Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El largo vuelo de las L-Birds, de Cuatro Vientos a Normandía

A las fuerzas aéreas de la OTAN y los aviones históricos que van participar en los eventos que conmemoran el 75º aniversario del Desembarco de Normandía, se han sumado tres pequeñas avionetas Piper propiedad de pilotos españoles, que se han trasladado hasta el norte de Francia para participar en la conmemoración.

Durante el conflicto y posguerra se les llamó L-Birds a los aviones operados por el ejército norteamericano para la función de enlace (L significa Liasion) y/o de observación para las fuerzas terrestres, especialmente para dirigir/corregir el fuego artillero, siendo los modelos más conocidos las Piper L-4/O-59 "Grasshopper", L-14 "Army Cruiser", Stinson L-1/O-49 y L-5 "Sentinel", Cessna L-19/O-1 "Bird Dog". Estos primeros días de junio buena parte de los L- Birds supervivientes existentes en Europa se están concentrando en aeródromos normandos, junto a otros aparatos de la época, como los míticos transportes DC-3 que antes de pasar a Francia se reunían en Duxford (Reino Unido), para recordar aquel histórico "Día D".  

Desde el aeródromo madrileño de Cuatro Vientos, sede de la Fundación Infante de Orleans (FIO), han volado para participar en el evento tres auténticas joyas de la historia de la aviación, dos Piper L-4 (EC-GQE y EC-AJY) y una Piper L-14 (EC-AAP) Los tres históricos aparatos han ido realizando escalas en: Burgos, San Sebastián, La Rochelle y finalmente Saint Andrè de L´Eure; que en total supone un viaje de casi 600 millas, un auténtico reto para aviones dotados de un pequeño motor de pistón de los años cuarenta y tan pequeña autonomía.

Además, por iniciativa de la fundación “Sillas Voladoras”, que dirige el piloto de Iberia José Fernández-Coppel, ha compartido el periplo, el ingeniero y piloto de ensayos de Airbus José Luis de Augusto, que acaba de recuperar su licencia de piloto y de instructor tras haberse recuperado del grave accidente que sufrió cuando volaba a bordo del A400M que se estrelló en mayo de 2015. 

Ambos profesionales de la aviación han realizado el vuelo a bordo de la referida Piper L4, matriculada EC-AJY, que combatió como unidad de observación y enlace de la U.S. Army en la Segunda Guerra Mundial, y que perteneció al el 71º Batallón de Artillería Acorazada, en la 5ª División Acorazada del 9º Ejército del US Army. Esta L4 en la parte derecha del morro lleva el letrero: "Miss me!?", en homenaje a otro de los aparatos de su batallón, que protagonizó muy posiblemente el último derribo de aquel conflicto en el frente occidental, el 8 de mayo de 1945, cuándo su tripulación disparó con sus pistolas, muy posiblemente modelo M1911, a un similar aparato de enlace Fieseler Fi-156 “Storch”.

Los tres L-Birds españoles, perfectamente restaurados y que portan los camuflajes, marcas e insignias utilizadas en 1944/1945, podrán verse junto a otras más de setenta aeronaves de esta categoría en la jornada de puertas  abiertas que se realizará en el aeródromo de Saint Andrè de L´Eure el próximo 8 de junio.   (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Los tres T-Birds protagonistas volando en formación. (foto: José Luis Celada Euba)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.