Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Hacer industria, hacer sociedad

En 2021 se celebrará en España la segunda edición de FEINDEF, la Feria Internacional de Defensa y Seguridad, que, si nada lo impide, se convertirá en la primera gran exposición post COVID-19. Este importante evento será un excepcional escaparate para que las empresas españolas puedan mostrar todo su potencial y sus capacidades para competir en la convergencia europea y en cualquier parte del mundo.

Tras una primera edición, que supuso un gran aprendizaje, la segunda supondrá el impulso definitivo para dar la visibilidad que nuestra industria de defensa y seguridad necesita; una industria avanzada que compite con cualquier país del mundo gracias al trabajo y a las inversiones en I+D+i realizadas en la última década, a pesar de la importante crisis que se cruzó entre medias, y que está mostrando su capacidad para hacer frente a las necesidades de todo un país. Una industria que proporciona riqueza y que genera empleo cualificado allí donde es más necesario. Una industria que sitúa a España en el mapa mundial de la tecnología e innovación más avanzadas.

La crisis del COVID-19 que estamos viviendo ha supuesto un importante golpe para la industria española en su conjunto, el motor económico del país, que ha visto perder un trascendente peso en la economía nacional. Con un mercado nacional paralizado y el internacional tendente a reducir su demanda de forma destacada, son muchas las empresas que se han visto obligadas a paralizar su producción de forma indefinida, traduciéndose en la destrucción de un importante número de empleos. Poco a poco se irán recuperando, pero no volverán a los niveles previos hasta pasados varios meses.

Sin embargo, el COVID-19 también ha mostrado cómo dicha industria es solidaria y responsable y ha sido capaz de adaptarse a las necesidades de la sociedad española para poner a su disposición todas sus capacidades. De esta forma, hemos visto cómo un gran número de empresas de defensa españolas han comprado y donado material sanitario o han modificado sus líneas de producción en cuestión de días para fabricar productos esenciales durante la pandemia, como respiradores pulmonares, EPI o mascarillas.

El alcance de la industria de defensa y seguridad española abarca mucho más de su propio campo y da lugar a la generación de una importante industria a su alrededor que nada tiene que envidiar. Por cada euro que se invierte en el sector de la defensa se generan 2,5 que se revierten en toda la economía nacional. Además, el sector aeronáutico, de defensa y seguridad tiene un importante peso en la economía nacional (en torno a 13.000 millones de EUR de facturación en 2019), generando más de 57.000 empleos, lo que le consolida como uno de los principales sectores innovadores en España.

Liderazgo y reconocimiento

Estos datos demuestran y ponen de relieve que España es un país líder a nivel mundial en innovación y apuesta por las nuevas tecnologías, cuyo desempeño es apreciado a lo ancho y largo del planeta. En los últimos años se ha caracterizado por desarrollar una industria competitiva e innovadora, que rivaliza con firmeza en cualquier parte del mundo representando a España con gran éxito. Este notable incremento de las exportaciones de la industria española en los últimos años ha sido el que le ha permitido subsistir en un escenario de escasa demanda nacional y destacar ante la fuerte competencia internacional.

Pese a esto, el liderazgo y reconocimiento internacional de nuestra industria se enfrenta en estos últimos años a una progresiva pérdida de peso en la economía española. En este momento sólo representa el 16% del Producto Interior Bruto (PIB) y el 14% de los trabajadores, lo que la aleja tanto del objetivo del 20% marcado por la Unión Europea para 2020, como de algunos de nuestros países vecinos. Por volumen de facturación del sector industrial, España es el quinto país de la Unión Europea, muy por detrás de Alemania, Francia, Italia y Reino Unido.

Es ahora cuando debemos ser conscientes de la necesidad de impulsar una industria nacional fuerte y competitiva, que contribuya a la tan necesaria reconstrucción económica y social que se tendrá que llevar a cabo tras la crisis, gracias a su capacidad para generar riqueza y empleo estable de calidad. España cuenta con una industria fiable, capacitada y comprometida que requiere protección y compromiso por parte de la administración pública para hacer una industria fuerte dentro de un país más fuerte.

El anuncio por parte del Gobierno de crear una industria nacional que garantice el abastecimiento y la soberanía nacional es una gran noticia para un sector fundamental de la economía del país. España necesita una política industrial que abarque todos los sectores productivos para garantizar nuestro abastecimiento y nos dote de esa soberanía e independencia, pero también para impulsar el empleo de alta cualificación en nuestros jóvenes y dé estabilidad y riqueza al país.

Necesitamos crear un país mejor y más preparado para los futuros retos a los que seguro que nos enfrentaremos y FEINDEF pone su granito de arena para que así sea: Una excelente oportunidad para visibilizar y poner en valor las capacidades de una industria líder a nivel mundial. Nos vemos en FEINDEF 21.

(Ramón Pérez Alonso)

Descargue desde aquí la revista


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.