Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Macro asalto aéreo del Ejército de Tierra español

Las fuerzas de acción rápida del Ejército de Tierra (ET) español, encuadradas en la nueva División “San Marcial”, han realizado un macro ejercicio de asalto aéreo en la base de Almagro (Ciudad Real).

Este ejercicio, el más importante que realiza la citada División en la primera mitad de este año 2021,  tiene la designación de MARTIAL RESOLVE 21, ha implicado casi 700 efectivos de la Unidad.  El grueso de la fuerza está constituido por tropas de la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas (BRIPAC), y el personal y 19 helicópteros de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET), que formaron una Agrupación Táctica (AGT). El principal objetivo de esta Agrupación, debidamente complementada y apoyada por otras unidades de la División “San Marcial”, es adiestrarse en la planificación y la ejecución de operaciones de asalto aéreo, que sirvan como instrumento de respuesta inmediata, el principal rol de la unidad divisionaria.

El MARTIAL RESOLVE 21 comenzó el pasado 8 de mayo y finalizó el  día 14, con largas fases de planeamiento previo, tanto a nivel de las unidades implicadas, como de forma conjunta, baja la supervisión del Estado Mayor de la División “San Marcial”, que bajo el mando del general de Brigada Juan Carlos González Díez. El ejercicio está liderado el Regimiento de Infantería “Nápoles” 4 de Paracaidistas que forma parte de la BRIPAC, que aportó 320 efectivos, principalmente de su Bandera “Roger de Lauria” II/4.

Las FAMET, la otra vital pata de la AGT, movilizó unos 150 efectivos y 14 helicópteros,  a los que se sumaron 5 más de sus “hermanos” de la Academia de Aviación del Ejército de Tierra (ACAVIET). Previamente al ejercicio su personal y material de concentraron en la base de Almagro, sede del Batallón de Helicópteros de Ataque nº I (BHELA I),  cuyas modernas instalaciones sirvieron como centro de operaciones. En sus diferentes plataformas se concentraron, los helicópteros de transporte: dos Boeing CH-47D Chinook, dos NHIndustries NH90 y seis Airbus Helicopter AS532 Cougar; cuatro AS665 Tigre de su variante de Helicóptero de Ataque y Destrucción (HAD), los anfitriones, que ejercieron el rol de  escoltas y protección de la fuerza; finalmente reseñar el apoyo de cinco Airbus Helicopters H135 de la ACAVIET.                                                   

El supuesto táctico, que simulaba que una nación de la OTAN era invadida por un país ficticio denominado Bothnia, lo que generaba el apoyo militar de la Alianza, tal y como establece el artículo 5 de la organización. Así España se integraba aportando dicha AGT a una división  internacional formada ad-hoc sobre la base del componente terrestre de la NATO Response Force (NRF), para expulsar a las fuerzas invasoras de Bothnia. Siempre siguiendo el ficticio supuesto, la AGT lanzaba un asalto aéreo nocturno, previo a la entrada del grueso de la división multinacional, con el objetivo de tomar una localidad clave en la defensa de la capital del aliado invadido, una maniobra vital para acortar el conflicto.

Los escenarios reales han sido los del Campo de Calatrava, cercanos a la base de Almagro, para luego utilizar los campos de maniobras de Chinchilla (Albacete) y Los Alijares (Toledo), realizándose el asalto principal embarcando a la fuerza en la instalación albaceteña y desembarcando en el segundo, sito al este de la antigua capital de España.

Estamos ante un adiestramiento muy importante, para integrar plenamente las capacidades y procedimientos de las unidades de la “San Marcial”,  que además de las citadas unidades, también ha implicado, en menor medida, al resto de sus unidades subordinadas: Mando de Operaciones Especiales (MOE), Mando de Tropas de Montaña (MTM) y el Regimiento de Operaciones de Información (ROI) nº 1. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Miembros de la Bandera “Roger de Lauria” II/4  esperan para embarcar en un CH-47D de las FAMET. (foto Ejército de Tierra)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.