de 120 mm. automáticos. Pero en lugar de ello, el Mjölner no tiene movimiento de la torre, sino que los dos morteros son alimentados manualmente, eso sí, desde el interior del vehículo, empleando un recorrido paralelo al cañón por el que sube la granada, que cae desde la boca del cañón.

La tripulación es de cuatro personas, formada por conductor, jefe de vehículo y dos cargadores, que alimentan y apuntan manualmente los cañones, que tienen un arco frontal de 60 grados y una elevación de entre 45 y 83 grados, por lo que a diferencia de otros morteros modernos, tampoco puede hacer fuego directo si fuera necesario. El alcance máximo con munición convencional es de 13 km.

Cuenta con 56 granadas en la parte trasera de la superestructura, tras la cual hay unas compuertas a través de las cuales puede ser municionado manualmente. En la moderna tendencia de rapidez de empleo o shoot and scout, puede comenzar a abrir fuego tras 2 minutos después de llegar a la posición y abandonarla 1 minuto después del último disparo, con una cadencia de hasta 16 disparos por minuto.

Como se aprecia en las imágenes, los dos tubos quedan carenados por una estructura metálica mientras el vehículo está en movimiento o no va abrir fuego, contando la parte superior del vehículo con dos escotillas, una de ellas dotada de bloques de visión. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El CV90 Mjölner abriendo fuego (BAE Systems)

El impronunciable Granatkastarpansarbandvagn o Mjölner en posición de disparo (Ejército de Tierra sueco)

En esta toma se aprecian los tubos carenados y las escotillas superiores (Ejército de Tierra sueco)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.