Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Hensoldt: Dominio del espectro y soluciones aéreas

Un campo de competencia de Hensoldt, el dominio del espectro -liderado por Celia Pelaz-, ofrece a sus clientes soluciones modulares, escalables y personalizadas para la recopilación, evaluación y preparación de datos, tanto en el espectro electromagnético como en el ciberespacio. Sensores altamente especializados, junto con la evaluación de los datos brutos mediante inteligencia artificial, proporcionan la superioridad informativa que suele ser decisiva en los campos de batalla actuales. 

Esto permite identificar los peligros y neutralizar las amenazas a tiempo, tanto en el sector civil como en el militar. Con esta completa cartera de productos aéreos, la empresa alemana se sitúa a la cabeza del mercado en múltiples segmentos. En 2020, en el marco del proyecto MAWS (Maritime Airborne Warfare System) -el sistema de guerra naval aerotransportado germano-francés del futuro-, Hensoldt no sólo fundó la empresa German-MAWS-GbR, junto con ESG y Diehl Defence, sino que también obtuvo los contratos iniciales para la fase de estudio con Thales, socio también de ese consorcio. 

Esto les permite, como proveedor de sensores, ayudar a definir los requisitos de la arquitectura del sistema, que posteriormente constituirán la base para el desarrollo real de la aeronave, junto con sus socios. En los próximos 2 años, el equipo tiene la misión de determinar el sistema de combate óptimo que pueda realizar todo tipo de misiones, basándose en el estado actual de la técnica y en las posibilidades resultantes.

Además, Hensoldt ha asumido un papel de liderazgo en el Sistema Aéreo de Combate Futuro (FCAS) para el desarrollo de un avión de combate de nueva generación, que es ahora el programa de defensa estratégica más amplio de Europa. Con esta asunción del papel de liderazgo en el consorcio alemán Future Combat Mission System (FCMS), puede ejercer una influencia decisiva en la configuración de las soluciones, tanto a nivel tecnológico como de programa. Esta acción mantiene a la compañía en estrecho contacto con el cliente y asegura un extenso negocio con ganancias estables. 

En el consorcio FCMS, con Diehl Defence, ESG y Rohde & Schwarz, se están agrupando, además, todas las competencias principales de las tecnologías clave nacionales bajo un mismo paraguas. La familia de productos modulares Kalætron demuestra de forma impresionante el éxito de Hensoldt en el desarrollo y perfeccionamiento de los productos existentes, su optimización y la creación de innovaciones para sus clientes. Gracias a la tecnología que posee de sensores de vanguardia, Kalætron Integral ya es capaz de detectar amenazas basadas en radares en una fase temprana y a grandes distancias.

En 2020, Hensoldt amplió las ya amplias capacidades de la familia de productos Kalætron para incluir la interferencia activa. Con esta medida, Kalætron Attack puede, por primera vez, no sólo localizar las amenazas, sino también cegarlas o burlarlas mediante señales de interferencias dirigidas. Esto significa que el sistema puede, por ejemplo, localizar instalaciones antiaéreas en fracciones de segundo y perturbar con éxito incluso los sistemas más modernos en una gama de frecuencias extrema utilizando la inteligencia artificial. Ello expande significativamente el potencial de despliegue de las aeronaves para incluir no sólo un papel de combate electrónico activo (ECR), sino también de escolta y de interferencias en espera.   

Experiencia: la ventaja de Hensoldt a disposción del FCAS

El FCAS es mucho más que un simple avión de combate del futuro. Representa la cooperación entre naciones y socios y entre el nuevo avión y otros participantes en las misiones. Los días en los que pilotos individualmente, como Manfred von Richthofen, podían decidir por sí solos el resultado de los combates aéreos han quedado atrás. La superioridad aérea en las complejas áreas de misión del futuro la ganarán los vehículos aéreos tripulados y no tripulados conectados tácticamente en red con otras unidades en tierra y en el mar a través de una nube de combate. 

En el centro de esta visión se encuentra el FCAS, uno de los programas más importantes de Europa, tanto tecnológica como políticamente. Los países participantes pretenden desarrollar conjuntamente un avión que, flanqueado por sistemas aéreos no tripulados y en constante intercambio de datos con otras unidades, supere con creces las capacidades de cualquier avión de combate conocido y garantice la defensa de Europa. En este sentido, Hensoldt destaca por su amplia y probada experiencia en el ámbito de la tecnología de sensores para aviones de combate. 

Tanto si se trata de sistemas de radar aéreos y de inteligencia de señales, como de sensores de control de tiro o de identificación amigo-enemigo, de adquisición y neutralización de objetivos o de lucha contra las amenazas, los sensores de Hensoldt ya suministran la información que necesitan numerosos tipos de aeronaves. tripuladas y no, de día y de noche, para la vigilancia, la identificación y la adquisición de objetivos en el espacio aéreo y en el terreno de las zonas de operaciones. 

El reto consiste ahora en analizar esta avalancha de datos y hacerla utilizable en tiempo real con la ayuda de la inteligencia artificial, sobre todo para permitir la coordinación de los sistemas no tripulados previstos, porque en las futuras misiones, los milisegundos serán decisivos. Con su competencia en materia de soluciones aéreas, la compañía ya dispone del Hardware y el Software necesarios, que sigue desarrollando continuamente.

Junto con sus socios, Hensoldt ya trabaja para que la tecnología necesaria de cara a los sensores en red sea una realidad en la integración prevista de éstos y los efectores. Tras otras fases de desarrollo definidas, la planificación actual prevé el despliegue del primer demostrador en vuelo en 2027 y el FCAS estará listo para realizar misiones a partir de 2035, aproximadamente. En estos momentos, más de 50 empleados trabajan ya en las futuras soluciones para el FCAS y el MAWS y estos equipos seguirán creciendo.

Optronics, una visión clara de día y de noche

La compañía desarrolla y fabrica productos ópticos, optrónicos y de precisión para aplicaciones de defensa y otras áreas. Los productos optrónicos son utilizados en todo el mundo por las fuerzas armadas y personal de seguridad con fines de vigilancia, identificación y clasificación, así como para la medición, evaluación, orientación y autoprotección de alta precisión. Se despliegan en diversas plataformas, como submarinos, vehículos blindados, aviones tripulados y no y satélites en misiones terrestres, aéreas, marítimas y espaciales.

Los productos y soluciones ópticas y optrónicas forman parte de la competencia principal de Hensoldt. Proporcionan una visión vital en numerosos sectores relevantes para la defensa y la seguridad. Sus clientes aprecian la facilidad de uso, la fiabilidad y la amplia diversidad de productos personalizables en el mar, bajo el agua, en tierra, en vehículos blindados, a bordo de plataformas aéreas tripuladas y no e incluso en el espacio.

Entre los productos más destacados se encuentra un nuevo paquete de sensores para el vehículo blindado de asalto Puma y su programa de actualización VJTF (Very High Readiness Joint Task Force), que ofrece imágenes en color para mejorar la preparación operativa. Además, todos los Puma están siendo actualizados con su sistema de autoprotección multifuncional MUSS. Se han recibido pedidos para equipar con óptica otros carros de combate, como los Leopard y Marder, así como el vehículo de reconocimiento blindado ligero Fennek de Holanda. 

Hensoldt ha conseguido colocar su innovador sistema de blindaje SETAS (See Through Armour System) en vehículos blindados como una mejora para múltiples clientes. También desempeñará un papel importante en el futuro Sistema Principal de Combate Terrestre (MGCS). Además, la filial estadounidense, Hensoldt Inc., obtuvo su primer pedido importante, para suministrar unos 450 telémetros láser de Hensoldt Optronics para el tanque M1 Abrams de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

En el sector aeroespacial, el AMPS (Sistema de Protección contra Misiles Aéreos) para helicópteros representa un éxito rotundo. Así, espera poder equipar todos los helicópteros de transporte NH90 y participar en la actualización del Tigre Mk3. Además, ya ha firmado un contrato marco con Airbus Helicopters para equipar varios modelos de helicópteros. Esto convierte al sistema en el estándar internacional. 

Hensoldt Sudáfrica también ha contribuido de forma importante a ese éxito comercial, al adquirir pedidos de unos 80 de sus sistemas de vigilancia aérea Argos II para misiones militares, fronterizas y de patrulla naval sólo para los próximos 2 años. En el futuro se desplegará en helicópteros policiales en tres plataformas diferentes, no sólo de la Policía Federal alemana, sino también de la Estatal de Turingia.  (Ramón Gómez)

Foto de portada: Kalætron Attack puede no sólo localizar las amenazas también cegarlas o burlarlas mediante señales de interferencia dirigidas


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.