Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Mantenimiento preventivo para flotas de vehículos militares de Piedrafita

La compañía española Piedrafita está comercializando su nuevo sistema HUMS (Health and Usage Monitoring System) de mantenimiento preventivo para aplicaciones militares basado en su exitosa trayectoria en el mundo de la competición. Integrado en el programa piloto CARPE de la empresa francesa Nexter Systems, fue dado a conocer además recientemente en la feria Forum Entreprises Défense (FED) que ha tenido lugar en Satory entre el 9 y el 10 de este mes.

Se trata de un sistema de telemetría inteligente que combina componentes hardware y software para analizar el comportamiento de un vehículo y establecer un diagnóstico fiable del estado de salud de los diferentes componeentes. Su primera aplicación se encuentra en la parte del grupo motopropulsor dado que su nivel de sensorización es muy avanzado y completo pero ya está disponible la primera extensión equipada con una plataforma inercial y módulo GPS para inlcuir un análisis más fiable del uso dinámico del vehíclulo.

Se detectan así malfuncionamientos de sistemas concretos como pueden ser bombas de combustible, inyectores o ventiladores que pueden dar lugar a roturas imprevistas. De esta manera es posible optimizar el mantenimiento, llevando a cabo el denominado mantenimiento basado en condición, que a diferencia del correctivo o el sistemático, permite adecuar el mantenimiento que ha tenido cada equipo, incrementando la disponibilidad del vehículo a un menor coste.

Experiencia basada en la competición

Este tipo de soluciones los viene experimentando Piedrafita en un entorno tan complejo como el de la competición donde trabaja hace más de tres décadas. Sirva como ejemplo el Campeonato Europeo de Camiones de Carreras (European Truck Racing Championship o ETRC) donde Piedrafita es el responsable del mantenimiento de los motores oficiales del fabricante Man hace muchos años. 

Como el autor pudo comprobar con motivo del XXXIII Gran Premio de Camiones que tuvo lugar recientemente en el madrileño circuito del Jarama, cada uno de los motores va asociado a un sistema de telemetría que envía a una oficina central ubicada en el remolque de un camión, los datos en tiempo real de múltiples sensores.

A lo largo de un gran premio como este, los más de 120 sensores generan una cantidad gigante de datos que se procesan de manera automatizada mediante algoritmos que permiten establecer una dianosis completa del vehículo en pocos segundos. Entre otras cossas se analizan equipos como el motor, las cajas de cambios, suspensiones, frenos, GPS y sistemas de control de velocidad, para determinar con precisión su funcionamiento, alcanzar las mayores prestaciones y predecir cualquier fallo, que pueda dejar al vehículo fuera de la competición. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Responsable de Desarrollo de Negocio en Piedrafita, Olivier Pla comprueba los datos telemétricos en tiempo real (autor)

Fotografía: Sistema de adquisición de datos de Piedrafita (Piedrafita)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.