Domingo, 29 de enero de 2023 Iniciar Sesión Suscríbase

La Legión española: de Edchera a Bagdad siempre con el mismo espíritu

Imagen del homenaje al “Combate de Edchera” realizado en Bagdad. (foto EMAD)

La Legión española, fuerza de élite del Ejército de Tierra, acaba de conmemorar el 65 aniversario del Combate de Edchera en un punto tan lejano al Sahara español como es Bagdad (Irak).

El acto, que tuvo lugar el pasado 13 de enero, lo han organizado los integrantes de la Fuerza de Protección o Force Protection y el Elemento de Apoyo Nacional o National Support Elements (NSE) de Apoyo a la misión Irak XVII, conformado en su mayoría por componentes de la VII Bandera “Valenzuela” de la Legión.

El Combate de Edchera, que tuvo lugar hace 65 años en el antiguo Sahara español contra fuerzas irregulares de Marruecos, fue la última acción de combate de alta intensidad con un alto número de bajas de la Legión, siendo recordado cada año como una de los miles de acciones que han forjado el espíritu legionario.

La ceremonia, presidida por el general de brigada Ricardo Esteban, Jefe del contingente español, ha contado con la asistencia, además de los componentes de la VII Bandera “Valenzuela” y de la XIX Bandera de Operaciones Especiales de la Legión (BOEL) “Maderal Oleaga”, que forma parte del Mando de Operaciones Especiales (MOE), también desplegados en Irak, del resto de los miembros del contingente español.

El Combate de Edchera fue protagonizada por la desaparecida XIII Bandera que, acantonada en El Aiuún (capital del Sahara Occidental), recibió la orden de desplazarse a Edchera con la misión de efectuar un reconocimiento de dicha zona y obtener información sobre los grupos marroquíes que allí operaban.

El brigada Francisco Fadrique Castromonte (izquierda) y el legionario Juan Maderal Oleaga (derecha), los últimos laureados de San Fernando. (foto ET)  

En el transcurso del movimiento, la columna recibió fuego intenso de un enemigo establecido y perfectamente organizado. Los legionarios intentan una maniobra de envolvimiento pero vieron frustrada su estrategia porque el enemigo dispara desde una zona muy difícil de batir. La XIII Bandera sufrió gran cantidad de bajas incluida la del capitán Jáuregui, jefe de la 2ª Compañía. Cuando se ordena el repliegue de la 1ª Compañía, el brigada Francisco Fadrique Castromonte, jefe de la 3ª Sección, ordenó a sus hombres abandonar el cauce del río y se quedó cubriendo la retirada con un fusil ametrallador junto al legionario Juan Maderal Oleaga para proteger el repliegue de los legionarios, cayendo ambos en un intenso y desigual combate, en el que además abatieron a múltiples enemigos.

Por esta heroica acción fueron condecorados póstumamente ambos con la Cruz Laureada de San Fernando, la más alta condecoración militar que se otorga en España, tras la resolución favorable de sendos expedientes en 1960 y 1966 respectivamente, siendo, además, hasta la fecha, la última acción de guerra en la que se ha otorgado esta distinción castrense al valor.

En recuerdo a esa fecha se celebra todos los años un acto en el acuartelamiento de Viator (Almería), principal sede de la Brigada “Alfonso XIII” II de la Legión, donde se reúnen además de los miembros de la Brigada, componentes de los Tercios africanos y de la XIX BOEL “Maderal Oleaga”, congregando a una representación de todas las unidades legionarias distribuidas por la geografía nacional. La ocasión se aprovecha también, para rendir homenaje a todos aquellos que han formado parte de La Legión.

El  hermano de Luis Maderal Oleaga, de nombre José María, que también había servido en la Legión, fue asesinado por ETA el 17 de marzo de 1979, en el pueblo natal de ambos, Erandio (Vizcaya), por ser presidente de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Vizcaya. (Julio Maíz Sanz)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.