Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Guardia Civil se queda por ahora sin pistolas Taser

La Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil ha declarado desierta la licitación destinada a adquirir 150 pistolas de efectos eléctricos incapacitantes que iba a comenzar a desplegar entre el personal de diferentes unidades. Se presentó una única empresa a la licitación, que además fue excluida por no cumplir uno de los requisitos incluidos por el Servicio de Armamento y Equipamiento Policial (SAEP) de la Guardia Civil en el Pliego de Prescripciones Técnicas: incluir una funda para la pistola entre los equipos. Sin embargo la compañía NIDEC, que distribuye en España las pistolas incapacitantes Taser, ofrece en su página web varias fundas para este tipo de pistolas.

Se hubiera comenzado así a paliar la necesidad de un arma de este tipo “menos que letal” que permite graduar las respuestas de los agentes sin tener que recurrir al armamento personal como tantas veces han solicitado tanto los propios agentes como los Jueces y las asociaciones sectoriales. Una pequeña cantidad de este tipo de dispositivos comenzó a distribuirse en mayo entre la Guardia Civil para realizar pruebas, a falta de la licitación que ahora ha quedado desierta.

La licitación contaba con un valor estimado de 375.975 euros para la adquisición de 150 pistolas incapacitantes (454.929,75 euros con impuestos) con múltiples accesorios como cargas de distintos tipos, registradores de datos, baterías, cargadores, cables de datos, dispositivos para la transferencia de datos de los registradores así como bases múltiples de carga y aplicaciones informáticas para gestionar los datos de la pistola.

Entre las municiones se incluían cartuchos para uso en condiciones de aproximación, para entorno próximo y sus versiones para entrenamiento, además de un registrador automático de eventos operativos por cada pistola, un dispositivo que asociado a la pistola permite registrar automáticamente en vídeo el empleo del arma, lo que permite mejorar la formación y disponer de pruebas visuales en caso de que sea necesario usarlas.

La compañía española NIDEC se presentó, empresa que distribuye en España las pistolas incapacitantes Taser en diferentes versiones. En España la Policía Nacional emplea este tipo de sistemas como informamos en octubre, en concreto el Taser 7, posiblemente uno de los ofrecidos por NIDEC para esta licitación. Se trata de sistemas cuya eficacia está más que contrastada como ilustramos el año pasado y cuya eficacia hemos analizado en diferentes ocasiones, como la edición de 2018 de la feria SICUR. 

Como funciona

Este tipo de dispositivos incapacitantes  se basa en disparo de unos proyectiles que impactan en la piel del sujeto a través de los que se transmite una corriente eléctrica incapacitante, evitando el uso de armas de fuego en situaciones policiales. El Taser de esta manera evita el uso del arma reglamentaria al policía y tiene además un efecto disuasorio al ser fácilmente reconocida por los sospechosos, de hecho según la empresa su mera presencia evita el uso del arma en más de un 85 % de las ocasiones. Una vez desenfundada el arma puede activarse sin disparar los dardos, de tal manera que la descarga eléctrica y su sonido son claramente visibles y audibles, con un claro efecto disuasorio como ha comprobar el autor en alguna ocasión. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Taser 7, en uso en la Policía (NIDEC)

Una de las fundas ofrecidas por NIDEC en su web (NIDEC)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.