Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Las grandes claves del Mando Conjunto de Operaciones Especiales

Actividades de formación militar de alto nivel táctico a personal de otros ejércitos, cometidos discretos de observación y reconocimiento en zonas de riesgo potencial, intervenciones en navíos con manifiesta hostilidad armada, recuperación de personal propio de lugares de difícil acceso y rescate de rehenes nacionales y extranjeros en manos de grupos terroristas son algunos de los cometidos propios que caracterizan a aquellas tropas de élite forjadas en la compleja y exigente especialidad de las Operaciones Especiales (OE).

El carácter que define a los cometidos que se puede asignar a ese personal y la situación internacional donde las amenazas de todo tipo crecen y crecerán fueron, entre otros, factores determinantes a la hora de abordar la creación de la organización militar española que vamos a presentar en estas páginas. Se trata del Mando Conjunto de Operaciones Especiales (MCOE), estructura que lleva casi cinco años activa y que ha demostrado su versatilidad para coordinar operaciones en zonas como Irak, Mali o Afganistán. Su potencial para relacionarse de tú a tú con otras similares de los ejércitos occidentales más capaces ha derivado a intercambios como el del oficial español que trabaja en el USSOCOM (United States Special Operations Command) estadounidense o el del US Army que lo hace en el MCOE.

Su intenso trabajo de estos últimos años les ha llevado a estar presentes en distintos foros y organizaciones internacionales del ámbito de las OE y organizar encuentros como el 10º Seminario de la Unión Europea sobre fuerzas de OE, que se desarrolló en 2014 en Madrid contando con representaciones llegadas de 19 países; o el Simposio de septiembre de 2018 de la Global SOF (Special Operations Forces) Foundation que reunió a 400 expertos de 31 países; incidir en mejorar el aspecto humano de aquellos que forman parte de una comunidad que es especial; liderar organizaciones tan complejas como el Mando Componente de OE, o SOCC (Special Operations Component Command), de la Fuerza de Respuesta Rápida, o NRF (NATO Response Force) de la OTAN; organizar encuentros como la Iniciativa 5+5 de Defensa en OE, que se desarrolló en abril de 2019 en Alicante entre cinco naciones de la ribera Sur mediterránea y otras tantas de la Norte, etc.

Asimismo, es relevante el esfuerzo inherente a su participación desde 2006 en ejercicios tan importantes como el Flintlock(1), que se desarrolla en la zona del Sahel o para organizar el SOFEX (Special Operations Forces Exercice) anualmente en distintos puntos de la geografía de la Península Ibérica y de los archipiélagos de Canarias y Baleares para poner a prueba la interoperabilidad, a través de cometidos de planeamiento, conducción y ejecución de las distintas unidades de OE de las Fuerzas Armadas españolas. Hemos de tener en cuenta, para dar más carácter a lo que han significado algunas de las actuaciones mencionadas, que desde 2005 no hubo un día sin militares de OE españoles destacados fuera de nuestras fronteras.

(1) Está liderado por el SOCAFRICA (Special Operations Command Africa), que es el Mando de OE estadounidense para África y España participa en él desde 2006.

Evolución constante

Dentro de la estructura del Mando de Operaciones (MOPS), órgano de la estructura operativa subordinado al JEMAD (Jefe del Estado Mayor de la Defensa), se incluyen elementos como un Estado Mayor con diez secciones, una Unidad de Estudios con esos fines y de asesoramiento, y el MCOE. Los orígenes de este último se remontan a enero de 2013, cuando JEMAD aprobó mediante Orden Ministerial su creación y adscripción directa a su comandante (CMOPS). Previamente, es importante hacer mención a una visita que hizo en 1992 el entonces ministro de Defensa, Julián García Vargas, al COS (Comandement des Opérations Spéciales) francés. Fruto de la misma hubo varios contactos escritos con el almirante Gonzalo Rodríguez Martín Granizo, entonces JEMAD, sobre la conveniencia de crear en España una estructura conjunta de OE similar a la que había conocido en Francia.

Aquellos primeros esbozos propugnarían, con el paso del tiempo y ya en 2004, el establecimiento de una célula de OE en la estructura del Estado Mayor Conjunto (EMACON), denominada J34 y transferida ya en 2005 al Estado Mayor del MOPS como Área J3B. Los que la conformaban trabajaron, apoyando al Mando de OE (MOE) del Ejército de Tierra (ET), en las aportaciones propias de las NRF de 2008, 2010 y 2012. Fue este último año cuando se decidió afrontar, dada la importancia de las OE como herramienta, tanto estratégica como operacional, el proceso que daría lugar a la constitución del llamado Núcleo Coordinación de OE (NCOE), que, liderado por el coronel Librero, estaba formado por un plantel de 23 efectivos de los tres ejércitos caracterizados por su gran dedicación y una notable voluntad de trabajo intenso. Ese carácter fue fundamental para el éxito de un proceso que se concretaría poco después, pues se convertiría en el embrión del MCOE.

foto: Las unidades del MOE, como sus homólogas de la FGNE o del EZAPAC, surtirán al MCOE con UOE para asumir determinados operativos que surjan (foto Octavio Díez Cámara).

Fue el 10 de octubre de 2014 cuando se publicó el Real Decreto 872/2014(2) en el que se establecía la organización básica de las Fuerzas Armadas y se definía que en el seno del MOPS se incluiría una nueva estructura: el MCOE. En el Punto 2 del Artículo 13 se concreta: Dependiendo del MOPS se constituye permanentemente el MCOE, que será el responsable de realizar el planeamiento, conducción y seguimiento de las OE que se determinen, que deja claro y bien definida cuál es su responsabilidad principal. Con el advenimiento del MCOE, para el que se designó el 8 de septiembre de 2014, como primer jefe al entonces general de brigada Jaime Íñiguez Andrade(3), comenzó un proceso complejo, difícil, exigente, ilusionante y demandante, en el que el esfuerzo constante de unos pocos ha sido determinante en su éxito.

(2) Boletín Oficial de Defensa (BOD) nº 204.

(3) Como general de división dejó su cargo tras una emotiva ceremonia que tuvo lugar el día 21 de julio de 2019 en la Base de Retamares.

Herramienta estratégica y operacional

Se enfrentaban a una necesidad concreta. Las OE, como herramienta estratégica y operacional que son, deben estar a disposición de los altos órganos de decisión del Estado para afrontar los diferentes retos de seguridad, que incluyen tanto amenazas híbridas como otras poco definidas, a los que se tiene que hacer frente en un mundo cada vez más globalizado. Desde sus inicios, el MCOE se concibió con el objetivo prioritario ya apuntado en el Artículo 13. Complementariamente, y ya en 2015 con la promulgación de la Orden de Defensa 166/2015 (BOD nº 29), se añadió a ese cometido el de facilitar la interoperabilidad de las capacidades de OE y planificar y conducir ejercicios de carácter conjunto dentro de su ámbito específico de actuación. En ese sentido, al comandante del MCOE se le asigna la responsabilidad de ser asesor, tanto de JEMAD como de CMOPS, en todo aquello referente a las OE y representarles en foros internacionales con ellas relacionados.

En los casi cinco años transcurridos desde la creación del MCOE, su personal, que se sitúa en torno medio centenar de efectivos(4), en buena medida oficiales y suboficiales, se ha involucrado en todo tipo de actividades especialmente demandantes. De un lado, el acomodar el edificio que se les asignó en la Base de Retamares(5) para establecer allí todo tipo de oficinas de trabajo, salas de reuniones o un espectacular COEC (Centro de OE Conjunto) que incluye numerosas estaciones con medios informáticos y de comunicaciones para el seguimiento en tiempo real de las operaciones que sean de su interés. Como curiosidad, para el enlace entre esos equipos y repartir las señales se tuvieron que tender nada menos que 6 km. de cable de red.

(4) Incluye militares destinados y otros comisionados, grupo que en buena medida tiene una dilatada experiencia en las OE e incluye a mandos que han liderado algunas de las más características unidades del Ejército, Armada o Ejército del Aire.

(5) Situada en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

El esfuerzo conjunto del equipo de trabajo les permitió alcanzar su Capacidad Operativa Inicial, o IOC (Inicial Operational Capability), en un plazo muy corto de tiempo. Fue el 19 de enero de 2015 y a ello ayudó un intenso proceso de adiestramiento individual con decenas de cursos nacionales y extranjeros, y de exigentes evaluaciones. La hoja de ruta que planificaba su evolución les ha llevado a consolidar una fluida relación de trabajo con el Cuartel General de la OTAN de OE, el HSHQ (Special Operations Head­quarters), que coordina todo lo referente a doctrina, misión y visión de las OE, la relación constante con mandos similares de otras naciones, o situaciones como el hecho de que a los pocos meses de su constitución tuviesen que asumir el planeamiento y conducción de UOE destacadas a Senegal, dentro de la Operación de Seguridad Cooperativa.

Es importante señalar que ya desde los inicios de la constitución del MCOE se decidió por parte de las más altas instancias del Ministerio de Defensa que se avanzaría para poner a disposición de la NRF de 2018 un avanzado y capaz elemento de mando del tipo SOCC. Por ese motivo, y para conseguir ese complejo objetivo, comenzaron a trabajar intensamente y a avanzar en su propósito. Un paso importante en el proceso se consiguió en 2016, obteniendo su certificación FOC (Final Operational Capability), dedicando 2017 a ejercicios y su preparación de cara a lo que les esperaría al año siguiente, liderando, tras la correspondiente evaluación final, una estructura de mando en la que se incluían siete grupos de tareas SOTG (Special Operations Task Group) y dos SOATG (Special Operations Air Task Group) aportados por seis países distintos. El liderazgo del SOCC conformado por el MCOE español(6) ha recibido la más alta calificación por parte de las Fuerzas de Muy Alta Disponibilidad, o VJTF (Very High Readiness Joint Task Force), de la OTAN.

(6) España por tercera vez lideraba un SOCC de la NRF, compromiso que ningún otro país de la Alianza ha igualado.

Cometidos y estructura

Hoy el MCOE es un Mando consolidado que ha demostrado su eficiencia y eficacia en todo tipo de misiones, tanto nacionales como internacionales, que se le han ido asignando. Sus cometidos más específicos se inscriben dentro de actuaciones como facilitar la integración e interoperabilidad de las diferentes capacidades de OE, planificar y conducir los ejercicios conjuntos necesarios que aseguren la eficacia operativa de las unidades de OE, establecer el mando de las fuerzas que se pongan a su disposición, coordinar aspectos relacionados con la elaboración de doctrina y de procedimientos dentro del ámbito conjunto-coordinado, proporcionar el necesario asesoramiento al JEMAD y al CMOPS en el ámbito de las OE, constituir un SOCC de carácter nacional o internacional o ejercer el mando de las fuerzas que se pongan a su disposición.

Para poder cumplimentarlos, se ha establecido una estructura de trabajo que permite al MCOE ser un multiplicador de Fuerza y de la que vamos a dar algunos detalles. Se trata de una organización en la que se ha volcado la necesidad de contar con un núcleo profesional no muy grande -en plantilla 58- caracterizado por militares -muchos oficiales y algún suboficial- que sumen una alta preparación técnica con una dilatada experiencia operacional. Al comandante (CCMOE) hay que sumar una estructura que incluye una pequeña Secretaría y un Estado Mayor dirigido por el coronel segundo jefe, que directamente supervisa la actividad de distintas áreas de trabajo.

Estas últimas incluyen la Secretaría Técnica (J0); Personal y Administración (J1); Inteligencia Operativa (J2) con un CIDI (Centro de Integración y Difusión de Inteligencia); Operaciones (J3) aéreas, navales, terrestres, de helicópteros y con SERE (Supervivencia, Evasión, Resistencia y Extracción); Logística (J4); Planes (J5), Sistemas de Información y Comunicaciones, o CIS (J6); Ejercicios y Evaluación (J7); y Recursos Financieros (J8). Al personal español, que puede recibir apoyos externos para conformar un núcleo de un centenar y medio en el caso de que se tenga que liderar una estructura tipo SOCC, hay que añadir oficiales de enlace (OFEN) estadounidenses o franceses, que representan a sus correspondientes mandos de OE.

foto:  Militar del MOE del ET español durante un ejercicio, bien camuflado que va para dificultar su localización (foto Octavio Díez Cámara).

Desde el punto de vista de las operaciones reales en las que se pueda requerir su concurso, es importante reseñar que les corresponderá planear, conducir y seguir aquellas misiones en curso bajo su responsabilidad, requiriendo diferentes apoyos de los ejércitos en áreas como transporte, guerra electrónica, comunicaciones, logística, inteligencia,… y con UOE, unidades orgánicamente pertenecientes a los ejércitos, que pasarían a depender del MCOE para una operación concreta. Las que son puramente de combate, que son las SOTU (Special Operations Task Unit) o los SOTG, se obtendrían preferentemente del MOE del ET, de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) de la Armada o el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC) del Ejército del Aire (EA), aunque también podría recurrirse, y de hecho se está fortaleciendo en los últimos años el carácter conjunto, a elementos tan característicos de la Guardia Civil como la Unidad Especial de Intervención (UEI) o el Grupo de Acción Rápida (GAR).

Se podrían activar también medios aéreos capacitados para el rol de OE que darían lugar a estructuras con helicópteros, o SOATG-RW (Rotary Wing), o aviones, SOATG-FW (Fixed Wing) organizadas con medios de las Fuerzas Aeromóviles del ET (FAMET), los escuadrones 353 y 803 del EA, o aparatos de la Flotilla de Aeronaves (FLOAN). En su refuerzo podrían activarse medios del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) y del 2º Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (SEADA) del EA, del Grupo de Apoyo Especializado (GAES) aportado por la Brigada de Infantería de Marina (BRIMAR) Tercio de Armada o por personal de diferentes unidades de combate y de apoyo del ET, que incluyen al Regimiento de Guerra Electrónica nº 31, al de Inteligencia nº 1, al Batallón de Infantería Paracaidista Ortiz de Zárate III/5, al Regimiento de Caballería España nº 11, al Regimiento de Cazadores de Montaña (RCZC) Galicia nº 64 y otros más.

Capacitación y prioridades

Significativo en la capacitación(7) de los operadores de OE es el trabajo que se hace en centros de enseñanza como las escuelas militares de Montaña y OE (EMMOE) de Jaca (Huesca), de Buceo (EMB) de La Algameca (Murcia) o de Paracaidismo (EMP) Méndez Parada de Los Alcázares (Murcia). En estos casi cinco años el MCOE ha focalizado su trabajo hacia ámbitos prioritarios. Uno se ha enmarcado en las operaciones que se han desarrollado en Irak, Senegal, Cabo Verde, Mauritania,..., para capacitar a unidades homólogas. Otro esfuerzo se ha focalizado tanto en la evaluación de conceptos, que han incluido el de un SOATG que englobaría capacidades aéreas de los tres ejércitos, como en adiestramientos cada vez más intensos y en la realización de cursos sobre tácticas, técnicas y procedimientos que puedan ser de interés a los operadores de OE. Han estado inmersos en trabajos para obtener vehículos de combate, botiquines personales, equipos compactos por satélite en banda FX que caben en una mochila, raciones de emergencia, sensores tripulados y no tripulados o equipos de análisis que llevan consigo aquellos cualificados como TEO (Technical Exploitation Operations), que serán los encargados de reconocer y tomar muestras de escenarios y personas(8).

(7) Básica para que el personal pueda calificarse como OE y sea capaz de cubrir las 3 misiones básicas que caracterizan su actividad.

(8) La toma de datos biométricos puede ser relevante para identificar a un sujeto y para cualquier análisis posterior a su neutralización.

El MCOE es hoy por hoy una estructura con el más alto grado de operatividad y completamente capacitada para asumir aquellos cometidos asignados. De cara a un futuro próximo, y dado que las OE militares son un ámbito cada vez más demandado que crecerá exponencialmente en las décadas venideras, cabría apostar porque este Mando disponga de la mejor estructura y medios, un entorno en el que ya se trabaja y, por ejemplo, ya se ha programado una nueva edificación que les acoja de forma más eficiente. El liderazgo español conseguido por el MCOE en distintas entidades internacionales deberá afianzarse y así demostrar que España está dispuesta, pese a las limitaciones económicas de nuestros presupuestos, a participar al mismo nivel junto a los países líderes del mundo en aquellas actuaciones de seguridad internacional que sea necesario llevar a cabo para garantizar que eficientemente se hace frente a todas aquellas amenazas actuales y a las que ya se ciernen en la llamada zona gris.

Foto de apertura:  Vehículos VMOE y VLOE han llegado a las unidades como fruto de un interés general para que las OE mejoren su movilidad (foto Octavio Díez Cámara).

Revista Defensa nº 497, septiembre 2019, Octavio Díez Cámara


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.